24.5.17

Así fue la manipulación del precio de la luz que ha llevado a Iberdrola ante Anticorrupción

"El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha admitido una denuncia del fiscal anticorrupción Antonio Romeral contra Iberdrola. La eléctrica, y en concreto su filial Iberdrola Generación, está acusada de urdir un plan para alterar el precio de la luz y obtener "un lucro ilícito de 20 millones" a finales de 2013, en plena escalada del mercado mayorista de electricidad.

 La Fiscalía, según ha adelantado este jueves El País, acusa a la eléctrica de “un delito contra el mercado y los consumidores del artículo 281 del Código Penal”.

Iberdrola ya fue multada por esta conducta el 24 de noviembre de 2015 por la Sala de Supervisión Regulatoria de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que apreció una infracción “muy grave” de la Ley del Sector Eléctrico. 

La sanción, que Iberdrola recurrió ante la Audiencia Nacional, fue de 25 millones de euros, por una práctica fraudulenta que se extendió entre el 30 de noviembre y el 23 diciembre de 2013 y tuvo un impacto estimado en el mercado eléctrico de unos 105 millones, según el regulador.


Con esa conducta por la que ahora se abre la vía penal contra Iberdrola, la empresa logró un beneficio que la CNMC estimó en 21,5 millones. Coincidió con un contexto de escalada de precios en el denominado 'pool' eléctrico que forzó la anulación de la subasta trimestral (Cesur) con la que hasta entonces se fijaba la tarifa doméstica (actualmente conocida como PVPC). Esas subastas fueron sustituidas por el sistema actual, basado en el precio horario del mercado.

La práctica que ahora investiga la Audiencia Nacional consistió en elevar los precios ofertados por las centrales hidroeléctricas de Duero, Sil y Tajo, propiedad de Iberdrola, para que buena parte de su energía se quedase fuera de la casación del mercado diario en favor de otras centrales más caras, como el gas.

En circunstancias normales, la generación hidroeléctrica (que no tiene coste variable) suele colocar toda su producción en el mercado mayorista de electricidad porque oferta a precios muy bajos, aunque acabe cobrando el precio que marca la última central que permite casar oferta y demanda. 

En este caso, no fue así. Iberdrola es líder destacado en hidroeléctrica en España, con en torno al 40% de la producción de esta tecnología en 2013. Las centrales de Duero, Sil y Tajo suponen el 50% de la potencia hidráulica de España y el 86% de la de Iberdrola.

Según la CNMC, “en un contexto en que Iberdrola Generación venía ofertando con normalidad una determinada capacidad hidráulica al mercado, toma la decisión de retirarla cuando precisamente el mercado pasa a un contexto de subida exponencial de precios. Con ello, provoca la entrada de tecnologías más caras, que se hacen necesarias para cubrir la demanda, y que incrementan en mayor medida el precio de casación del mercado.

 Esta actuación no es puntual ni accidental, sino que se mantiene de forma sostenida en un período de tiempo amplio, y exige de Iberdrola Generación la corrección constante de sus ofertas (mediante la subida progresiva de sus precios) para asegurar que la capacidad que se retira se mantiene fuera del margen de casación”.

Entre el 1 y el 23 de diciembre de 2013, la energía ofertada por esas tres centrales a menos de 70 euros/MWh se desplomó un 83%, hasta un promedio de 13 GWh, mientras la ofertada a más de 90 €/MWh se duplicó con creces respecto a un mes antes, al pasar a unos 105 GWh de promedio diario. 

La mayor parte de esa energía se ofertó por encima del precio del mercado diario y, por tanto, fuera de la casación, a pesar del incremento que iba sufriendo el 'pool'. Este pasó de 53 €/MWh el 30 de noviembre de 2013 hasta promedios diarios cercanos a los 80-90 €/MWh entre el 12 y el 21 de diciembre de ese año.  (...)"                 (eldiario.es, 11/05/17)

46 familias pierden su casa cada día en Catalunya... es probable que una persona que está viviendo un desahucio desarrolle depresión, ansiedad, estrés psicológico e incluso ideas suicidas... algunas mujeres presentaban una probabilidad del 90% de tener problemas de salud mental

"46 familias pierden su casa cada día en Catalunya, según los datos del Consejo General del Poder Judicial, casi 10 al día sólo en la ciudad de Barcelona. Los precios de los alquileres se encuentran en máximos históricos, con una media de más de 800 euros en Barcelona y con una subida creciente desde el año pasado de un 11,69% de incremento, según datos de la Generalitat. 

Además, la proliferación de pisos turísticos expulsa a la población de los barrios más céntricos, apartándola hacia la periferia de la ciudad. Todo esto está comportando que muchas personas se vean forzadas a dejar su casa, ya sea por un proceso de gentrificación o por impago del alquiler o la hipoteca. (...)

Hugo Vásquez-Vera (H.V.): Una vivienda es mucho más que la parte física. Es un refugio, un lugar de protección y de seguridad. Involucra aspectos sociales muy relevantes. Allí aprendemos a relacionarnos, a entender que hay unas normas, nos da seguridad, nos hace estar bien, aumenta la autoestima... Todos estos aspectos muchas veces se dejan de lado y sólo se tiene en cuenta el aspecto físico. Por otra parte, la vivienda también involucra el barrio. 

Esto es muy relevante a la hora de hablar del acceso a los servicios públicos, al transporte, a las escuelas, los lugares de trabajo... Todo esto se debe tener en cuenta en la definición más integral de la vivienda.

¿Qué consecuencias tiene para la salud romper con la vivienda, como por ejemplo cuando hay un desahucio?

H.V.: Antes que nada hay que tener en cuenta que la salud de la gente está influenciada por aspectos sociales, políticos y económicos, no sólo por la sanidad o por los medicamentos. Estos aspectos sociales son los que más impactan en la salud de los colectivos. 

Cuando hay juicios de ejecución hipotecaria, desahucios, problemas de asequibilidad o la gentrificación, todo ello son procesos que van más allá de la parte física de la vivienda. Esto repercutirá directamente en la salud de los afectados, tanto física como mental. 

Hemos comprobado que hay más probabilidad para una persona que está viviendo un desahucio desarrolle depresión, ansiedad, estrés psicológico e incluso ideas suicidas. En 2014 hicimos un estudio con la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) donde mirábamos la situación de salud de la gente de la Plataforma comparado con la población general. 

Encontramos cifras como que algunas mujeres presentaban una probabilidad del 90% de presentar problemas de salud mental, en comparación con el 15% de las mujeres de la población general.

Por lo tanto, ¿los efectos en hombres y mujeres son diferentes?

H.V.: Sí. En la sociedad heteropatrialcal en la que vivimos, las mujeres tienen peores efectos en la salud en un proceso de desahucio. Esto es porque, en general, hay diferencias de poder, de decisión, de cargos... Son una serie de factores que hacen que haya menos capacidad de control por parte de la persona.

Andrés Peralta (A.P.): Tiene que ver con la división injusta del trabajo y de cómo se cargan las tareas de cuidados a las mujeres. Como colectivo están más ligadas a la casa. Esto hace que ante un proceso de desahucio o de corte de suministros estén más expuestas a enfrentarse con ello en su día a día.

¿También en relación al cuidado de los niños?

H.V.: El discurso que se transmite de intentar no transmitir a tu hijo el problema hace que el adulto responsable acumule todo el estrés, la tristeza y la preocupación, porque no lo está externalizando. Hay muchos casos de personas que no lo han querido compartir con la familia por miedo a no preocuparles. A los hijos, un proceso de pérdida de la vivienda les afecta directamente en cuanto al fracaso escolar y también porque rompen los vínculos con la escuela y con los amigos.

A.P.: En el caso de pobreza energética también se ven directamente las consecuencias para los niños, sobre todo encontramos peor desarrollo psicomotor, además de los resultados escolares. Cuando una familia se preocupa porque tiene que elegir entre pagar el alquiler o comprar comida de calidad, o incluso intentar que tu hijo pueda ir de excursión con la escuela, esto aumenta el estrés y la ansiedad. 

También tiene una consecuencia directa en la calidad de la alimentación y la nutrición, ya que si una familia tiene que pagar los suministros, querrá decir que estará gastando menos en comida sana, como frutas y verduras.

Por lo tanto, estaríamos hablando de problemas en la salud física y mental, pero también de hábitos saludables.

H.V.: Los impactos en la salud mental implican un mayor riesgo de depresión, estrés, ansiedad y aumento del riesgo de suicidio. Hay un estudio en Estados Unidos que demuestra cómo la gente que está en las primeras etapas de retraso en el pago tiene cuatro veces más riesgo de depresión que quien no tiene ningún impago. 

En cuanto a la salud física, hay más riesgo de sobrepeso y obesidad y de contraer enfermedades crónicas. También problemas de hipertensión arterial y de mayor mortalidad por problemas cardiovasculares. El tercer punto, y esto es clave, es el tema de hábitos. 

