16.4.14

¿Y por qué en lugar de llevar a la miseria a un tercio de la población y de destruir la clase media no recuperan la competitividad poniendo en la calle a los dos millones de enchufados?

"A pesar de las continuas mentiras de este Gobierno corrupto de incompetentes y embusteros, cuyas promesas y previsiones se encuentran siempre a años luz de la verdad, el hecho central de nuestra economía es el nivel de vida de las familias españolas, el que más rápidamente se está deteriorando de toda la UE, cualquiera que sea el parámetro por el que se mida. 

No es que sólo siga cayendo, es que si no se produce un cambio radical en los niveles de gasto y de endeudamiento del Estado, seguirá desplomándose en todo el futuro previsible. Y lo que es mucho peor,  las expectativas de sus hijos de poder tener una vida mejor que la de sus padres y un trabajo digno son absolutamente inexistentes.

Los únicos que  tienen expectativas de mejora a costa del empobrecimiento de millones de españoles son las élites empresariales y financieras subvencionadas con ríos de dinero robado literalmente al pueblo. También los parientes, amigos y correligionarios de la oligarquía política, que no sólo conservan todos sus increíbles privilegios, sino que los incrementan brutalmente.  (...)

la renta y el bienestar de las familias van por otro lado. Se han deteriorado y siguen haciéndolo mucho más que la economía como conjunto por la sencilla razón de que este Gobierno tan corrupto como despiadado ha hecho recaer la totalidad del ajuste sobre la clase media, la clase trabajadora y sobre los más humildes e indefensos, bajando salarios, subiendo impuestos y reduciendo las prestaciones sociales a niveles intolerables.  (...)

Los costes laborales unitarios no han parado de caer y están ya casi a los niveles al inicio de la crisis, y siguen cayendo –0,2% en 2013 si corregimos el efecto de la paga extra. Los servicios esenciales, como la electricidad, han subido un 74,5% desde 2007 frente al 4,1% en Alemania o el 17,3% en Francia. Es escandaloso, esto no es un Gobierno, es una banda de saqueadores.

 Los impuestos sobre las familias medias han aumentado un 30% y la nueva reforma fiscal los elevará aún más porque se reducirán drásticamente las deducciones. Un ajuste salarial brutal al que denominan “devaluación interna”, que según estos golfos que nos gobiernan y los medios bajo su control “es imprescindible para recuperar la competitividad”.

¿Y por qué en lugar de llevar a la miseria a un tercio de la población y de destruir la clase media no recuperan la competitividad poniendo en la calle a los dos millones de enchufados contratados a dedo; echando a todos los asesores, cuyos sueldos son de escándalo; eliminando los coches oficiales; cerrando las Diputaciones, el Senado, el 80 de las empresas públicas? Pero la razón ya la explicó Rajoy: “Eso ni se toca”. 

 Son unos auténticos malvados. ¿Y por qué no se pasa a un sistema de precios regulados en el gas, la electricidad y los productos petrolíferos antes de impuestos, como ocurre en todos los países donde estas industrias están en manos de oligopolios? Esto bajaría los precios de inmediato hasta un 30%.

 ¿Por qué no se reducen los impuestos al nivel de antes de la crisis y el ajuste del sector público se hace vía reducción del gasto, que está fuera de control? No lo van a hacer y lo peor es que muchos de ustedes lo avalarán el 25 de mayo con sus votos.     

En el mejor de los casos, el empobrecimiento de las familias españolas durará años y, en el peor, decenios, y en todo caso no cesará mientras los dos partidos estatales mayoritarios, PP y PSOE, que carecen totalmente de una política económica a medio plazo, sigan gobernando este desgraciado país, endeudando masivamente a las generaciones futuras, para mantener un tamaño de Estado monstruoso, ineficiente y corrupto, y a las élites empresariales y financieras más depredadoras del mundo desarrollado.

 Pero lo realmente dramático no es que la economía española no esté saliendo de la crisis, sino que estamos entrando en una deflación, algo cuyas consecuencias se le escapa a la mayoría de la gente, para quien deflación es sólo una palabra más. Pero no lo es, sino que se trata del peor de los escenarios económicos posibles.

La deflación es hoy una amenaza para toda Europa, pero en el caso de España no es que sea una amenaza, es una realidad absoluta cuyos efectos se harán sentir sin tardar mucho. En el último análisis de Bank of America/Merrill Lynch de hace dos semanas sobre la amenaza de deflación en Europa, de los siete parámetros empleados para saber si un país está o no en tal situación, España era el único país que los cumplía todos

La deflación es un desastre para los países y las familias con deudas altas, ya que ambos disponen de menos dinero para afrontarlas y, además, los tipos de interés reales se elevan, disminuye el valor de los activos y retrasa las decisiones de consumo y de inversión. 

En conjunto, la deflación hace entrar a la economía en una espiral de efectos desaceleradores del consumo y la inversión, lo que nos hundirá mucho más aún en un largo y profundo valle de sombras."               (Roberto Centeno, El Confidencial, 14/04/2014) 

La inversión pública se derrumba hasta niveles nunca vistos en medio siglo

"España se mueve entre los extremos. Durante la etapa de expansión económica y también en los primeros compases de la crisis, en 2009, el gasto público alcanzaba el 4% del PIB, uno de los niveles más elevados de la UE y muy por encima de la media de la zona euro (2,6%).

 Seis años más tarde, y tras una durísima crisis, España se ha convertido en el país de la zona euro con menor gasto en obra civil. En 2013, la partida de formación bruta de capital ascendió a 15.167 millones, un 1,48% del PIB. Es el nivel más bajo, como mínimo, desde 1964, ejercicio a partir del cual existen cifras comparables.

La inversión pública es la partida de gasto que más ha caído en el proceso de reducción del déficit emprendido por el actual Gobierno y también el anterior. (...)"         (Cinco Días, 14/04/2014)


Cinco señales de que la recuperación económica puede ser una ilusión

"(...) El mundo de 2014 no es diferente del de 2004. El empujón proporcionado por el dinero barato ha hecho que se moviera la economía global. Es baja la inflación medida por el coste de bienes y servicios, pero los precios de los activos están empezando a zumbar. Los mercados financieros han vuelto a sus encantamientos. 

Se van haciendo tratos y se pagan grandes bonificaciones. La creencia popular es que lo peor ha terminado y que las perspectivas de la economía global se fortalecerán a medida que los problemas que quedan se van poniendo en orden.

Algunos analistas creen que ha vuelto la Gran Moderación – el periodo de baja inflación y continua expansión – tras el hiato causado por el crac.

Los optimistas podrían tener razón. Las recesiones tienden a ser la excepción, más que la regla, y los países acaban por volver a una tasa tendencial de crecimiento. (...)

O bien podría ser otro caso de pensamiento grupal.

Imaginemos, por tanto, que en un lapso de cinco años el FMI esté haciendo la autopsia de otro periodo de turbulencia global. ¿Cuáles se diría que fueron las señales de aviso que no se advirtieron durante 2014? He aquí cinco a tener en cuenta.

La primera sin duda ha de figurar en el WEO que se publicará el martes [8 de abril]: la dependencia de la economía global de tipos de interés excepcionalmente bajos. (...)

La segunda amenaza es un crac del mercado de bonos a medida que los bancos centrales intentan devolver la política monetaria a un marco más normal. (...)

Un suceso a lo “cisne negro” contiene un elemento de sorpresa, de modo que vale la pena echar un vistazo alrededor para ver si hay una burbuja ahí fuera que le pase a todo el mundo inadvertida, algo tan evidente que nos interpele directamente. ¿Qué tal la fracturación hidráulica? 

Se supone que la solución a las necesidades energéticas del mundo reside en el petróleo y el gas de esquisto, que es la razón por la que se ha acumulado la inversión en el sector. Sin embargo, la revista Oil & Gas Journal informaba el pasado mes de que 15 empresas de importancia han dado 35.000 millones de dólares por perdidos desde que comenzó el boom. Sacar petróleo y gas del suelo está resultando más costoso y menos rentable de lo esperado.

 Así que la tercera amenaza es que la fracturación hidráulica demuestre ser las nuevas subprime.

Por último, hay dos problemas de combustión lenta que el mundo ignora por su cuenta y riesgo. En una entrevista con el Guardian la semana pasada, Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial, previno contra el riesgo de conflictos por los recursos en el lapso de los próximos cinco a 10 años, a menos que la comunidad internacional se tome en serio lo de enfrentarse al calentamiento global.

 El catálogo de sucesos meteorológicos extremos – de inundaciones en el Reino Unido a sequías en Australia – está creciendo. La inacción de los responsables políticos respecto al cambio climático es la misma que la de Greenspan en relación a las burbujas de los precios de los activos: enfrentarse al problema en caso de que surja. Ya sabemos todos cómo acabó eso.

Kim afirma también que es necesario actuar contra la creciente desigualdad. Lo mismo dice la directora ejecutiva del FMI, Christine Lagarde. (...)

Las 85 personas más ricas del planeta poseen la misma riqueza que la mitad de la población mundial, pero parecen inconscientes del riesgo de un extendido descontento social. Lo mismo les pasó, por supuesto, a los Borbones y a los Romanov."                (Larry Elliott, The Guardian, en Jaque al neoliberalismo, 14/04/2014)

En 34 de las 52 circunscripciones sólo entren dos partidos en la asignación de escaños... lo que da un cómodo colchón al bipartidismo español

"(...) Los dos aspectos más relevantes de ese sistema que conducen a laconsolidación del estatus duopolista de nuestra estructura política son los que se refieren a la proporcionalidad y a la determinación de las circunscripciones electorales.

 La proporcionalidad se establece como norma general en todas las elecciones -con la única excepción de las del Senado, para las que rige un sistema mayoritario corregido-, aunque su aplicación se matiza con la exigencia de una proporción mínima de votos para participar en el reparto de escaños -que en las elecciones generales es del tres por ciento-, a la vez que éste se sujeta a la Ley D’Hont -que concede una prima a los partidos más votados-.

Y la circunscripción electoral es siempre la provincia, sea cual sea su número de habitantes, además de las dos ciudades autónomas, asignándose a cada una de las cincuenta existentes un número mínimo de diputados, más los que le correspondan en el reparto proporcional a la población de los escaños que exceden a ese suelo de representación

. De esta manera, actualmente todas las provincias cuentan con al menos tres diputados, con la única excepción de Soria, que tiene dos, y de Ceuta y Melilla, que tienen uno cada una.

La combinación de estos dos elementos conduce a que en 34 de las 52 circunscripciones sólo entren dos partidos en la asignación de escaños. Ello proporciona un cómodo colchón de 161 diputados que en diferente proporción se reparten los dos partidos mayoritarios. Y, a su vez, sólo en 18 provincias obtienen representación tres o más partidos.

 Con respecto a éstas, conviene puntualizar que en doce de ellas el electorado aparece fragmentado por la conjunción de dos ejes ideológicos, el que va de la izquierda a la derecha y el que se define por las posiciones nacionalistas o españolistas, lo cual complica las posibilidades de éxito electoral de los nuevos partidos de ámbito estatal.

En resumen, por tanto, nuestro sistema electoral concede una prima de representación al duopolio que forman el PP y el PSOE. Y en un ámbito menor a los partidos nacionalistas que ocupan posiciones hegemónicas en sus respectivos territorios.

 Se comprenderá entonces que la idea de la ruptura de ese duopolio resulte más un deseo utópico que una posibilidad práctica; y que, por mucho que en las elecciones europeas esos dos partidos pudieran verse castigados por los votantes, es institucionalmente inviable su desplazamiento radical en el reparto del poder.

 Lo más que razonablemente podría ocurrir es que ambos se vieran envueltos en una situación en la que resultara dificultoso formar una mayoría de gobierno, en especial si se quisiera eludir el apoyo de los partidos nacionalistas en el caso de que éstos, para darlo, exigieran el tránsito hacia la posible ruptura de la unidad nacional. 

 Tal vez entonces socialistas y populares pudieran verse abocados a dejar de lado sus diferencias para, bajo una gran coalición, enfrentar las reformas institucionales, entre ellas la electoral, que desde hace tiempo viene reclamando el deteriorado estado político y económico de España."             (MIKEL BUESA, LIBERTAD DIGITAL 16/04/14, en Fundación para la Libertad)

Cospedal ha aumentado un 170% los gastos de Alta Dirección de la Junta (o sea, sus enchufados de lujo), pasando de 22 millones en 2011 a 59 en 2014

"(...) Los únicos que  tienen expectativas de mejora a costa del empobrecimiento de millones de españoles son las élites empresariales y financieras subvencionadas con ríos de dinero robado literalmente al pueblo. También los parientes, amigos y correligionarios de la oligarquía política, que no sólo conservan todos sus increíbles privilegios, sino que los incrementan brutalmente. 

Uno de los casos más sangrantes conocidos ha sido el de la Sra. Cospedal, que a pesar de que su comunidad está quebrada –ha falseado todas las cifras habidas y por haber– ha incrementado en un 170% los gastos de Alta Dirección de la Junta (o sea, sus enchufados de lujo), pasando de los 22 millones de euros en 2011 a 59 en el presupuesto 2014. ¿Y esta corrupta institucional es la que proclama que sigamos votando al PP?

Pero hay ejemplos infinitamente más graves que habrían llevado al procesamiento de los responsables en cualquier otro país. Luis de Guindos, un auténtico enemigo público número uno, expresidente de Lehman España, donde se infló a vender basura a precio de oro molido a miles de incautos, afirmó solemnemente hace menos de un año, con la prepotencia y la mendacidad que le caracterizan, que el rescate bancario no costaría un solo euro a los españoles.

 A finales de febrero, las pérdidas irrecuperables que recaen íntegramente sobre los contribuyentes sumaban ya 49.258 millones de euros y el FMI afirmó en agosto pasado que el coste para los contribuyentes del rescate español superaría tres veces esta cifra.

 Añadan a esto Sareb, un robo inaudito donde se han comprado, con dinero que nos ha sido robado a nosotros y a nuestros hijos, 50.000 millones de la basura inmobiliaria del sistema financiero al doble de precio de su valor de mercado; donde se ha instalado una legión de enchufados con sueldos de lujo en la zona más cara de Madrid; donde se contratan estudios y encargan trabajos a los amiguetes de turno pagados a precio de oro, y que en conjunto supondrá una pérdida entre 25.000 y 30.000 millones de euros.

 Y no pasa absolutamente nada, porque un sistema judicial controlado por la oligarquía política no va a procesarle ni a él ni a nadie significativo en este régimen de poder. (...)"        (Roberto Centeno, El Confidencial, 14/04/2014)

15.4.14

Los griegos consiguen emitir un bono a 5 años por una deuda que saben no van a pagar.

"(...) Europa sale de la recesión, pero sigue siendo el farolillo rojo mundial. Aprueba por los pelos, pero sin hacer los deberes. El Fondo advierte que la reestructuración de las deudas privadas y el saneamiento bancario están inacabados y la deuda externa neta de la periferia ha aumentado desde 2011.

 Todo se fía a la mejora de las primas de riesgo. Tras la crisis subprime y las preferentes en España, los griegos consiguen emitir un bono a 5 años por una deuda que saben no van a pagar. 

Tras la peor crisis financiera en décadas, todo sigue igual. La duda es ¿volverá el BCE a hacer un test para quitar el estrés a los líderes europeos? O tras seis años de crisis, ¿sanearemos de una vez el sistema bancario y solucionaremos la crisis de deuda?

España tendrá el séptimo menor crecimiento de los países desarrollados y la cuarta tasa de paro más alta del mundo. El escenario del Fondo es deprimente. Habrá caída de población hasta 2019 y un crecimiento potencial próximo al 1%. Lo que no explica el Fondo es por qué crecerá la productividad. 

El Fondo espera que la inversión esté estancada hasta 2019, el Gobierno desmantelado la red de I+D+i y los recortes en educación son regresivos, ya que no estudiaran los jóvenes con más talento, sino con más renta.

Encima con deflación. El Fondo no incorpora la desviación de 15.000 millones de ingresos públicos sobre presupuesto en 2013, no explica por qué crecen los ingresos fiscales en ese escenario y por qué habrá un ajuste fiscal de 50.000 millones de euros sin que el Gobierno haya aprobado medidas adicionales.

EE UU confirma que hay vida después de la crisis, pero hay que acertar en la política económica. Europa sigue camino a ninguna parte y negando la realidad de sus problemas. Por eso la inversión se concentra en emergentes y el empleo y la renta se generarán allí."                ( , El País, 10 ABR 2014)

España corre el riesgo de perder una generación entera en un periodo de deflación

"(...) Ahora, los beneficios empresariales son muy altos. No creo que haya un problema de menguantes retornos sobre las inversiones. El problema ahora es que los inversores no están dispuestos a correr riesgos.

¿Por qué?