Una persona que está viviendo un proceso de desahucio cambiará sus conductas. Hay quien empieza a fumar por el estrés o que ya no podrá seguir teniendo una dieta saludable. ¿Qué elegirías, pagar la luz o comprar verduras? También hay casos de gente que tenían una vida saludable y hacían deporte que lo han dejado de hacer a raíz del problema con la vivienda.

Uno de los mensajes que más repite la PAH es que "no es tu culpa".

H.V.: Hay un problema muy grande en cuanto a los desahucios que es la sensación de culpabilidad y vergüenza. Esto afecta a los procesos psicológicos por culpa de esta sensación de fracaso, vergüenza, aislamiento... La PAH, además de la lucha política, busca apoderarse a la gente y ayudarles a no sentirse culpables. La sensación de no controlar tu futuro es una de las más terribles que hay.

Por tanto, ¿el sentimiento de grupo es importante en cuanto a la salud mental? 

H.V.: Siguiendo con el ejemplo de la PAH, por un lado hay un apoyo mutuo claro, de cohesión social, de hacerte sentir acompañado. Pero hay otro factor que no se tiene en cuenta en un primer momento y es que la persona que está allí se da cuenta que también puede ser útil para alguien y que le puede ayudar. Esto lo resignifica todo y hace que la persona vuelva a dotarse de identidad. Hace que entiendan que ellos también son importantes. (...)

A.P.: Tenemos que cambiar de chip, como personas y como sociedad. Debemos dejar atrás la culpabilización y entender que la vivienda es un derecho. Aunque no pague no me pueden dejar en la calle con mi familia. No se puede negociar con la vivienda.

Recientemente hemos visto la creación del Sindicato de Inquilinos .

H.V.: Todas estas iniciativas colectivas son un factor protector que atenúa los efectos negativos de la crisis de la vivienda. Por el apoyo social, por la ayuda mutua, por el hecho de sentirte acompañado, que no eres el único al que le pasa. Te ayudan a apoderarte ya quitarte la sensación de fracaso y aislamiento, a organizarte para luchar y cambiar las cosas.

A.P.: Todo va ligado. Una persona que tiene problemas para pagar el alquiler o la hipoteca, muy probablemente también tendrá para pagar los suministros como el agua o la luz. Cuando tenga que irse del barrio, seguramente irá a un menos servicios y que estará alejado del tejido social de la persona. 

Además, no pagar las deudas crea un estigma social que hace que la persona limite las interacciones sociales, causando estrés y ansiedad que puede terminar ocasionando problemas físicos también.

H.V.: En la PAH las personas afectadas reencuentran la red social que han perdido. Muchos han perdido los amigos que tenían o los círculos por donde se movían han dejado de existir, algunos de manera traumática y otros que por situaciones de la vida o por haberse ido del barrio. 

Todas las iniciativas sociales que promuevan la integración, la cohesión y el trabajo conjunto, como la PAH o el Sindicato de Inquilinos, en términos de salud colectiva son muy necesarios. (...)

Un barrio con una alta tasa de desahucio, como por ejemplo Ciudad Meridiana, ¿qué consecuencias tiene para el conjunto de vecinos?

H.V.: En un barrio que tiene una alta tasa de desahucios, no sólo afecta a la salud de los que están afectados directamente, obviamente, sino también de los vecinos del barrio que no están afectados por procesos hipotecarios. Se verá perjudicada la salud de todos por motivos tales como el efecto de las casas vacías.

 Esto puede llevar a disminuir la calidad de la infraestructura pública, los servicios, a aumentar la sensación de inseguridad... Todos estos efectos en el barrio perjudicarán la salud de las personas.

A.P.: A esto hay que añadir el estigma que se crea en el barrio. La sensación de orgullo de barrio se pierde. Además del tejido social del barrio que también se pierde. Sin embargo, esto contrasta con el hecho de que se crean procesos de reivindicación vecinal que consiguen unir a los vecinos para luchar contra el sistema. 

Esto no quiere decir que las condiciones no se deterioren, pero sin el tejido social, los resultados y los efectos aún serían peores. Hablando con gente de la PAH, ellos definen el tejido social como un factor de protección ante todos los problemas y los efectos negativos en la salud.  (...)"    

Como en Francia, el futuro de los socialistas está escrito y no es cuestión de liderazgos, porque se trata de quiebra de la confianza ciudadana en los partidos tradicionales... el PSOE caerá al umbral del 15 % de los votos válidos... entre los menores de 25 años ha perdido el 80% de los apoyos

 "Los últimos datos de la intención de voto en elecciones generales refuerzan de tal forma las tendencias observadas en el barómetro de abril del CIS, que el escenario actual es otro. 

El PP (27,0 %), ha retrocedido 1,6 millones de votos desde el 26J. sus electores se muestran ahora indecisos, desmovilizados o de regreso a Ciudadanos, que recupera a sus votantes transferidos y otros que finalmente no acudieron a las urnas el 26J, para alcanzar el 17,1 % de los votos válidos. (...)

Lo del electorado del PSOE está bastante claro. Como en Francia, el futuro de los socialistas está escrito y no es cuestión de liderazgos, porque se trata de quiebra de la confianza ciudadana en los partidos políticos tradicionales.

(...) una mejor oferta electoral del PSOE con Pedro Sánchez que con Susana Díaz. Aunque para qué, porque ninguno logrará alcanzar los 5,4 millones de votos que consiguió su partido el 26J

(...) el PSOE ya ha perdido la posición electoral. Una parte muy menor de estos votantes socialistas aterrizarán en Unidos Podemos o en las confluencias; menor, porque los electorados del 26J están muy aquilatados.

Además de estos, una parte de los votantes socialistas más mayores del candidato perdedor se desmovilizarán, mientras que otra parte significativa de los más jóvenes elegirán a otros partidos para castigar.

 Está sucediendo así, luego las incógnitas sobre el electorado del PSOE son dos. La primera es cuántos de sus votantes se desmovilizarán, y la segunda, qué otro partido conseguirá más de estos socialistas huérfanos. (...)

El resultado es que el PSOE caerá al umbral del 15 % de los votos válidos, que es transitar por detrás de Ciudadanos. Como no hay elecciones, les da lo mismo, pero el barómetro de julio del CIS se las promete épico. (...)

Los números de la moción de censura planteada por Unidos Podemos al presidente Rajoy también están muy claros. Cuatro de cada diez de los que votan están de acuerdo con la reprobación del presidente del Gobierno y eso es mucho más de lo que representa un partido político.

Lo sucedido en Francia remite a un umbral ético que imponen las sociedades del siglo XXI en el primer mundo que no alcanzan los viejos partidos como el PSOE y el PP."      ( 
      


"(...) observaremos la evolución de votos del PSOE entre las elecciones del 2008 y del 2016, con el objetivo de poner de relieve que tras la caída en las elecciones del 2011 han existido sectores de la sociedad en los que el PSOE ha continuado descendiendo, mientras que en otros ha conseguido estabilizarse y frenar la caída. (...)

LOS 'ROBOS' DE PODEMOS

 

Mientras que entre los mayores de 55 años el porcentaje de voto se mantiene, en todos los restantes segmentos de edad, es decir, todos los que incluyen a los menores de 55 años, en las elecciones del 2016 se vuelve a producir una nueva caída que ronda en muchos casos una pérdida del 50% de los apoyos del 2011 y que también deja datos como por ejemplo, que entre los menores de 25 años el PSOE ha perdido en ocho años el 80% de los apoyos que tenía cuando Zapatero logró su segundo triunfo electoral.

Es precisamente en aquellos segmentos poblacionales de edad en los que más ha descendido el PSOE entre el 2011 y el 2016, donde los nuevos actores políticos han encontrado mayores apoyos. Así, Podemos es capaz de captar más del 30% del electorado socialista del 2011 menor de 45, y un 22,1% de ese electorado que tiene entre 45 y 54 años. Por su parte, Ciudadanos ha logrado atraer para sí, más del 10% del electorado del PSOE de 2011 menor de 55.  (...)

MENOS DEL 20% EN MADRID Y BARCELONA

 

La pérdida de votantes del PSOE según el tamaño del municipio deja menos diferencias significativas que el voto por edad. Aun así, el descenso es de más de la mitad en todos los segmentos entre el 2008 y el 2016. Los datos de las ciudades de más de un millón de habitantes, Madrid y Barcelona, dejan al PSOE bastante por debajo del 20% en estos municipios.

 Donde más porcentaje de votantes se ha ido a Podemos y Ciudadanos son los municipios entre 10.000 y 100.000 habitantes (en los que Podemos supera el 20% de antiguos votantes socialistas) y las ciudades de más de un millón.  (...)

FORMACIÓN Y FIDELIDAD

 

En lo que se refiere al electorado según el nivel de estudios con el que cuentan, el PSOE ha conseguido mantener un mayor número de votantes fieles entre aquellos que tienen una menor formación (estudios de primaria o sin estudios), además el descenso se frenó en el 2011 y se ha mantenido el mismo porcentaje de apoyo en el 2016.

 Conviene tener presente, que los segmentos de población que menos estudios tienen, tanto porque en su momento la educación era obligatoria en un nivel más inferior que al del presente, así como las dificultades que tenía gran parte de los ciudadanos para formarse, coinciden con los votantes de mayor edad, en los que los socialistas mantienen aún un mayor apoyo. (...)

La caída entre los que tienen estudios de secundaria o superiores, supera los 25 puntos porcentuales entre el 2008 y el 2016, superando los 30 puntos entre los que cuentan con estudios de Formación Profesional.  

(...) según aumenta el nivel de formación, mayor descenso de fidelidad de voto socialista existe y mayor capacidad de captarlo tienen tanto Podemos como Ciudadanos, que entre los que cuentan con estudios de FP o superiores superan respectivamente el 30% y el 10% de votantes del PSOE del 2011 que optaron por ellos en la última cita electoral.  (...)

ESTABILIDAD OBRERA

 

El PSOE logró desde el 2011 estabilizar el porcentaje de apoyo electoral entre los obreros, tanto cualificados como no cualificados, tras perder en ambos más de 20 puntos en el 2011, quedándose desde entonces en torno al 30%. Tanto en ambas clases medias como en la alta, la caída electoral ha proseguido desde el 2008, superando en todas ellas los 25 puntos y encontrándose tras las últimas elecciones generales en menos del 20%.  

Es precisamente entre las clases medias y la alta donde el PSOE pierde más votantes en favor de Podemos y Ciudadanos. Entre los obreros, los socialistas conservan tasas de fidelidad de voto superiores al 65%. 

PÉRDIDAS EN LA IZQUIERDA MODERADA

 

 El PSOE sigue manteniendo su cifra de mayores apoyos entre los votantes que se autoubican en la izquierda moderada (3 y 4 en una escala de 10, donde 1 es extrema izquierda y 10 extrema derecha), aunque en ocho años ha perdido más de 30 puntos de este segmento, lo que les ha dejado por encima del 40%. Entre los votantes de extrema izquierda (1 y 2) el apoyo al PSOE descendió más de 40 puntos en ocho años, quedándose por debajo del 20%. 

Conviene recordar, que en estas posiciones se encuentraN menos votantes que en otras posiciones más moderadas, por lo que cuantitativamente en el cómputo global de votos tiene menor impacto. En cambio, entre los votantes de centro, el apoyo a los socialistas se mantuvo estable a partir del 2011, aunque tan solo con poco más del 10% de votos. 

TRANSFERENCIA DE VOTO 

 

La transferencia de voto en las posiciones relativas al 1 y 2 de la escala de autoubicación entre las elecciones del 2011 y del 2016 muestran el amplio trasvase hacia Podemos que supera en más del 40% los votantes socialistas del 2011 que habían optado por ellos. 

Por Podemos también opta un 30,9% de los electores que se autoubican en el centro de la izquierda (3) y un 16,9% de quienes ocupan la posición 4. Es precisamente en esta posición donde el PSOE es capaz de retener un mayor porcentaje de votantes, ya que casi un 75% de quienes les votaron en el 2011 lo volvieron a hacer en el 2016. 

Como era también de esperar, es en las posiciones centristas (5) y de centroderecha (6) donde Ciudadanos arrebata el mayor porcentaje de votantes a los socialistas, aunque esta última posición, en términos absolutos no resulta significante, ya que apenas optaban por el PSOE.

En definitiva, tras la desbandada generalizada de votantes socialistas producida en las elecciones del 2011, la caída de 2016 se focaliza en cambio en diferentes segmentos del electorado que han abandonado al PSOE gradualmente. Así, los votantes menores de 55 años, los que tienen estudios de FP o superiores, los que cuentan con un estatus socioeconómico medio o alto, y quienes se posicionan ideológicamente en la izquierda radical o el centro han dejado de confiar y optar por los socialistas en ese periodo electoral.


Coinciden todos ellos, con un trasvase electoral a Podemos y Ciudadanos, que como era de esperar, captan más antiguos votantes socialistas del 2011 en aquellos sectores donde el PSOE menos logra retener, a los que habría que sumar los votantes socialistas del 2008 que en el 2011 ya no optaron por el PSOE y que en el 2016 lo podrían haber hecho por las formaciones de Iglesias y Rivera."                    (Eduardo Bayón , Politólogo, El Periódico, 19/05/17)

El Castor es un proyecto-estafa, un negocio garantizado por las espaldas de la ciudadanía, una representación cuasi pornográfica del poder de las élites extractivas.

"Hemos tenido que esperar 4 años para que el informe encargado por Enagás al Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y la Universidad de Harvard confirmara la relación directa entre la operación de inyección de gas colchón del almacén Castor y los seísmos producidos en la zona

El conocido principio de la Navaja de Ockham, es decir, la explicación más sencilla es la más probable, apuntaba a que los que estaban manipulando el subsuelo son los que hicieron que éste temblara. Pero claro, si un informe científico lo ratifica, mejor. Si además viene de los Estados Unidos, aún mejor. 

Por desgracia, el estudio también ha confirmado que la falla de Amposta ha quedado desestabilizada y que hay peligro de mayores seísmos, -incluso de 6,8 en la escala Richter-, si se realizan las tareas de desmantelamiento del almacén. Es decir, las plataformas terrestre y marítima del Castor están destinadas a formar parte del paisaje de las tierras del Sénia por unos cuantos años. 

Y esto no es gratis, el mantenimiento anual sale a razón de 16 millones de euros que se incorporan a los peajes de nuestras facturas del gas , junto a la conocida indemnización de 1.350 millones de euros (con intereses, 2.420 millones en 30 años).

 En realidad, si se quiere conocer el importe de todo lo que pagaremos por el Castor, hay que sacar la calculadora y sumar numerosos “pequeños gastos”, todos ellos con cifras de seis ceros, que son el ejemplo más crudo de lo que significan las garantías públicas para los proyectos privados de gran envergadura

Pero no nos perdamos en cifras. Lo más importante aquí es entender la lógica que apuntalaba el negocio del Castor. Imaginemos por un momento que queremos emprender un negocio en un sector en el que no tenemos experiencia. Situación de riesgo, ¿verdad? No tanto. 

El Estado nos dice que nos pagará todos los gastos hasta que lo pongamos en marcha y que, si en algún momento no lo vemos claro o cometemos un error grave y decidimos abandonar, nos indemnizará con todo lo invertido. Además, cuando el negocio esté en marcha nos pagará una cantidad anual para que podamos seguir adelante, aunque éste no funcione. 

Esas son las garantías públicas concedidas al proyecto Castor . Por un lado, la empresa ACS de Florentino Pérez no tenía experiencia en almacenes de gas, aunque las grandes empresas como ACS pueden comprar la capacidad técnica de otras empresas, y lo hizo asociándose con la canadiense Dundee Energy. 

Florentino consiguió firmar un contrato con la administración de José Luís Rodríguez Zapatero que blindaba el proyecto garantizando una indemnización incluso en el caso de renuncia . La indemnización se hizo efectiva 27 días después de que ACS abandonara el proyecto. Por otro, el almacén estaba dentro de la planificación gasística y, por tanto, recibiría en el futuro unas retribuciones anuales, aunque no se usara al ritmo esperado, como está pasando con las plantas de importación de gas y las centrales de ciclo combinado. 

¿Riesgo? ¿Qué riesgo? Las grandes empresas como la ACS de Florentino Pérez se erigen como todopoderosas y tienen mecanismos muy bien engrasados para transferir el riesgo hacia la esfera pública. 

El Castor es, por encima de todo, un proyecto-estafa, un negocio garantizado por las espaldas de la ciudadanía, una suerte de barra libre de dinero público en un Estado bajo medidas de austeridad , una representación cuasi pornográfica del poder de las élites extractivas. 

¿Responsables? ¿Qué responsables? Ni el gobierno de Zapatero , que firmó un contrato totalmente abusivo, ni el gobierno de Rajoy, que ejecutó sin pestañear el pago de la indemnización, son responsables. 

Tampoco el Banco Europeo de Inversiones (BEI), la institución pública que facilitó la inversión para el Castor. Y por supuesto, nada tiene que ver con ACS ni con Florentino Pérez; era un proyecto difícil que no salió del todo bien. Existe la confianza suficiente entre el gobierno y Florentino para saber que la próxima saldrá mejor. 

¿No les recorre por el cuerpo una sensación de indignación? ¿y si añadimos las autopistas radiales, el túnel de Le Perthus, la indemnización a Avertis, la línea 9 del metro de Barcelona, y los conocidos AVEs sin pasajeros y aeropuertos sin aviones? El Estado español tiene un currículum demasiado extenso de transferencia de dinero público a las grandes empresas. 