Pues porque la gente creía  en aquellas  calificaciones  triple A de activos financieros  de los años antes de la crisis, inversiones  que luego  resultaron  ser de elevado riesgo. Es decir que se han pillado los dedos . Creo que Henry Paulson y Tim Geithner  fueron excesivamente generosos con los príncipes de Wall Street y eso ha provocado una reacción.

 Ahora  hay temor de que si,  la próxima vez, va a haber un prestamista de último recurso. De ahí ese miedo al riesgo .  Todos  quieren activos de bajo riesgo. Bonos del  Tesoro de EE.UU., Alemania, Noruega, quizás el Reino Unido. (...)

¿La desigualdad agrava esto?

Si. La desigualdad crea una elevada tasa de ahorro para la mayoría  mientras  que los superricos no pueden  gastar lo suficiente para  compensarlo . Es un problema global . Tienes a las grandes fortunas del partido comunista chino  en busca de activos  inmobilarios en Nueva York

¿Crees que hay verdaderos riesgos de deflación como advierte el FMI?
Creo que el fondo esta preocupado de que la desinflación  haga muy difícil   el ajuste en países como España. Cuanto mas baja la tasa de inflación  media en al zona euro , mas difícil  va a ser para el sur. Larry Summers, en cambio , esta pensando  en una deflación mas a a largo plazo.

 Desde luego, países  como España corren e el riesgo de perder una generación entera en un periodo de  deflación que machaca a la sociedad. Esto tendrá consecuencias políticas. A veces, se dice que los años treinta dieron lugar a Roosevelt y la socialdemocracia pero  Roosevelt fue un accidente de la historia. Yo  diría que la depresión dio lugar  al fascismo y la guerra.

¿Cómo se resuelve esto?

Pues, hay tres opciones . Una es subir los objetivos de inflación de los bancos centrales . Por ejemplo hasta el  4% . Otro es lo que defiende Larry  (Summers) que es usar el estado para aprovechar esos tipos de tan bajos sobre su deuda para hacer lo que el sector privado no quede hacer. 

 Es decir que el estado se endeude más y gaste.. Tercero:   reformas bancarias, regulación y impuestos para reducir ese miedo  al riesgo. Yo optaría por las tres medidas. (...)"              (Andy Robinson

Fabra gasta 5,5 millones en publicidad institucional sacando el dinero de sanidad y educación

"El gobierno valenciano ha presupuestado para 2014 un gasto de 5,5 millones de euros en publicidad institucional tras desviar 3,7 millones de las consejerías de Educación, Sanidad y Presidencia y Agricultura al departamento que dirige Lola Johnson, la polémica secretaria autonómica de Comunicación.

Con la modificación presupuestaria, la Generalitat más que triplicará en 2014 con respecto a 2013 el presupuesto para publicidad gestionado por la Dirección General de Relaciones Informativas: Pasará de algo más de 1.5 millones a 5.5 millones. En total, el año pasado la administración autonómica preveía gastar 2,3 millones en promoción, casi la mitad que este año.

La decisión del Consell, tomada en marzo, sólo transcendió el lunes, tras su publicación en el Diari Oficial de la Comunitat Valenciana. Según Mireia Mollà, diputada de Compromís, la modificación presupuestaria supone “una desviación de fondos destinados a la educación y la sanidad para dedicarlos a la promoción institucional”.  (...)"        (eldiario.es, 15/04/2014)

La economía española tardará diez años en salir de la crisis, según BBVA

"El Servicio de Estudios de BBVA cree que la recuperación de la economía española llevará al menos una década y advierte de que la evolución posterior dependerá de cómo se gestione la salida de la crisis. (...)

Según apunta el informe, el gap que arrastra España en renta per cápita con estos países de referencia oscila entre el 20% y el 40%, y se explica, entre otras cosas, por el elevado desempleo, derivado de un "mercado de trabajo que funciona sustancialmente peor que en otros países", una población activa con menor capital humano y también por un menor capital tecnológico, herencia de un gasto en I+D sobre PIB que se sitúa alrededor del 70% por debajo del de EEUU o los países de la UE. "Estas diferencias son el resultado de una sistema de incentivos legales e institucionales inadecuados", señala el BBVA Research. 

Así, la entidad estima que, en las actuales circunstancias, incluso con un crecimiento del empleo cercano al 2% serían necesarios 10 años para recuperar el nivel de empleo de 2007. (...)"              (Públco, 13/04/2014)

El riesgo de que esta dinámica de devaluación salarial de lugar a un prolongado estancamiento (deflación) es claramente posible

"(...) Bhaduri y Marglin analizaron los efectos que los cambios en la distribución funcional de la renta pueden tener sobre el consumo, la inversión y el crecimiento económico. Su modelo parte de una constatación básica: el salario presenta una doble dimensión en nuestra economía siendo, simultáneamente, coste para las empresas y el principal determinante del consumo privado de las familias.

 A partir de ahí estos autores estudian el carácter contradictorio que tiene el impacto de una variación salarial sobre los componentes de la demanda agregada: una reducción del peso que los salarios tienen en la renta nacional conllevará, por un lado, una mejora en los márgenes de beneficios y mayores expectativas de rentabilidad, impulsando así la inversión empresarial. 

No obstante, la reducción salarial impactará negativamente sobre la capacidad de consumo de los trabajadores. Esta reducción salarial entrañaría así una reducción agregada del consumo privado que no sería compensada por el consumo que ejercen las rentas del capital, en la medida en que los asalariados presentan una mayor propensión al consumo que los empresarios, accionistas y directivos. (...)

Por todo ello, el impacto directo que sobre el crecimiento económico tenga una reducción de los salarios dependerá de qué componente de la demanda agregada pese más: si la reducción del consumo privado desborda la posible mejora de la inversión empresarial que cabría esperar de la caída salarial, el impacto general sobre el crecimiento será negativo. 

Y, viceversa, cuando en una economía la mejora de la rentabilidad y, con ello, de la inversión, sea capaz de compensar la reducción del consumo privado, el impacto de una caída relativa de los salarios será positivo para el crecimiento económico. En el primero de los casos hablamos de economías “dirigidas por los salarios” (wage-led) y, en el segundo de economías “dirigidas por los beneficios” (profit-led). (...)

 La respuesta de las élites económicas y políticas hasta la fecha no ha pasado sin embargo por una ruptura con la política económica y salarial implementada a lo largo de las últimas décadas. Todo lo contrario, se ha profundizado –hasta el paroxismo– la estrategia neoliberal de hacer recaer sobre las rentas del salario los ajustes necesarios para enfrentar los desequilibrios macroeconómicos.   (...)

Así, una reducción en los salarios puede resultar positiva para la evolución particular de una empresa pero, como ya nos advierte el modelo de Bhaduri y Marglin, en economías “dirigidas por los salarios” puede traducirse finalmente en una reducción del gasto agregado.

 Esta caída del gasto entraría a su vez reducciones en el empleo total, a pesar de los efectos positivos que la devaluación salarial pueda tener sobre los beneficios empresariales y la rentabilidad, o sobre el sector exportador. De este modo, la mejora de la rentabilidad no llegaría a transformarse en inversión efectiva fruto de la falta de demanda y el avance del sector exportador no podría compensar el hundimiento de la demanda interna.

 Este parece ser precisamente el caso de la economía española: en 2013 las exportaciones contribuyeron con un 1,6% al crecimiento del PIB, si bien dicha contribución fue anulada por la de la demanda interna (-2,8%), que determinó finalmente el crecimiento negativo del PIB durante ese año.  (...)

De este modo, la devaluación salarial y la dinámica exportadora no son los factores que están actuando como motores de la recuperación. Más bien sucede al contrario: una vez llegado al punto actual, en el que las tasas de crecimiento han dejado de caer, difícilmente habrá salida de la crisis en tanto en cuanto se mantenga la política actual de recortes salariales.

 No sólo porque estos recortes dificultan la reactivación de la demanda agregada, sino porque impiden el proceso de desapalancamiento de empresas y hogares y, de este modo, mantienen latente el peso de un elevado endeudamiento del sector privado. 

El riesgo de que esta dinámica de devaluación salarial de lugar a un prolongado estancamiento, análogo al experimentado por la economía japonesa durante las últimas décadas, es claramente posible. (...)"                 (

El lobby financiero de Bruselas aparca la regulación bancaria... por 123 millones

"El lobby financiero ha conseguido retrasar la regulación bancaria e impedir que se apliquen normas más estrictas a los responsables de la crisis financiera. 

Para conseguir estos objetivos gasta 123 millones de euros al año en acciones de lobby en Bruselas y emplea a más de 1.700 grupos de presión que influyen en los eurodiputados responsables de las directivas financieras.

 De todo ello da cuenta un exhaustivo informe de Corporate Europe Observatory (CEO), cuyos autores reconocen en la página quince que se basan en cifras estimativas.

 Así el gasto oficial registrado por esta industria asciende a 97 millones de euros al año que elevan hasta los 123 al contabilizar otros 26 millones no registrados. Los grupos de presión registrados ascienden a 1.250 a los que suman otros 450 que operan de incógnito hasta totalizar los 1.700.

“Los ciudadanos tienen todo el derecho a exigir que se tomen medidas eficaces para evitar una repetición de la crisis, y que las reformas que se llevan a cabo, conduzcan al control de los mercados financieros”, subrayan los autores.

 En el informe hacen hincapié en como la regulación del sector financiero ha sido un tema candente en la Unión Europea los últimos cinco años, pero dudan de que tanto la Comisión Europea, como los gobiernos de los Estados Miembros o los propios parlamentarios cumplan sus promesas. 

Hasta el punto de que apuntan como entre las organizaciones más activas en acciones de lobby no sólo estaban las asociaciones de la industria, – involucradas en la redacción del Reglamento Financiero de la UE- como European Insurance and Occupational Pensions Authority (EIOPA), European Securities and Markets Authorithy (ESMA), European Banking Authority (EBA), European Central Bank (ECB), European Stability Mechanism (ESM), sino también compañías individuales muy vinculadas a las causas de la crisis financiera, caso de JP Morgan, Citigroup y Goldman Sachs."         (Jorge de Lorenzo, La Celosía, en Rebelión, 10/04/2014)

14.4.14

¿A quién culpa de la situación actual? La gran banca alemana hace que este país se dedique básicamente al ladrillo y al turismo

"¿A quién culpa de la situación actual?

Culpables hay mogollón. Hay muchos. Y no todos son de este país además. Esto que estamos viviendo no es solo consecuencia de una crisis. La crisis, efectivamente, ha contribuido, pero aquí venimos de una situación en la cual se ha producido una toma de poder por las finanzas que realmente nos ha llevado a situaciones de una insostenibilidad que han acabado estallando en la crisis que hemos padecido. 

Pero los problemas, insisto, no vienen de la crisis, vienen de antes. ¿Y a quien podríamos identificar como culpables? Primero a la gran banca, pero no la banca que conocemos, no al director de la sucursal. Estamos hablando de una gran banca internacional.

 Pero una banca que tiene el nombre de banca y que banqueros tiene pocos, que es la banca de inversión, Goldman Sachs, JP Morgan, son grandes corporaciones que se dedican al mundo de las finanzas y que realmente han utilizado unos instrumentos financieros que podrían considerarse verdaderas armas de destrucción masiva, porque son los que han llevado a la economía mundial a una situación de inestabilidad tan grande que ha acabado cascando.

 Esa economía llega a España, y coaccionada por la gran banca alemana, hace que este país se dedique básicamente al ladrillo y al turismo. 

En cuanto estalla la crisis estalla lógicamente la burbuja que nosotros teníamos, que era la del ladrillo, y nos lleva a una situación en la que se empiezan a producir errores de políticas económicas, y ahí sí tienen mucho que ver nuestros gobernantes. Es verdad que no tenían tampoco excesivo margen de maniobra, porque lo que se llama la Troika (Banco Central Europeo, Comisión Europea y Fondo Monetario Internacional) estaba fijando unas líneas de austeridad.

 En su momento muchos ya dijimos que estas políticas eran equivocadas, pero ahora se ha demostrado que eran absolutamente erróneas. Todo un desastre. Hay incluso quien dice que la ciudadanía también hemos sido culpables porque hemos sido cómplices, en la burbuja quien mas quien menos decía: me voy a endeudar. Pero yo creo que la ciudadanía en este caso es víctima, no cómplice. (...)"            (Entrevista a Ricardo García Zaldívar – Attac Madrid,06/04/2014)

Las SICAV... siguen

"(...) Se ha votado esta semana en el Congreso de los Diputados si quitarle o no quitarle los privilegios a las Sicav, esos instrumentos financieros que permiten a las grandes fortunas cotizar únicamente al 1%. 

Ha salido que no, claro. Se fugarían los capitales si no cuidáramos entre algodones a los especuladores y a los chorizos high standing, dice el PP. En primer lugar, y eso ya lo escuchó el presidente en sede parlamentaria, los capitales choriceros se fugan igual. En segundo lugar, como ciudadano, a mí no me importa demasiado que se fuguen los capitales.

 Este año, las empresas del Ibex han ganado más de 17.000 millones, y, sin embargo, han despedido a 121.000 empleados. Echando cuentas a lo bruto, que es como un hombre honrado echa las cuentas, nuestras doctas empresas se han embolsado 140.500 euros de beneficio por cada trabajador al que han arrojado al hambre y a la calle y a esta cotidaneidad inframundista. 

Me parece un dato que nos llama gilipollas, por mucho que los datos sean refractarios a adjetivar. Y lo vuelvo a decir. Si se nos fuga el capital, a lo mejor volvemos a calentar las mesas camillas con los antiguos infiernillos, pero seguramente viviremos y moriremos mejor. (...)"       (Aníbal Malvar, Público, 13/04/2014)

El imponer impuestos confiscatorios a las grandes fortunas es tan norteamericano como el pastel de manzana... por el temor de que se crease una aristocracia hereditaria. Como en la vieja Europa

"He recibido un correo: “Paul, usted es un traidor comunista infrahumano que debería ser deportado. Es una deshonra para los fundadores de EE UU y una afrenta a la Constitución. Los republicanos creen en la protección del dinero de los trabajadores, no de los que viven de las rentas. Todos los trabajadores, ricos y pobres, deberían ser protegidos por igual de los impuestos elevados”.

Recibo al menos uno de estos mensajes cada día. Pero es bastante interesante leer esto justo después de reseñar el libro de Piketty, porque uno de sus argumentos es que la idea moderna de que la redistribución y el “penalizar el éxito” no es estadounidense y es antiestadounidense choca frontalmente con la historia real de nuestro país.

 Un apartado del libro se titula Confiscatory Taxation of Excess Incomes: An American Invention [La tributación confiscatoria de las rentas excesivas: un invento estadounidense]; Piketty muestra que EE UU en realidad fue pionero en imponer impuestos muy elevados a los ricos: 
 “Cuando observamos la historia de la fiscalidad progresiva en el siglo XX, resulta sorprendente ver lo muy por delante que iban Gran Bretaña y EE UU, especialmente este último, que inventó el impuesto confiscatorio sobre las rentas y las fortunas “excesivas”.

 ¿Por qué era así? Piketty señala que se debió al ideal igualitario, junto con el temor de que se crease una aristocracia hereditaria. Los impuestos elevados, especialmente sobre los patrimonios, vinieron motivados en parte por “el temor de llegar a parecerse a la Vieja Europa”. Entre los que pedían una tributación sobre el patrimonio elevada por razones sociales y políticas se encontraba el gran economista Irving Fisher.

Solo para recalcar el argumento: durante la Era Progresiva, era normal y mucha gente aceptaba apoyar los impuestos elevados a los ricos concretamente para evitar que los ricos se hiciesen más ricos, que es una postura que hoy día pocas personas en la política se atreverían a adoptar.  

Y como las personas que me escriben ilustran tan gráficamente, mucha gente cree actualmente que la redistribución y los impuestos elevados a los ricos se oponen a los ideales estadounidenses, y que, de hecho, son prácticamente comunistas. No tiene ni idea (y no se lo creería) de que la redistribución es, en realidad, tan estadounidense como el pastel de manzana."              (Paul krugman, El País, 09/04/2014) 

El IPC baja un 0,1% en marzo y retorna a tasas negativas. Pero la carne sube

"El índice de precios de consumo (IPC) registró de nuevo tasas negativas en marzo al caer el 0,1 % —después de tres meses positivos y uno plano, el 0,0% de febrero—, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esta tasa negativa no se corresponde con el índice adelantado por el mismo organismo el pasado 28 de marzo, cuando lo situó en una caída del 0,2%.

Según el INE, entre los grupos con mayor influencia en la variación negativa de marzo estuvo el de alimentos y bebidas no alcohólicas (cuya tasa disminuye seis décimas, hasta el 0,5 %), como consecuencia del descenso de los precios del pescado fresco, las legumbres y hortalizas frescas, las frutas frescas y los aceites.