En el caso del proyecto Castor en particular, cabe preguntarse: ACS, ¿continúa recibiendo licitaciones públicas? ¿qué ha cambiado de su operativa que permita asegurar que un nuevo Castor no pueda suceder? Si la respuesta es “sí” y “nada”, tenemos un problema.(...)"               (Alfons Pérez
  (Observatorio de la Deuda en la Globalización - ODG), Rebelión, 19/05/17)

Entresijos de las elecciones presidenciales de Irán

"“¡Asesino, torturador, ladrón, corrupto, misógino, pirómano, belicista, mentiroso y estafador!” Así son definidos los candidatos a ocupar el sillón presidencial de la República Islámica (RI) no sólo por las fuerzas de oposición (todas ilegalizadas) sino por los propios candidatos, que en una lucha encarnizadas han aireado los trapos sucios de su rival ante la mirada de los ciudadanos, que estupefactos son testigos de una nueva fase de la atomización de la RI, cuya instalación en 1979 puso un penoso fin a una grandiosa revolución progresista, por la justicia social, libertad e independencia del país.

Para descifrar los entresijos de esta campaña, su significado para la sociedad iraní y su lugar de Irán en la escena internacional, hay que tener en cuenta los siguientes datos: 

La RI que no es una república donde los ciudadanos son iguales ante la ley, sino una versión singular de Apartheid con la venia de Dios, en el que, por ejemplo, no pueden presentarse como candidatos en las elecciones presidenciales:
  • La mitad de la población, o sea, las mujeres;
  • Las minorías religiosas, entre ellos los 18 millones de musulmanes sunnitas baluches, kurdos, turcomanos, árabes, persas, así como los cristianos, judíos, zoroastrianos, budistas y bahaíes;
  • Los no creyentes y ateos;
  • Los críticos, disidentes políticos, cientos de miles de ex presos políticos, y los actuales activistas encarcelados, que llevan varias semanas en huelga de hambre, entre ellos Atena Daemi, condenada a 11 años por criticar la pena de muerte que cada día arranca la vida de unas 3 personas, incluidos los menores. O la pintora Atena Farahani que cumple una condena de 14 años por una ilustración satírica sobre las autoridades, o el clérigo Hosin Brouyerdi  que lleva 11 años encerrado por denunciar el abuso de la religión por los hombres de sotana que gobiernan el país.  
El candidato, además de ser hombre y chiita deben ser leal al “líder” Ayatolá Alí Jamenei, que ocupa el cargo inventado por Jomeini del Welayt-e Faghi (Tutela del jurista islámico). Él es designado por una élite religiosa afín, que no por los ciudadanos. y ostenta los poderes de un monarca absolutista: el ejerce todos los poderes, determina la política exterior e interior, y tiene facultad de vetar las decisiones de los órganos electos, como la Presidencia y el Parlamento, e incluso suspender dichas instituciones. 

El presidente debe ejecutar sus órdenes, y responder ante él que no ante los ciudadanos.

Los candidatos pertenecen a las facciones y familias de la RI, y se agrupan en los partidos religiosos-chiitas. Los partidos políticos, cuya función es representar los intereses de distintas clases sociales, están prohibidos, entre los cuales están: el partido Tudeh (comunista, fundado en 1920); el Partido Democrático de Kurdistán (1945), y otros partidos de las minorías étnicas que componen hasta el 55% de la población iraní donde los persas son la minoría mayoritaria; la Organización Democrática de la Mujer Iraní (1951) cuya dirigente Maryam Firuz, condenada a muerte por el Sha, pasó 9 años en la cárcel y 13 más en el arresto domiciliario hasta su muerte en 2008; el Frente Patriótica, fundado por el Primer Ministro Mosadeq, el artífice de la nacionalización de la industria petrolífera en 1952; 

La organización islamista de Muyahedines de Pueblo (1965), y la organización socialista de Fedaines del Pueblo (1971). 

Así, los obreros, campesinos, estudiantes, y el resto de la sociedad iraní están convocados a votar que no a elegir a su representante. 

¿Quién será el presidente? 

Tanto Hasan Rohani como Ebrahim Raisí son  de derecha islamista, sacerdotes y hombres del sistema. Para este sufrido pueblo, la elección entre uno y otro -salvando las distancias- se asemeja a escoger entre Emanuel Macron o Marine Le Pen para los franceses, y con un determinante matiz: que en la RI es el “Líder” y los guardianes islámicos quienes deciden sobre el nombre que saldrá de las urnas.

 No existe ningún mecanismo de control sobre las mismas, las papeletas, el recuento de los votos y su lectura. Con el recuerdo vivo del fraude electoral del 2009, el equipo de Rohani está en estado de alerta por el temor a otro golpe de Estado palaciego, ya que es el favorito de un 70% de los electores. 

También están vigilantes millones de sus votantes, dispuestos a ocupar las calles, evitando el triunfo de Raisí, el hombre de la ultraderecha fundamentalista, respaldado por Jamenei y los militares, que tras acabar con los reformista, pretenden eliminar a los “moderados”. De allí, la amenaza de Jamenei de que aplastaría cualquier “tensión” durante y después del proceso electoral. 

Pero, Rohani no es fácil de roer: acusó a su rival de haber dirigido el comité de inquisición que en el verano del 1988 llevó a cabo la orden de Jomeini de ejecutar a 4482 presos político, en su gran mayoría marxistas. Pero, ha escupido hacia arriba: su propio ministro de Justicia, el ayatolá Pur Mohamadi formaba parte de aquel “Comité de Matanza”.

Así, las elecciones en Irán sirven para tres cosas: que el pueblo conozca las maneras de ajustar cuentas con el poder; que sea la única oportunidad de que puedan echarse a las calles, puesto que es ilegal manifestarse contra los representantes de Alá en la tierra; y para que la RI se presente ante el mundo como una república democrática.

Según la prensa oficial, la mitad del electorado está indeciso, y un tercio no va a votar. La mayoría de los partidos de la oposición han pedido el boicot, entre ellos el partido Tudeh, y los seis partidos kurdos; argumentan que la jugada de la RI de forzar al pueblo de elegir entre “el mal y el peor” es una habitual artimaña del poder para bajar el nivel de las reivindicaciones populares y sacar rentabilidad de su desesperación, colocándoles entre la espada y la pared.  

Economía: el telón de Aquiles de la RI

El desempleo del 31% de los jóvenes, y la pobreza del 45% de la población (ambos datos oficiales) y el incesante cierre de talleres y fábricas es la principal preocupación de todas las facciones. Al reducirse la amenaza de un ataque militar de Estados Unidos, el temor al estallido social pone en peligro a la RI. 

La propuesta de Rohani es reducir el gasto en ayuda directa a los necesitados para invertir en los proyectos estructurales (¿por qué no lo hizo en su mandato?). Mientras Raisí, como buen clérigo que es, ofrece limosnas en efectivo a los pobres, y de allí no sale.

Que la economía de Irán no despegue no es por falta de inversiones extranjeras (debido a las amenazas de Trump y la incertidumbre que genera su estrategia respecto a Irán), que a pesar de la renuncia de Teherán al programa nuclear, no llegan como se esperaba. 

El salvaje neoliberalismo, unido a una corrupción monumental, un sistema político medieval que pide ser islamista y leal al régimen para ocupar un puesto de trabajo, así como el dominio de los militares –como denuncia el mismo presidente de la RI-, impiden que el pueblo, el verdadero dueño de la primera reserva mundial del gas y la cuarta de petróleo, viva dignamente. 

La cúpula militar controla el ministerio de Petróleo, el de Seguridad y el de Cultura, y la Radio Televisión pública, entre otras instituciones.   (...)

En 1992 la RI reformó la Constitución para privatizar las empresas nacionalizadas al principio de la revolución del 1979, cediéndolas al clérigo y los militares. 
 
De hecho, los 45 mineros que murieron en una explosión de mina de carbón, el 2 de mayo trabajaban en la mina propietaria de basiy «Reclutas» (grupo paramilitar creado a la imagen de los “camisa negras” italianos), según la denuncia de Rohani. 

Allí no sólo el nivel de seguridad era cero, sino que varios de los fallecidos no habían cobrado sus salarios desde hacía meses, y todos con contratos temporales. El régimen mientras se sienta en la mesa para negociar con Estados Unidos, el antiguo Gran Satán, prohíbe los sindicatos y se niega a sentarse a escuchar a los trabajadores. 