 Sin embargo, subieron los precios de la carne de ave, frente a la bajada que se produjo en 2013"             (Público, 11/04/2014)

Miembros de la ONG Bakea piden dinero para que no desahucien a su director

"Varios integrantes y colaboradores de la oenege Bakeaz han lanzado a mediados de febrero, y “por iniciativa propia”, una campaña para saldar “una de las deudas contraídas por esta organización”. 

En concreto, se trata de “un préstamo avalado personalmente por el fundador y director de Bakeaz estos años, Josu Ugarte, por un importe cercano a los 35.000 euros, cuya no cancelación supondría la pérdida de su vivienda”.

Bakeaz es una organización no gubernamental dedicada a la investigación fundada en 1992 por personas vinculadas a la universidad y al ámbito del pacifismo, los derechos humanos y el medio ambiente. El 8 de noviembre de 2013, la Asamblea General de Bakeaz inició el procedimiento de liquidación de la asociación “porque las deudas y los riesgos asumidos ya no eran ni son soportables”. 

Apenas un año antes, en diciembre de 2012, el Gobierno vasco otorgó a Bakeaz el Premio René Cassin de Derechos Humanos de ese año. Este galardón, una distinción honorífica y 12.000 euros, reconoce a personas o colectivos que, por su trayectoria, se hayan comprometido con la promoción, defensa y divulgación de los derechos humanos.

Según los promotores de esta iniciativa, “la prolongada crisis ha acabado con el proyecto Bakeaz, siempre frágil y delicado desde la perspectiva de su viabilidad económica, pero que se había mantenido gracias a la enorme generosidad de muchas personas”.

 En su carta, los integrantes de la Junta Directiva y colaboradores de Bakeaz que avalan esta campaña piden que cada quien haga sus aportaciones económicas para cancelar la deuda “en la medida de sus posibilidades” y “evitar las graves consecuencias que acarrearía a nuestro compañero y amigo” Josu Ugarte.

 Según ha podido saber Mar de Fueguitos, hasta el pasado 1 de abril la cuenta abierta en Kutxabank para “reducir la deuda de Bakeaz” había recibido 35 aportaciones y recaudado 13.000 euros. (...)"       (Gorka Andraka, Rebelión, 14/04/2014)

La ayuda a la banca es un 77% mayor de lo que anunció el Banco de España

"El volumen de dinero público empleado o "comprometido" por España en apenas tres años con el rescate de su sistema financiero ronda los 108.000 millones de euros, un 77% más de los 61.366 millones que anunció el Banco de España

Más de la mitad de la ayudas, unos 57.000 millones, se ha gastado en aportaciones directas al capital de las entidades financieras. Aquí puedes leer más sobre las ayudas públicas en el proceso de recapitalización del sistema bancario español.

De esos 57.000 millones, unos 50.800 millones salieron del Estado, a través del FROB, y el resto de los Fondos de Garantía de Depósitos, que se nutren de las aportaciones de las propias entidades.

A continuación figura una partida de 28.666 millones de euros comprometida también por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y los Fondos de Garantía de Depósitos, que son las pérdidas máximas que se pueden llegar a cubrir en entidades vendidas con esquemas de protección de activos.

Parece prácticamente imposible que se acabe desembolsando esta cantidad, pero ya que el comprador disfruta de estas garantías, el Tribunal de Cuentas considera que esta cantidad se debe sumar a los fondos públicos "comprometidos" por España con el sector.
Además, en su informe de fiscalización de la legalidad de las actuaciones del FROB, de los Fondos de Garantía de Depósitos y del Banco de España sobre la reestructuración bancaria en el periodo 2009-2012, el Tribunal de Cuentas suma líneas de créditos concedidas a las entidades por un máximo de 16.300 millones.

Por entidades, a tenor de las ayudas recibidas y el volumen de recursos públicos comprometido, Banco CAM, creado por la extinta CAM alicantina, con 24.861 millones, es el que más dinero acapara, por encima de los 22.426 millones de Bankia y su matriz BFA.

En el caso del Banco de Valencia, los fondos comprometidos superan los 17.868 millones; en Catalunya Banc, 12.055 millones; en Novagalicia, 9.055 millones; en Caja Castilla La Mancha (CCM), 7.316 millones; y en Unnim Banc, hasta 5.779 millones."       (Público, 07/04/2014)

13.4.14

Resuenan con fuerza los tambores de la deflación... el consumo de energía eléctrica vuelve a caer con ímpetu

"Llevamos bastantes meses en los que nuestro Gobierno -elecciones tocan-, los distintos organismos multilaterales y hasta la propia Comisión Europea, tratan de vender una historia de éxito, la nuestra. Lo necesitan, pura cuestión de supervivencia. (...)

Si analizamos la evolución de ciertos indicadores coyunturales patrios se observa como en la segunda mitad del año pasado hubo una mejoría. Se trata de una ilusión meramente estadística, vinculada por un lado a la reversión de los efectos negativos de la subida del impuesto sobre el valor añadido (IVA) -en septiembre de 2012- sobre la actividad económica; y, sobre todo, por el tirón de la demanda global.

Las cosas, sin embargo, están cambiando. Se desaceleran los países emergentes, Estados Unidos vuelve a sentir la espada de Damocles y los efectos estadísticos positivos se diluyen como un azucarillo. Como consecuencia, los indicadores cíclicos vuelven a empeorar conforme avanza 2014.

 Las ventas de grandes empresas, véase dato de febrero, una excelente proxy sobre la marcha de la economía patria, se paran; su componente de ventas interiores vuelve a entrar en terreno negativo, y el ritmo de crecimiento de las ventas al exterior se frena.

Ocurre exactamente igual con otros indicadores de actividad. El consumo de energía eléctrica, ajustado por estacionalidad, tras la recuperación de finales de 2013, vuelve a caer con ímpetu, al igual que el consumo de productos petrolíferos. Y así toda una batería de indicadores que desde febrero se están dando la vuelta.

 Como consecuencia resuenan con fuerza los tambores de la deflación por endeudamiento. Al igual que la grasa, la deflación tiene dos vertientes, una buena, por avances tecnológicos, y, otra que, como la grasa mala, recoge un problema de sobrepeso. En nuestro caso es grasa de la mala, un volumen de deuda insostenible y un sistema bancario zombi.  (...)

Y ahora toca que todos aquellos que promovieron una serie de decisiones económicas erróneas que nos han sumido en un proceso deflacionista muestren, cínicamente, su más honda preocupación. Véase el último informe del FMI sobre España, que, frente a las interpretaciones entusiastas de ciertos voceros mediáticos, es aterrador.  (...)

Olvídense de inútiles reformas laborales, ajustes presupuestarios, y de sandeces similares. Afronten, de una vez por todas, nuestro auténtico drama: una monstruosa deuda privada y pública cuyo montante total supera al 427% del PIB, y que no se podrá pagar. En este contexto, obviamente, nuestro sistema bancario, que fue quien la concedió mayoritariamente, es insolvente en su conjunto. (...)"           (Juan Laborda, Vox Populi, 09/04/2014)

La inflación en negativo es un mal dato y punto. Significa que la economía no se mueve, no repunta, en contra de lo que dice el Gobierno

"(...) Políticos y economistas discuten si estamos en deflación o no, discusión que a estas alturas no deja de ser nominalista o académica. 

 Técnicamente España no ha entrado aún en deflación porque se tendría que registrar tasas negativas algunos meses más, pero lo cierto es que lo que ponen encima de la mesa la evolución del IPC es que la economía no se mueve, no repunta, en contra de lo que dice el Gobierno.

 Si todo fuera bien ni el Fondo Monetario Internacional (FMI) estaría preocupado ni urgiría al Banco Central Europeo a actuar. Ni Mario Draghi, presidente del BCE, hubiera dicho hace quince días que está dispuesto a actuar.

 La crisis financiera y la crisis del euro han forzado a los alemanes a dar más poder de actuación al BCE que, aunque todavía no funciona como la Reserva Federal norteamericana o el Banco de Inglaterra, ya tiene mandato para intervenir por ejemplo en las crisis de deuda.

La inflación está muy baja en toda la zona euro (entre el 0 y el 1) y en tasas negativas en los países del sur, lo que ha encendido todas las alarmas. Dicho en lenguaje llano, da igual deflación que baja inflación, porque si estamos lejos, muy lejos, del 2% es que algo no marcha en la economía europea.

 La caída constante de precios mete a las economías en una espiral infernal: los ciudadanos no consumen ante la expectativa de que los precios sigan bajando, las empresas no venden, si no venden tiene que reducir producción y por tanto despedir gente. 