Un gravísimo error de cualquier régimen que al prohibir los partidos y organizaciones que funcionan como intermediarios entre el poder y la ciudadanía, se tendrá que enfrentar con los trabajadores de forma directa. (...)"                   (Nazanín Armanian , Público, 19/05/17)

El extraño silencio de los políticos alrededor de la opa de Atlantia sobre Abertis, ¿cuántos están comprados?. Contrasta con lo que pasó en Italia hace 10 años, cuando era al revés

"La opa del gigante italiano de las autopistas Atlantia sobre Abertis ha tenido una consecuencia inesperada: un sorprendente silencio político alrededor de una operación de más de 16.000 millones, en la que está en juego el control de una empresa cotizada del Ibex 35 y un negocio regulado por la Administración con tanta relevancia pública como los peajes, una cuestión especialmente sensible en Cataluña.

Pero, tanto en Cataluña como en Madrid, las fuerza políticas de cualquier color han evitado pronunciarse sobre la opa de Atlantia. Puertas afuera, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna (PP), ha evitado comentar la opa y se ha limitado a señalar que el Gobierno tendrá que autorizar el traspaso de las concesiones “pensando siempre en el interés general de los españoles". Ni más, ni menos. Y eso que el principal activo de Abertis, la AP-7, es una concesión del Gobierno central.

Más sorprendente es el caso de Cataluña. Muchas de las concesiones de Abertis han sido otorgadas por la Generalitat, como el Túnel del Cadí, Tabasa o la C-32, que une Barcelona con Sitges. Pero la clase política catalana se ha mostrado ausente en la cuestión de la opa. El 'conseller' de Territori i Sostenibilitat, Josep Rull (PDeCAT), no ha dicho esta boca es mía sobre la operación. Y ni siquiera la CUP, la extrema izquierda más radical de España, se ha pronunciado en ningún sentido. 

ERC, que impulsó en 2012 la campaña 'No vull pagar' —no quiero pagar—, gobierna ahora en Cataluña, pero las gestiones de su líder, Oriol Junqueras, que ahora es vicepresidente económico, no han ido más allá de pedir una reunión con La Caixa para hacer un seguimiento de la cuestión. Ni un pronunciamiento, ni una declaración, en una comunidad autónoma donde los peajes en las autopistas siempre se han visto como un agravio comparativo más con el resto de España, que disfruta de muchas más autovías gratuitas. (...)

El silencio de la clase política española contrasta con lo que pasó en Italia hace 10 años, cuando Abertis quiso hacer la misma operación pero al contrario: una fusión amistosa con Autostrade —ahora denominada Atlantia—. Entonces fue el ministro de Transporte italiano, el exfiscal Antoni di Prieto, quien lideró la oposición al proyecto y el que después de un año de fuertes tensiones políticas consiguió hacerlo descarrilar.

En cenáculos políticos y empresariales madrileños se especula con lo que en Cataluña se denomina una 'torna', una operación de vuelta en la que Enel vendería Endesa —o lo que queda de Endesa— a Gas Natural como compensación a la opa sobre Abertis, según apuntan algunas fuentes financieras. Pero otras fuentes lo descartan del todo y recuerdan que el Gobierno Rajoy nunca ha tenido prioridades estratégicas en el control de las grandes empresas españolas, como se vio, por ejemplo, con la venta de la petrolera Cepsa a IPIC en 2011.

 El contexto político no ha jugado a favor. Tampoco que la operación se filtrase antes de que Atlantia la tuviese lista. Pero una vez presentada ante la CNMV, los partidos españoles siguen de espaldas a una opa que supondrá el cambio más significativo en el capitalismo español desde el desembarco de Enel en Endesa.  (...)

El último factor que también ha sido determinante en la opa más desdibujada de la política española ha sido que el Ministerio de Fomento no sabe qué hacer con los peajes. El PP se ha mostrado partidario del fin de los peajes cuando acabe la vida de las concesiones actuales. Pero no hay consenso en cómo financiar el mantenimiento futuro de toda esta red de vías. La Generalitat ha hecho una propuesta al ministro De la Serna, pero la tensión soberanista lo enturbia todo. Y sin un modelo claro, tampoco se sabe dónde encajar la opa de los italianos."                  (Marcos Lamela, El Confidencial, 23/05/17)

23.5.17

Pedro Sánchez gana, pero pierde Andalucía, el bastión del PSOE... ¿guerra civil socialista?. El nuevo secretario general no es más que una creación involuntaria de todos sus adversarios


"El triunfo de Pedro Sánchez en las primarias socialistas abre un nuevo escenario político a partir de hoy. 

El que fuera ya secretario general del PSOE recabó el apoyo de uno de cada dos militantes que votaron ayer, imponiéndose con holgura a su principal rival, Susana Díaz, (...) Sánchez tan solo perdió frente a Díaz en las provincias andaluzas, Ávila, Badajoz, Cuenca y Huesca, además de en Vizcaya y Guipúzcoa, donde el ‘local’ Patxi López se impuso a sus dos contrincantes. (...)"        (El Confidencial, 22/05/17)


" La victoria de Pedro Sánchez contra Susana Díaz tiene más valor por lo que entierra que por lo que aflora. 

El nuevo secretario general no es más que una creación involuntaria de todos sus adversarios, que en su empeño por masacrar su figura la han engrandecido desarrollando una especie de héroe de la militancia.

Con cada embestida furibunda del aparato, el político y el mediático, ha construido su relato contra las oligarquías del extremo centro socialista que tan bien representaba él antes de ser laminado por La Brunete de pana en el golpe palaciego del pasado mes de octubre.

El hombre que pactó con Ciudadanos, llamaba populista a Podemos de la mano de Cebrián, Felipe y Susana, y defendía de forma entusiasta la reforma del artículo 135 de la Constitución, ha acabado erigido en un referente de la izquierda y las bases por el descrédito de sus detractores y en comparación con los que combatía.

Sánchez es lo que fue, no lo que ahora aparenta ser por un interés sobrevenido, ni siquiera calculado, que le ha servido en bandeja el aparato socialista. El relato del “no es no” era tremendamente poderoso entre la militancia del PSOE y todos parecían empeñados en dotar a Pedro Sánchez de un arma de construcción masiva de apoyos, que él supo instrumentalizar de manera efectiva.

Todos los movimientos que realizó tras su salida como secretario general pudieron haberle hecho explotar entre las manos la carga del arma dada, pero supo convertirla en la clave de bóveda del edificio de su renacimiento.

A Pedro Sánchez le ofrecieron un relato, una historia, un argumento de movilización y de unión efectiva, racional y emocional. Lo aprovechó y arrasó a quien solo tenía como herramienta discursiva la responsabilidad institucional de darle el gobierno a su enemigo histórico, a un partido imputado por una corrupción que alcanza hasta su médula, y a cambio de nada. ¿Qué podía salir mal?

El PSOE histórico ha sido vapuleado por todos los militantes que antes habían tenido como referentes políticos, vitales, y emocionales a Felipe González, Alfonso Guerra, o Jóse Luis Rodríguez Zapatero. La victoria de Sánchez ha sido el hundimiento del PSOE hasta ahora conocido. La derrota de Susana Díaz es la del PSOE de siempre -como ella remarcaba en sus mítines-, significa el derrumbe de un imaginario construido con los mimbres del relato de la cultura de la transición.

Suresnes ha colapsado y ha sepultado a Isidoro. El mito del PSOE de 1982 se ha esfumado, Felipe González ha dejado de ser el obrerista de chaqueta de pana para convertirse en el lobista de las eléctricas y defensor de las oligarquías latinoamericanas. Se acabó la pos-verdad prisaica.

El otro gran derrotado, el cebrianismo. El País fue el gran arquitecto del armazón ideológico y propagandístico del PSOE que servía como garante institucional del modelo que preservaba los privilegios del sistema surgido de la transición.

De las manos de Polanco, el diario de Prisa construyó todo un imaginario que ha cincelado el armazón de la hegemonía cultural en España. Su poder de influencia a la hora de establecer el discurso aceptado como referente del progresismo ha marcado la historia de estos 40 años de democracia. Eso se terminó.

El diario, antaño referente, ha perdido la capacidad de influir incluso entre la militancia del PSOE. Su último editorial es el epílogo de una deriva incalificable trufada de insultos y descalificaciones a todo aquel que ose no seguir los designios marcados desde sus páginas.

 Las letras cebrianas califican la victoria de Pedro Sánchez como la rendición al populismo de los más de 70.000 militantes que han optado por su opción frente a la racional, moderada y constructiva candidatura de Susana Díaz:  (...)"            (Antonio Maestre, La Marea, 22/05/17)


"La victoria de Sánchez convulsiona al PSOE y abre una etapa de incertidumbre en España.

 Pedro Sánchez se convirtió este domingo en el Donald Trump de la política española al arrasar contra pronóstico en unas primarias socialistas por la Secretaría General a las que se presentó contra todos los pesos pesados del país: contra los 'aparatos' del PSOE que, con Felipe González, José Luis Rodríguez Zapatero, Alfredo Pérez Rubalcaba y los barones a la cabeza, habían apostado abiertamente por Susana Díaz; contra el Gobierno que no disimulaba su preferencia por la andaluza, e incluso contra los poderes económicos y mediáticos.

El renacido Sánchez ha goleado en todas las federaciones, excepto en Andalucía, y ahora se abre una etapa muy delicada internamente porque, a buen seguro, esos mismos aparatos intentarán condicionarle eligiendo mil delegados al 39 Congreso (16-18 de junio) que "reequilibren" su elección y, sobre todo, impidan a Sánchez llevar a cabo el 100% de su proyecto.

Porque, si cumple lo prometido, piensa modificar la ponencia redactada por su adversario Eduardo Madina, para "abrir el partido a la militancia". Eso incluye reformar los estatutos para convertir en obligatoria la consulta a las bases para quitar a un secretario general y para ratificar los acuerdos de gobierno.

 Además, piensa blindarse y anulará la posibilidad de obligarle a dimitir en caso de que a los barones volvieran a forzar la marcha de la mitad más uno de los miembros de su Ejecutiva, como ocurrió en vísperas del dramático Comité Federal del uno de octubre que precipitó su dimisión.      

¿Y qué harán los perdedores a partir de hoy? Para saberlo va a ser clave el resultado, este próximo fin de semana, en los congresillos provinciales donde se elige a esos mil delegados. A diferencia de lo que ocurrió en 2014, y en previsión de una victoria de Susana Díaz, la gestora dispuso que su elección fuera a la semana de las primarias con la clara intención de diluir la posible oposición de Sánchez.

Díaz y los barones creían tener controlado el proceso interno que se abre hoy, pero desde este lunes, los que están en la oposición son ellos; y cuatro en malísima situación para revalidar su poder en las secretarías generales respectivas en los congresos regionales de julio por haber perdido: este es el caso de Guillermo Fernández Vara en Extremadura (a quien ya le ha salido una contrincante para el próximo congreso regional, la exconsejera Eva Pérez); del presidente castellano-manchego, Emiliano García-Page, a quien puede disputarle la secretaría del PSOE regional el diputado sanchista por Albacete Manuel González Ramos; y de los presidentes valenciano, Ximo Puig, y asturiano, Javier Fernández, cuestionados también en sus federaciones.

¿Cuál será la correlación de fuerzas de esos delegados? ¿Logrará Sánchez inclinar la balanza a su favor? Anoche ya se dio una primera señal de desmoronamiento del poder provisional que ha representado en estos nueve meses la gestora dominada por Díaz en la sombra: dimitió el portavoz del Grupo Socialista, Antonio Hernando

Su continuidad, aunque fuera provisional hubiera sido un contrasentido porque Hernando, que primero fue mano derecha de Pedro Sánchez en el Congreso, luego se mantuvo y defendió la abstención en la investidura a Mariano Rajoy.

 ¿Y qué va a pasar con Susana Díaz? El asedio a su liderazgo político en Andalucía por parte de PP y Podemos, pese a la firmeza del acuerdo parlamentario con Ciudadanos, se va a ver redoblado a partir de hoy y las encuestas para el PSOE-A no son nada halagueñas. (...)"              (Público, 21/05/17)

Según el BCE el paro real en el España es de casi el 30% en lugar del 18’4% oficial


"El paro ‘real’ de la eurozona es prácticamente el doble que la tasa oficial, de acuerdo con un informe del Banco Central Europeo (BCE) que incluye también a las personas que tienen un empleo pero buscan trabajar más horas. En el caso de España, el porcentaje ascendería casi al 30%, frente al 18,4% que reflejan las estadísticas oficiales.  (...)

La subida de los salarios es una métrica clave para el BCE a la hora de calcular las dinámicas inflacionistas, ya que suele ir de la mano de un aumento en el coste de la vida. En ese sentido, una caída del paro debería contribuir a subir los sueldos, debido a que la los trabajadores tienen una mejor posición negociadora con las empresas ante la menor mano de obra disponible.

Sin embargo, el BCE constata que esta relación entre la caída del paro y el aumento de los salarios se está rompiendo. Una explicación puede ser el alto grado de ‘capacidad no utilizada’ que todavía se esconde en el mercado laboral de la eurozona.

“A pesar de una clara mejora en muchos indicadores del mercado laboral, los mercados de trabajo en la mayoría de los países de la zona del euro -con la notable excepción de Alemania- parecen estar sujetos todavía a un grado considerable de infrautilización”, señala el servicio de análisis del BCE.  (...)

“Según la definición de desempleo de la Organización Internacional del Trabajo (en la que se basa la tasa de desempleo de la zona euro), los demandantes de empleo se consideran desempleados si: no trabajan; están disponibles para comenzar a trabajar en un plazo de dos semanas; y buscan activamente trabajo”, explica el BCE.

 “Sin embargo, definiciones más amplias también pueden ser relevantes para evaluar el grado general de ‘holgura’ del mercado de trabajo, siendo dos grupos particularmente dignos de consideración: primero, aquellos que están sin trabajo pero que no cumplen uno de los otros dos criterios; y, en segundo lugar, los que están empleados a tiempo parcial, pero quieren trabajar más horas”.

El número de personas que se describen como desempleadas ha aumentado en un millón desde la crisis de 2010 hasta alcanzar los siete millones de personas y no ha disminuido mucho a pesar de la creación de empleo en los últimos dos años. Según los cálculos del BCE, el número de personas sin trabajo o que querrían trabajar supone alrededor del 18% del mercado de trabajo.

“Si bien estas medidas más amplias no pueden tomarse enteramente a su valor nominal, los mercados de trabajo de la zona del euro parecen estar sujetos a un mayor grado de ‘holgura laboral’ que el que sugiere la tasa de desempleo”.

 “Los ajustes a las medidas más amplias deduciendo los desempleados de muy larga duración y teniendo en cuenta el tiempo que los trabajadores ‘subempleados’ pasan trabajando, resulta una estimación de ‘holgura’ del mercado de trabajo del 15% en el cuarto trimestre de 2016”.

En el caso de España, el porcentaje roza el 30% del mercado laboral, si bien en 2013 llegó a superar el 35%. La situación contrasta sobre todo con Alemania, donde teniendo en cuenta también a las personas en situación de ‘subempleo’, el porcentaje de desempleo es de apenas el 10%."       (Luis Suárez, El Boletín, 10/05/17)

No voy a entrar en tecnicismos porque no sabría hacerlo, simplemente te contaré por lo que yo he pasado luchando contra el desahucio de una familia de 7 personas, de 2 a 85 años

"No amigo, no… No voy a hacer un relato erótico. Siento decepcionarte. Lo que voy a intentar contarte es mi primer desahucio como activista de la Pah Morvedre. Voy a relatar mi experiencia, cómo lo viví yo, cómo vi a mis compañeros luchando unidos contra una de las injusticias actuales mas sangrante de este país, cómo unos pocos, (por desgracia), superando el miedo, las mentiras y el engaño, han conseguido que esta noche una familia de 7 personas de entre 2 y 85 años duerman en su casa. 

No voy a entrar en tecnicismos y medidas legales porque no sabría hacerlo; simplemente te contaré por lo que yo he pasado, por lo que pasaron mis compahs, nuestras dudas, preocupaciones y miedos pero también nuestras risas y euforia final.

Todo empezó el pasado viernes cuando salta la noticia urgente de que una familia va a ser desahuciada en Sagunto, cosa que nos sorprendió a todos ya que llevábamos mas de 4 años sin desalojos en nuestra localidad. Decidimos reunirnos de inmediato a fin de organizarnos para actuar de forma correcta al día siguiente.

Hay que entender que gran parte de la Pah Morvedre actual no ha tenido que enfrentarse hasta hoy a un desahucio, (yo la primera. Sólo los mas veteranos han vivido la época mas dura de los desahucios mas salvajes) y si bien al principio había expectación y curiosidad, pronto los rostros cambiaron y la preocupación y las risas nerviosas empezaron a marcar el ritmo de la reunión.

 No olvidemos que en este país a los miembros de las Pahs y a los afectados se les trata como delincuentes sólo por defender nuestros y vuestros derechos. 

Aquí se defendía a los estafadores y se condenaban a las víctimas. Y si bien las imágenes violentas de la represión ya no están tanto al orden del día en la televisión, en España se desahuciaba a base de palos. Pues bien... Os reto a no pasar miedo las horas y noche previas a un desahucio.

A las 6:15 de la mañana subimos Oscar, Amaia y la que escribe para Sagunto. ¿Porque tan pronto? Porque por experiencia sabemos que algunos desahucios se hacen a horas intempestivas para evitar la resistencia popular en la puerta de las viviendas. Y, ¿porqué nosotros tres? Porque Amaia es la portavoz de la Pah Morvedre, Oscar el asesor legal y yo la encargada de dejar el testimonio gráfico de las barbaridades que ocurren aquí.