A esto se añade que al bajar el valor de la economía de un país cuesta más pagar la deuda y en  España, con una deuda pública rozando el 100% del PIB eso es dramático. En definitiva, la baja inflación o deflación hace que los ‘sacrificios’ y recortes acometidos no sirvan para nada.

No es habitual que un organismo internacional interpele públicamente a otro sobre problemas y, mucho menos que le urja a actuar. El Fondo Monetario Internacional lleva meses pidiendo a la Unión Europea que s mueva, que actúe y que autorice al Banco Central Europeo a poner en marcha “medidas no convencionales” para reactivar la economía, lo que en otros palabras significaría que el BCE inyecte liquidez. 

La presidenta del FMI, la francesa Christine Lagarde, afirmó esta misma semana que “estamos preocupados por este riesgo potencial de las economías avanzadas y en la zona euro en particular”, para advertir que “una baja inflación prolongada heriría tanto el crecimiento como el empleo”. De nuevo nos encontramos con una señal de peligro al final del túnel. (...)"               (Anjélica Rubio, El Plural, 11/04/2014)

El juez paraliza la expulsión de una mujer con cuatro hijos menores de una casa del Ayuntamiento de Barcelona porque el consistorio no envía a los asistentes sociales

"Se ha suspendido el desahucio sin nueva fecha porque la familia tiene cuatro menores y no se han presentado los servicios sociales municipales".

Así comunicaba esta mañana uno de los integrantes de la comitiva judicial la suspensión del desahucio de una familia que ocupa una de las casas baratas del barrio del Bon Pastor de Barcelona, donde se han concentrado una veintena de activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).

La paradoja es que la casa pertenece al Patronato Municipal de la Vivienda, que es quien ha solicitado el desahucio, y que ha sido la ausencia de asistentes sociales del propio ayuntamiento quien ha impedido que se ejecutara.


La ocupante de la vivienda, que ha pasado de la angustia por el desahucio a pegar saltos de alegría, es María Escudero. Tiene 35 años y cinco hijos de 18, 17, 13, 12 y 10 años. Sin relación con el padre de los cuatro primeros, relata, el de la última se encuentra en prisión por abusos sexuales.

 "Cuando entró en prisión nos metimos aquí que es dónde habíamos vivido con él antes de producirse los abusos, y descubrimos que debía 8.000 euros", explica. La pequeña casa que ocupa la familia, en la calle de la Granadella, es de las que serán derribadas cuando se produzca la tercera fase del realojo de los vecinos en pisos de nueva construcción, cuyas obras están avanzadas, aunque el plan lleva al menos cuatro años de retraso.

Escudero asegura que presentó un escrito al Ayuntamiento: "Yo no me niego a pagar, solo pido pagar acorde a mis ingresos de mil euros y a la circunstancia de que tengo cinco hijos". Esta mañana solo el mayor, José, estaba en la casa. El resto han ido al colegio. La mujer asegura que pese a la insistencia el Ayuntamiento no le facilita ayudas.

El consistorio barcelonés subraya que se trata de "un caso de ocupación ilegal" y argumenta que el Patronato "no puede consolidar ocupaciones ilegales del parque público de viviendas que gestiona y que tiene unos mecanismos reglados para acceder a él". Sobre la ausencia de los servicios sociales, la respuesta del ayuntamiento es que "se ha activado el protocolo habitual de estos casos pero por un malentendido cuando se ha llegado al domicilio la comisión ya se había marchado".           (El País, 10/04/2014)

La aplicación generalizada de la política de la austeridad ha producido un único resultado: colocar a la Eurozona al borde de la deflación

"(...) Los defensores de la Unión Monetaria presentan la deflación interna (es decir, la reducción de salarios y de precios) como alternativa a la imposible devaluación, Pero, paradójicamente, cuando la ven cerca comienzan a asustarse y a considerarla como la situación económica más peligrosa. 

Es curioso contemplar a Olli Rehn, comisario europeo de Economía, y a los técnicos del FMI preocupados por las bajas tasas de inflación de Europa, tras haber sido artífices cualificados de esa política de austeridad que por fuerza tenía que devenir en la atonía y el estancamiento económico. Como los antiguos magos, inventan una palabra nueva, “desinflación”, (deflación buena, dicen) creyendo que así conjuran el peligro. (...)

La actual situación europea vuelve a dar la razón a Keynes. Con libre circulación de capitales, un tipo de cambio fijo resulta imposible de mantener (el sistema monetario europeo lo mostró suficientemente) pero no digamos una unión monetaria.

 El intento de sustituir la devaluación de la moneda por la deflación interna, amén de producir graves injusticias, suele resultar baldío. Y es que la bajada de precios únicamente puede tener alguna efectividad de cara a recuperar la competitividad en la medida en que el resto de los países no apliquen la misma política.

En nuestro país, después de cinco años de numerosos e ingentes ajustes y de cuantiosos descensos salariales, apenas se ha conseguido nada, el índice de precios al consumo no ha seguido, durante este tiempo, una evolución muy distinta que el de la media de la Unión Europea, y con respecto a Alemania tan solo se ha logrado corregir la quinta parte del diferencial de precios (medido por el deflactor del PIB) acumulado en los primeros años de la Unión Monetaria.

 En cuanto al nivel de endeudamiento, apenas ha disminuido, tan solo se ha producido un cambio en su composición, trasladándose la carga del sector privado al público.

La aplicación generalizada de la política de la austeridad ha producido un único resultado: colocar a la Eurozona al borde de la deflación -o de la desinflación, si quieren-, pero que condena a las economías, al menos a las del Sur, a una situación crítica en la que consolidar la recuperación parece una misión imposible y en la que el pago de la deuda resulta harto más difícil. (...)

Una vez más, en esta situación resalta el comportamiento extremadamente tibio e insensible del Banco Central Europeo, utilizando claramente dos varas de medir, el máximo rigor cuando la tasa de inflación se desvía del objetivo (2%) hacia arriba, y perezoso e indolente en situaciones como esta, en la que los precios se mueven muy por debajo del nivel fijado como óptimo.

 Resulta incompresible que estando al borde de la deflación, con el euro apreciándose, la política del BCE sea tan poco decidida y tan alejada de las medidas adoptadas por la Reserva Federal o por los bancos de Japón e Inglaterra. La explicación únicamente puede encontrarse en la dictadura de Alemania y en el fanatismo de ciertos economistas."                (Juan Fco. Martín Seco, República.com)

Ahora mismo la Europa social no existe, existe la Europa de los capitales

"(...) Attac defiende medidas como la implantación del Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF) o la nacionalización de las cajas de ahorro, ¿qué otras propuestas plantean?

 (...) El hecho es que en ese momento, a Ramonet se le ocurre decir que hay que frenar este gran poder de las finanzas, para eso lo mejor que se le ocurre es recuperar la idea de un economista norteamericano, James Tobin, que planteaba un impuesto a las transacciones financieras y nace como banderín de enganche de una asociación que propone que se haga. 

La idea avanza muy rápidamente, porque Attac nace en 1998 y en el 2000 ya había más de 30 delegaciones en el país. Es verdad que recogemos la idea de la tasa Tobin, pero lo que vamos es a plantear un control ciudadano de los mercados financieros, que es el verdadero problema. Las finanzas están absolutamente descontroladas y absolutamente desreguladas. (...)

¿Una solución para España puede ser la salida del euro?

Creo que se está focalizando mucho en el euro, como si realmente la moneda única fuera el origen de los problemas. Yo no creo que sea así. Creo que efectivamente la moneda única ahora mismo nos está condicionando a que haya determinadas políticas que nos sean más difíciles. 

Los problemas vienen de que se están aplicando políticas económicas equivocadas y hay que cambiar esas políticas. Y con el euro o sin el euro, esas políticas son las que hay que cambiar y son las que realmente exigen hacer una refundación de Europa. 

Ahora mismo la Europa social no existe, existe la Europa de los capitales, la Europa del dinero, pero realmente el salir del euro no supondría que al día siguiente habríamos resuelto los problemas, ni mucho menos. 

Al contrario, tendríamos nuevos problemas y me atrevería a decir que incluso muchos más peligrosos, muchos más dañinos. Aunque eso nadie lo puede decir, porque es hacer una predicción. Yo no creo que lo que tengamos que hacer es forzar a que el Gobierno salga del euro.