Ya me habían comentado que lo peor de un desahucio es la espera… (¡Se olvidaron de hablarme de maldito frío!) Aún así tengo que admitir que seguía con esta extraña excitación por poder vivir esta experiencia, cosa que me hacía sentir culpable ya que un desahucio no es nunca tema de alegría ni risa. Pero creo que todos hemos vivido esa mezcla ilógica de sentimientos cuando nos hemos visto obligados a enfrentarnos a situaciones fuera de lo común.

Sobre las 7:30 u 8:00, la afectada sale de casa temblando a hablar con nosotros sobre su caso. Aquí paso los detalles pero ya podéis imaginaros en que estado se encontraba: casi no había dormido y solo quería avisar a sus vecinos, (todos le apoyaban), de lo que iba a pasar antes de volver a meterse en su casa para no salir de ella hasta el final de todo este trance.

Sobre las 8:30 empiezan a llegar los primeros compañeros: no podéis imaginaros la sensación de alegría, compañerismo y la fuerza que te invade cuando ves llegar a lo lejos esas sudaderas rojas con el Stop Desahucios, tus compañeros, tus amigos dando botes de alegría por poder ayudar y luchar, abriendo los brazos todo lo que da de largo como diciendo “Heeey! Que la Pah ya está aquiiii!”

Poco a poco van llegando todos; los compañeros, gente afín a nuestra lucha y siempre presentes cuando se les necesita, representantes del Ayuntamiento de Sagunto… Se van instalando los carteles, pancartas y se apoya a la familia recluida dentro de la casa.

El ambiente es de tranquila espera y expectación. Los móviles echan humo, las redes sociales empiezan a despertar con los mensajes de alerta de las diferentes Pahs del país y las llamadas a abogados, juzgados y demás instituciones intentan parar lo que ya es inminente.

De repente a las 9:50 el tiempo se detiene: todos giran la cabeza hacia el final de la calle y salen del coche 2 personas con un montón de papeles bajo el brazo. No hace falta muchas explicaciones mas y todos nos levantamos de golpe.

 Este momento fue increíble para mí: sin mediar palabra y como si todos supiéramos lo que teníamos que hacer, (os recuerdo que la mayoría no habíamos estado nunca en un desahucio), ¡Boom! cada uno ocupa su puesto: unos cuantos suben a los balcones, otros muchos forman una barricada humana delante de la puerta de entrada y yo empiezo a disparar (la cámara…).

 Primero a mis compañeros formando bloque y luego a Oscar que se aleja solo hacia el final de la calle para enfrentarse a los representantes de la parte denunciante acompañados estos, como no, por un cerrajero.

Al ver tanto lío y gente defendiendo el desahucio, se pierden por la calle abajo y se meten en un bar, sin dejar de llamar por teléfono. Enseguida aparece la comisión judicial...

A la charla con todos se une Amaia y empieza una conversación que todos seguimos de lejos sin saber bien qué pensar.

Lo que se podía leer en la cara de los presentes ya no era miedo: era determinación y seguridad. Si bien las dudas y la expectación seguían atormentándonos, os puedo asegurar que no vi ni a un solo compañero vacilar. Creedme: la frase “la unión hace la fuerza” no es una frase en balde. Es el sentimiento mas fuerte que haya sentido nunca. Y no solo en esta ocasión; también lo he sentido con mi familia. Y no es por nada que decimos ser la Pah Familia.

Pasaré muy por encima las “negociaciones” porque no las hubo: “esto es así, somos unos mandados y el juez es firme en su decisión” y blablablá… Los ánimos decaen un poco y se instala un ambiente tedioso.

De repente oigo gritos de alegría y veo gente salir de unos coches con camisetas verdes y un pato (o pollo según quien) de peluche sobre las espalda: nuestros compañeros de la Pah Valencia y Paterna que viene a apoyarnos y darnos fuerza en nuestra lucha! Unos campeones y profesionales de los cantos antidesahucios que llenan la calle con sus gritos y lemas de la Pah: “Sí se puede, Sí se puede!”.

A las 10:30 por fin aparece los que faltaban..: ¡La policía! Lo que no esperábamos es que fuera la policía local ya que según los acuerdos firmados con el Ayuntamiento de Sagunto en el cuadro de la iniciativa popular “Sagunto, Ciudad Libre de Desahucios”, la policía local no puede actuar de ninguna manera en un desalojo. “Fuera, fuera de aquí!” gritamos todos. No va a mas; se van rápidamente.

Llega la prensa, el Alcalde; se contestan a preguntas y dudas. El ambiente se relaja.

Y esta vez sí que sí: a las 11:00 aparece la policía nacional. La gente se crispa. Movimientos y llamadas de los concejales que intentan parar esta locura presionando las instituciones.

Oscar sigue hablando por teléfono con la abogada de la afectada por un lado, y luego, acompañado por Amaia, con los representantes judiciales presentes. Hay mucha confusión y no se sabe muy bien como terminará todo. 

Mientras tanto en el interior de la casa la presión es demasiado fuerte y la familia empieza a derrumbarse. Los nervios no aguantan y llega una ambulancia para atender a la afectada y otros miembros de la familia que no resisten más.

Por fin una mano se levanta. Se pide silencio y se escucha la noticia tan esperada: ¡desahucio parado!

Aplausos y gritos de alegría: la gente se abraza y se felicita.

Si bien solo se han ganado unos días, esta noche una familia dormirá en su casa.

Los compañeros se reúnen y por fin, después de horas de angustia, la afectada sale de su casa. Sigue temblando, sus ojos están hinchados y su mirada perdida, pero saca la poca fuerza que le queda para decirnos, casi susurrarnos un débil y sentido: “gracias”…

Pues ya está amigo; esta ha sido mi primera vez. Así es como lo he vivido y sentido yo.

Todos estábamos rotos, cansados y con esa extraña sensación de “sí, pero no...”. Sentimiento agridulce que se te queda cuando algo ha salido bien pero no del todo porque esto no es definitivo, no ha terminado. Y no vamos a dejar que nadie nos rompa nuestra racha de tantos años sin desahucios en nuestra ciudad.

Me quedaré por fin con la reflexión del compañero Cristian, que me comentaba en el coche de camino hacia casa algo que los que estábamos fuera en la calle gritando y corriendo de un lado para otro no podíamos percibir: y es que “el verdadero drama, la verdadera tragedia no estaba abajo en la calle, Ana… Estaba dentro, en la casa”.

Estaba en esa familia atrincherada en su propia vivienda, temblando por si les sacaban a la fuerza, desesperada por verse tratada como delincuentes que no son, gente que quiere pagar, pero pagar lo justo, que se les de la razón en Sagunto como se les dio ya en Granada…

Así que ya sabéis: que no os engañen, que se haga justicia, que se obligue al gobierno a cumplir con las leyes que cada vez mas nos dan la razón, que escuchen las sentencias Europeas que regañan a España como si fuera el niño tonto y desobediente de la clase y que no paremos nunca, nunca de defender nuestro derecho y el artículo 47 de nuestra constitución:

“Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho”.               (Rebelión, 11/05/17)

Las familias que se declaran insolventes se disparan el 42,9% en un año

"Los concursos de acreedores que se declararon en el primer trimestre del año sufrieron un repunte del 3,9% con respecto al mismo periodo del año anterior. Sin embargo, la subida no se debe a las empresas, la figura habitual de estos procedimientos. El alza responde a las familias que se acogieron a la insolvencia, que son 263 en total (frente a las 1.056 empresas), lo que supone un crecimiento del 42,9% en solo un año.

La cifra de familias declaradas insolventes entre enero y marzo (262) es la más alta en un solo trimestre desde el último periodo de 2014, y la mayor para un primer trimestre desde 2010. Además, el repunte es el segundo consecutivo. En la comunidad donde más familias se acogieron a estos procesos fue en Cataluña (81 de las 263 que hay). Le siguen la Comunidad Valenciana y Madrid, con 44 y 24, respectivamente.

“Es ciertamente una subida fuerte. También crece mucho entre los autónomos”, señala Alberto Velasco, secretario técnico del Registro de Economistas Forenses, REFOR, un órgano especializado del Consejo General de Colegios de Economistas. El alza, comenta, no se debe a un único motivo, sino a una mezcla de factores. 

Pero señala que es una muestra clara de que las medidas aprobadas entre 2014 y 2015 para ofrecer una vía extrajudicial a los hogares no están funcionando. La llamada Ley de Segunda Oportunidad, explica, dejó fuera algunos aspectos clave.

“Los concursos de acreedores son procesos largos y caros. Exigen un procurador y un abogado”, recuerda. La alternativa extrajudicial que se ofreció, sin embargo, no permite incluir en el proceso, entre otras cosas, el crédito público. 