 Hay colectivos que defienden eso, nosotros en Attac no lo defendemos. Creemos que lo que hay que hacer es forzar para que se apliquen otras políticas en Europa y los Estados, y concretamente el Estado español, aplique dentro de su soberanía, que tiene margen, otras políticas que son las que ahora mismo no están aplicando."       (Entrevista a Ricardo García Zaldívar – Attac Madrid,06/04/2014)

11.4.14

La restructuración de la deuda privada debe pasar por una moratorias de las ejecuciones de juicios hipotecarios (lanzamientos)

"(...) El endeudamiento privado tiene implicaciones graves a nivel macroeconómico. Si no se resuelve, la salida de la crisis se hará más lenta y costosa por varias razones. Para empezar, si todos los agentes privados se dedican a descargar deudas se desata lo que ha denominado una crisis de hojas de balance. 

Esta crisis no tiene ningún mecanismo de ajuste que permita corregirla y es 100 por ciento pro-cíclica. En parte, esto explica por qué la política monetaria y fiscal es incapaz de revertir la crisis.

En esta crisis de hojas de balance, el desapalancamiento es la clave. Las empresas dejan de invertir y prefieren quitar presión a sus hojas de balance. Los hogares reprimen el consumo porque prefieren reducir endeudamiento corriente en todos los renglones: tarjetas de crédito, autos, bienes de consumo, etcétera.

El renglón clave es el crédito hipotecario: pero aquí el poder de negociación está del lado de los bancos y es difícil encontrar el mecanismo de desapalancamiento. Es más, con la llegada de la crisis, el valor de los activos inmobiliarios tiende a bajar y eso hace que el consumo se recorte todavía más.

 Si antes de la crisis la apreciación de los bienes raíces era un catalizador del consumo, al estallar la burbuja todo el proceso se revierte. Lo que era una caja de ahorro se convierte en un pesado lastre.

El circuito se cierra al llegar a los bancos. El crecimiento de la cartera vencida les envía una clara señal: deben limpiar sus hojas de balance. De este modo, el sector bancario endurece las condiciones para otorgar créditos y con ello se frena todavía más el ritmo de actividad a nivel macroeconómico.

La conclusión es clara: restructurar la deuda privada es importante desde el punto de vista macroeconómico. ¿Cómo deben compartirse los costos de este proceso? Es evidente que los costos deben ser soportados de manera equitativa entre deudores y acreedores, porque aquí tenemos un caso de responsabilidad compartida. 

Si ahora se dice desde el poder que los deudores no debieron aceptar endrogarse con los bancos, hay que responder que los bancos tampoco debieron ofrecer el río de crédito que descargaron sobre las economías europeas. 

No hay que olvidar que los bancos tenían interés en que aumentara el endeudamiento privado y su modus operandi les permite jugar un papel clave en los orígenes y evolución de la burbuja. Ellos son, como diría Minsky, protagonistas centrales en la inestabilidad financiera. (...)

La restructuración de la deuda privada debe pasar por una reducción en el monto del principal, recalendarización de los esquemas de pago y reducciones en las tasas de interés. Esto debe acompañarse de moratorias de pagos y, desde luego, en moratorias de las ejecuciones de juicios hipotecarios (lanzamientos).

La banca tiene que asumir una parte del costo de la restructuración. Poco importa que sean bancos nacionales o internacionales. (...)"             (Alejandro Nadal, La Jornada, en Jaque al neoliberalismo,02/04/2014)

Los Bancos Centrales son los responsables últimos del proceso de deflación por endeudamiento que ahora pretenden corregir.

"(...) Desde la crisis de distintos países emergentes en el período 1997-1998 la economía global no ha hecho otra cosa que moverse de burbuja en burbuja de activos, con el agravante de que a cada inflación de activos, cuando estallaba, le seguía otra todavía más perniciosa, de manera que cuando ésta nueva explotaba el impacto macroeconómico negativo se acrecentaba.

Detrás del origen, expansión, y estallido de todas y cada una de las burbujas o inflaciones de activos se encuentran los Bancos Centrales. Temerosos de caer en un proceso de deflación por endeudamiento se han dedicado a gestionar el riesgo. 

Para ello relajaban excesivamente la política monetaria como consecuencia de la preocupación que les generaba determinados eventos que, aunque tuvieran una baja probabilidad, pudieran tener un impacto muy negativo en la actividad económica.

 Se trata de una política monetaria preventiva de estabilización que genera un tremendo problema de riesgo moral, porque al final los inversores terminan incrementando aún más su apetito por el riesgo, aumentando su apalancamiento, haciendo todavía más vulnerable a la economía global. 

Desde el punto de vista de la valoración, se modifica el perfil temporal de los rendimientos de los activos mobiliarios e inmobiliarios, inflándolos hiperbólicamente. Al final estas exuberancias irracionales acaban pinchándose, pero cuando estallan, pensemos en nuestra burbuja inmobiliaria, terminan provocando recesiones-depresiones.  (...)

Los Bancos Centrales, además de no supervisar correctamente las entidades bancarias de medio mundo, son los responsables últimos del proceso de deflación por endeudamiento que ahora pretenden corregir. Y por ende del actual proceso de empobrecimiento masivo de la ciudadanía. No tienen ni idea. (...)"          (Juan Laborda, Vox Populi, 05/04/2014)

Enfermos operados y no "drenados" de "forma importante". Solución, enviar al intervenido a Barnaclínic, la clínica privada, muy muy cara, que hay dentro del propio hospital público

"El hospital público concertado Parc Taulí, de Sabadell, ha redactado una nota que confirma un trato insólito de los enfermos recién intervenir quirúrgicamente. 

En vez de ser trasladados a planta, normalmente una habitación doble, son dejados en lugares no precisados de forma que "la ubicación en planta se puede demorar de forma importante", según afirma la citada nota, destinada a los familiares de los intervenidos.

 El tono de la nota no es un ejemplo de buena educación. Incluso puede parecer que los culpables del problema sean los enfermos y sus familiares.

Este diario digital ya informó de que esa práctica se lleva a cabo en muchos hospitales públicos o concertados. El cierre de plantas, debido a los recortes en sanidad efectuados por la Generalidad hace que pacientes recién intervenidos no puedan ser "drenados" (palabra del argot hospitalario, por "trasladados en camilla") a habitaciones, como se hace en todas partes y desde siempre, después de una corta estancia en la zona de recuperación.

Grandes centros como el Hospital Clínico de Barcelona, con un director general cegado en privatizar y rentabilizar la gestión, también han dejado de "drenar" a enfermos intervenidos, a una habitación en una planta, durante muchas horas, o días.

 En el caso del Clínico hay una singular solución, sólo al alcance de personas con medios. Pueden enviar al intervenido a Barnaclínic, la clínica privada, muy muy cara, que hay dentro del propio hospital, todavía público, pero en riesgo de dejar de serlo.

Hay que añadir que desde hace meses el Clínico envía actividad quirúrgica de baja complejidad al Hospital del Sagrado Corazón. Este es privado y propiedad de la multinacional sanitaria IDC Salud. 

Dado que no es un caso único, sino que se da en otros hospitales, estamos ante otra medida claramente destinada a reducir el perímetro de la atención sanitaria pública. A pesar de este hecho se producen cierres de plantas y, como se está exponiendo, el "depósito" de enfermos intervenidos en pasillos o en zonas consideradas hasta ahora no procedentes.

 Durante meses el consejero de Salud ha estado faltando a la verdad sin parar, afirmando que los recortes no afectarían a la atención sanitaria. Esto ya no se puede mantener. Se ha traducido en alucinantes listas de espera y ahora en una práctica postoperatòria que puede ser muy lesiva por los intervenidos.

Un médico informante me ha manifestado que "incluso en las clínicas veterinarias, inmediatamente después de una intervención se entrega el animal afectado a sus amos, cosa que tiene que ser buena para el pobre bicho y también para sus amos".    (Crónica Global, 11/04/2014)

No sabemos lo qué está sucediendo realmente con la ocupación y el paro

"(...) Los datos del Servicio Público de Empleo que acaban de presentarse no permiten saber qué está sucediendo realmente con la ocupación y el paro.

El aumento de afiliaciones a la Seguridad Social puede darse, por ejemplo, si se despide a una persona empleada a tiempo completo que gane 1.200 euros para contratar a otras tres que realicen el mismo trabajo por 300 euros cada una. 

Esta es precisamente la estrategia que buscaba y favorece la última reforma laboral y sabemos que se está aplicando en miles de empresas a tenor de los menores ingresos de la Seguridad Social y de cómo están evolucionando la contratación y la relación entre los contratos indefinidos y los temporales y los de a tiempo parcial. 

Estos últimos eran el 23% del total en 2006 y ahora el 35%, y la duración media de los contratos ha bajado 25 días en el mismo periodo. Por tanto, de los datos de marzo sería más realista deducir (aunque ni el Gobierno ni nadie lo puede saber con certeza hasta que no se publiquen las estadísticas correspondientes) que puede ser que en España estén aumentando las personas afiliadas a la Seguridad Social pero trabajando menos horas en conjunto y con salarios bastante más bajos.