Es decir, las deudas con Hacienda o la Seguridad Social. Además, la antigüedad de las deudas para que se puedan optar a ser condonadas debe ser de cinco años, frente a los tres años que recomendaba la Comisión Europea.

“También puede haber un efecto por los avales”, señala como un factor extra que ha podido influir en la subida concursos de acreedores de familias. Tampoco estos están incluido en los procesos de la Ley de Segunda Oportunidad.

Y producen un efecto dominó. Es decir: si una persona se ahoga en deudas, la que avaló sus créditos también acaba contagiado cunado se ejecutan. De ahí que la declaración de concurso de uno, pueda llevar al concurso del avalista.  (...)"                   (Cristina Delgado, El País, 09/05/17)

Posibles planes y escenarios para la salida del euro

"Se trata de considerar técnica y políticamente las vías y los instrumentos posibles para abandonar el euro.

Tratamos de establecer que la salida del euro es una condición necesaria, pero no suficiente, para la recuperación de la soberanía popular, así como examinar todas las alternativas en un escenario post-euro y responder a la cuestión de saber cómo hacer frente a los consiguientes cambios en la economía. (...)

Vamos a considerar cuatro aspectos: los billetes de banco, las transacciones interbancarias, los controles de cambios y de capitales y la conversión (o “redenominación”) de la deuda soberana.

La vía propuesta sería aplicable en la mayoría de los países del euro, pero conviene subrayar que el caso de Grecia queda al margen, debido a diversos aspectos de la complicada situación de dicho país.

1. Billetes de banco

En el momento de la salida de un país, los billetes en euros dejan de ser de curso legal en ese país. Hay, por tanto, que sustituirlos por billetes en moneda nacional. Ahora bien, las planchas de billetes pueden haber sido destruidas y puede que no se haya producido una cantidad suficiente de billetes de reserva (si bien esto es poco probable en el caso de los países más ricos, cuyo aparato estatal se halla menos desorganizado que el de Grecia).

La solución más simple y más comúnmente imaginada se basa en los ejemplos recientes de liquidación de una unión monetaria: marcar los billetes en circulación para invalidarlos como euros y validarlos como billetes de la nueva moneda nacional hasta que se pongan en circulación los primeros billetes nacionales. ¿Es posible aplicar esta solución?

Es posible a condición de respetar una regla muy importante: hay que marcar únicamente billetes que no estén realmente en circulación, sino depositados como reserva en el banco central del país que sale del sistema (por ejemplo, en el Banco de España, si se trata de dicho país).

En efecto, los euros en circulación se convierten en deuda contraída por el banco central con sus homólogos del eurosistema en el momento mismo de la salida, mientras que con los billetes que no están en circulación, sino en posesión del banco central, eso no ocurre. El error, pues, de marcar los billetes circulantes podría resultar astronómicamente caro.

Pero ¿serán suficientes los depósitos del banco central? Sí, pues se trata tan sólo, en definitiva, de cebar la bomba. Los bancos comerciales del país que sale del sistema, que están sometidos a la autoridad del Estado por mucho que les guste hacer creer lo contrario, recibirán la orden de remitir al banco central los billetes que pasen por sus manos, de manera que las cosas irán bastante deprisa y la cantidad de billetes que podrán marcarse no será un problema.

Dejemos claro que el banco central se deshace de su deuda frente a sus homólogos en el momento en que retira el billete de la circulación, no en el momento en que decide devolvérselo a aquéllos. Y no tiene por qué devolverlo, pues un billete de euro que el banco central guarda en depósito no es dinero, es decir, no cuenta como parte de la masa monetaria. 

Por consiguiente, al reabsorber los billetes denominados en euros reduce en la misma medida su deuda (esto viene a ser el componente en billetes de la “prima de salida”) sin perder por ello la posibilidad de reutilizar esos mismos billetes, una vez marcados, como billetes provisionales de la nueva moneda.

2. Transacciones interbancarias

“Target 2” es un sistema informático que incluye componentes nacionales. Es posible, por tanto, desconectar el país X de Target 2 sin dejar de utilizar dicho sistema para la realización de pagos en el interior del país. Basta con bloquear los pagos transfronterizos.

Al convertirse la moneda del país X en una moneda distinta del euro residual en el momento de la salida, se plantea la cuestión de las operaciones cambiarias entre la moneda X y dicho euro residual. Antes de la salida, dichas operaciones no existían. Después de la salida basta con utilizar simplemente el sistema anterior al euro, que es todavía el sistema actual cuando se hacen operaciones de cambio, por ejemplo, de francos suizos a dólares, de dólares a yenes o de yenes a euros.

 Este sistema es el de los corresponsales bancarios, y las instituciones financieras conservan el hábito de utilizarlo, pues es el que emplean para los cambios de euros por otras divisas o de otras divisas entre ellas. Las dos partes en el intercambio, que tienen su sede en jurisdicciones monetarias diferentes, tienen, cada una, una cuenta abierta en un banco corresponsal residente en la jurisdicción monetaria de la otra parte. 

La porción del importe total denominada en la divisa A se liquida mediante transferencia entre la parte que tiene su sede en la zona A y el banco sito en la misma zona que ejerce como corresponsal de la parte domiciliada en la zona B, y recíprocamente para la porción denominada en la divisa B. Nada nuevo en este punto.

3. Controles de cambios y de los movimientos de capital

El país saliente estimará prudente establecer una cierta versión mínima de control de cambios y de los movimientos de capital, a fin de prevenir los riesgos de especulación contra su nueva divisa. Sin embargo, no es forzoso imponer medidas de freno tan potentes como las de China, cuya divisa, conviene recordarlo, no es convertible. Creo que la solución más simple, y que además resultaría innovadora, sería gravar las entradas y salidas rápidas, es decir, las sucesiones rápidas de transacciones de grandes importes en sentidos sucesivamente inversos.

 Esto no es posible en el seno de una unión monetaria, pero se hace necesario desde el momento en que el país saliente pasa a tener una moneda nacional. En efecto, los bancos comerciales con sede en la jurisdicción de dicho país se convierten en punto de paso obligado para las mencionadas transacciones de ida y vuelta, y se puede obligar a dichos bancos comerciales a comunicar esos movimientos a su banco central.

4. Redenominación de la deuda soberana

El país saliente tiene una deuda constituida en su mayor parte por obligaciones estandarizadas (en el caso de Francia, las OAT, BTAN y BTF). Cuando esta deuda es de derecho nacional (lo que es el caso de Francia, pero ya no el de Grecia a partir del acuerdo de 21 de febrero de 2012), esta deuda queda automáticamente redenominada en la nueva divisa nacional (es lo que se conoce como lex monetae). El argumento recurrente de la propaganda pro-euro, según el cual Francia, una vez fuera del euro, quedaría aplastada bajo el peso de su deuda, que seguiría estando en euros, es, por consiguiente, una vez más, un argumento falaz.

Puede, no obstante, quedar una parte residual de la deuda del Estado constituida por títulos emitidos con arreglo a una ley extranjera. En ese caso, y salvo que el euro como tal desaparezca por completo, la redenominación se ha de hacer, probablemente, en euros residuales, es decir, en la moneda de los países que sigan en la zona euro (una moneda que se seguirá llamando euro pero que no será idéntica al euro anterior a la salida del antiguo país miembro). 

El gobierno del país saliente puede, no obstante, proponer a los titulares una redenominación en moneda nacional y aplicar una carga impositiva mayor a los títulos no redenominados en moneda nacional. Eligiendo con buen juicio el tipo de recargo se incitaría a los titulares a aceptar la redenominación en moneda nacional.

5. Conclusión

En resumen, y dejando aparte el caso de un país en situación tan difícil como Grecia, todas las palancas necesarias para llevar a cabo la salida de un país están al alcance de los poderes de su Estado. Hay que añadir que el proceso encierra muchas menos incógnitas que el proceso inverso, es decir, la entrada de los primeros países en la zona euro, pues se trata de volver a un estado anterior, ya conocido, y no de avanzar hacia una situación desconocida.

La gestión de una salida no entraña una dificultad tan grande que no hubiera podido resolverse, hace ya tiempo, si la noción misma de salida no se hubiera convertido en un tabú. En una situación normal, las modalidades de salida deberían, además, haber quedado especificadas en los acuerdos previos a la entrada y, si hubiera sido así, a estas alturas de 2015 habrían sido objeto de un estudio y conocimiento completo y estarían perfectamente definidas. 

Que no haya sido así y que se deban amontonar los planes secretos para hacer frente a la eventualidad de una salida tiene sólo una explicación: la voluntad deliberada de hacer impensable la idea misma de salida. Esta decisión, adoptada por los padres fundadores del euro, representa una negación de la democracia de una dimensión sin precedentes. La historia juzgará. Esperemos que unos tribunales más concretos puedan también, llegado el momento, emitir su veredicto."                  (Vincent Brousseau , Rebelión, 10/10/15)