Para poder afirmar que ha cambiado la tendencia, como dice el Gobierno, y que ya se crea empleo neto es preciso conocer la equivalencia de los contratos con puestos de trabajo a tiempo completo, y de momento solo sabemos que en 2013 se destruyeron 265.000.

Ni siquiera está claro que las cifras totales marquen ya un claro cambio de tendencia, pues si bien en marzo hubo 83.000 personas más afiliadas a la Seguridad Social, en el conjunto del primer trimestre de este año hay 110.000 menos que en el último del año pasado.

Y algo parecido ocurre con el paro registrado. Si su cifra baja porque miles de personas se van al extranjero, porque hay más desanimadas que ya no buscan empleo y porque se han ido miles de inmigrantes, de facto está aumentando.

El único cambio que de momento está claro en el mercado de trabajo es a peor: cada vez más personas trabajan menos horas de las que desean, con menos salario, en peores condiciones y sin beneficiarse de la cualificación que poseen."              ( , El País, 6 ABR 2014 )

Suecia experimenta con una jornada laboral de 6 horas al día sin rebajar los salarios

"El gobierno sueco instaurará, a modo de prueba, una jornada laboral de seis horas diarias, cinco días a la semana con el mismo sueldo, en el municipio de Gotemburgo para ver si mejora la productividad de los empleados y este sistema permite crear más puestos de trabajo.

"Ha llegado el tiempo de probar si esto realmente va a funcionar en Suecia. Haremos el experimento y compararemos, después tomaremos una decisión legislativa en firme extensible a todos los trabajadores", ha explicado el vicealcaldde de Gotemburgo, Mats Pilhem, al periódico sueco 'The Local'.

Los trabajadores municipales serán divididos en dos grupos: el primero mantendrá su actual ritmo de siete horas diarias, mientras que será el segundo el que vea reducida su jornada a seis horas. A ambos se les mantendrá el mismo salario que en la actualidad.

Este "experimento", del que la oposición ya se ha aventurado a calificar como populista, según recoge el rotativo 'Göteborg Daily', ya se realizó en una fábrica de automóviles y los resultados fueron alentadores según los empresarios. Las autoridades creen que con un día laboral una hora más corto, los trabajadores "se sentirán mejor física y mentalmente" y también habrá un menor ausentismo laboral. "              (Vox Populi, 10/04/2014)

Los indicadores económicos están siendo manoseados grotescamente por Rajoy, de modo que el empobrecimiento masivo al que nos ha sometido sea por nuestro bien

"(...) Desde estas líneas venimos denunciando como los indicadores económicos publicados, relativos a nuestra querida España, están siendo manoseados grotescamente por un gobierno, el nuestro, ávido de trasladar la ciudadanía la farsa de que el empobrecimiento masivo al que nos han sometido ha sido por nuestro bien.

Como botón de muestra expusimos nuestras dudas sobre la congruencia del dato de PIB correspondiente al último trimestre de 2013. La magnitud de la contracción del consumo público era muy extraña. Registró una caída real del 14,6% y una contribución al crecimiento trimestral anualizado del PIB de -3 puntos porcentuales. 

De ahí la pregunta que numerosos economistas nos hicimos, “¿es una caída real del gasto o estamos traspasando la contabilización del mismo al siguiente ejercicio para intentar acercarse al objetivo de déficit del 6,5% del PIB?”. La respuesta es muy sencilla, se cerró la admisión de gastos de 2013 una semana antes de acabar noviembre. Increíble.

No me sean malos, no vayan a pensar ustedes que la Alemania de Merkel nos va a afear la conducta, y de esa manera estropear el nuevo acto o jornada de la obra teatral diseñada por Rajoy y compañía. No, no lo hará, se está reservando para los stress test o pruebas de resistencia a que someterán a la banca y donde la nuestra saldrá muy mal parada.

Como están asustados por la deflación, harán la vista gorda en materia de déficit público, elecciones tocan. Incluso los países de la Unión Europea ya han aprobado un cambio en el método de cálculo del déficit público estructural que beneficia especialmente a España, ya que se traducirá en una relajación del esfuerzo de ajuste exigido por Bruselas

 La razón es muy sencilla. La metodología propuesta para calcular el paro estructural y de ahí el déficit estructural se relajará, y con ello los nuevos deberes venideros en materia fiscal. Algo es algo. (...)"           (Juan Laborda, Vox Populi, 08/04/2014)

La estrepitosa caída de precios amenaza con ser heraldo de estancamiento, incluso de una tercera recesión

"(...) Abajo el nominalismo. Galgos o podencos —baja inflación, o deflación—, la estrepitosa caída de precios amenaza con ser heraldo de estancamiento, incluso de una tercera recesión. Y hace insoportable la digestión de una deuda —pública y privada— enorme, ese estrangulamiento no solo del sur, sino de toda la eurozona. Pues como saben bien los compradores de pisos, el alza de precios les ayuda a pagar la hipoteca, y su descenso les perjudica.

El BCE dispone de cartuchos: bajar los tipos a cero; cobrar a la banca por sus depósitos en Fráncfort, en vez de remunerarla; inundar el mercado a la americana mediante compra de títulos de empresas privadas (quantitative easing, o relajación cuantitativa) o sea, aumentar el dinero en circulación esta vez por vías inexploradas...

La Comisión (Joaquín Almunia, Olli Rehn), el presidente del Eurogrupo, varios Gobiernos, y ahora el FMI, lo reclaman a voces. El momento es propicio, pues el delirante hostigamiento del Bundesbank a toda actuación que no sea contra la inflación (incluso cuando pasa lo contrario) empieza a ceder. (...)"                 ( , El País, 3 ABR 2014 )




10.4.14

Los países periféricos (GIPSI: Grecia, Italia, Portugal, España e Irlanda), deberían amenazar con la salida del euro

"(...) Creo urgente que, además de exigir un cambio profundísimo del sistema de gobierno de la eurozona, incluyendo del euro (democratizándolo, lo cual creo de difícil realización), se debería amenazar con la salida del euro por parte de los países periféricos (GIPSI: Grecia, Italia, Portugal, España e Irlanda), pues dicha amenaza (que debería realizarse en caso de no conseguir aquellos cambios) tendría un impacto, ya que el capital financiero alemán (que tiene 700.000 millones de euros en estos países en deuda pública y privada) colapsaría si estos países dejaran el euro.

 El euro –en contra de lo que se ha estado diciendo– nunca estuvo en peligro. Pero sí que lo estaría si los países GIPSI lo dejaran. Esta alianza de los países GIPSI es difícil pero creo que debería explorarse. Es sorprendente que no haya surgido un grupo de países que presenten un frente común en contra del eje alemán, dominado ahora por el pensamiento liberal.

Es conocida mi oposición al euro tal como está, pues este se construyó bajo el dominio del capital financiero, que está hoy desmontando la Europa social y la Europa democrática. De ahí mi escepticismo de que puedan realizarse las reformas sugeridas por la Confederación Europea de Sindicatos, que es la fuerza que creo representa una alternativa más progresista hoy en Europa.

 Pero creo que reforzaría su postura si amenazara a la Comisión Europea, al Banco Central Europeo y al Consejo de Europa de que presionarían a los gobiernos para que dejaran el euro. Les aseguro que es lo último que el establishment europeo desea oír. 

La salida de los países GIPSI del euro implicaría el colapso del capital financiero alemán. Creo que las fuerzas progresistas de Europa deberían utilizar esta amenaza como parte de sus armas negociadoras frente al establishment europeo. Dudo que ello ocurra, sin embargo, sin grandes movilizaciones a nivel continental. 

La marcha del 22M fue un muy buen paso en esa dirección (ver mi artículo “La necesarias Marchas de la dignidad”, www.vnavarro.org). Esperemos que sea el prólogo de muchas otras en España y en Europa."           (Artículo publicado por Vicenç Navarro en el diario digital NUEVA TRIBUNA, 27 de marzo de 2014, en www.vnavarro.org, 28/03/2014)

Abandonamos la recesión para entrar en el estancamiento. Lo que debemos tener claro es que no estamos aún agarrados a una tabla de salvación segura

"(...) Hay una leve mejora en los indicadores que señalan que abandonamos la recesión para entrar en el estancamiento, una fase que, en todo caso, es previa a la deseada recuperación. 

Pero algunos han empezado a echar las campanas al vuelo. No seré yo quien ponga plomo en las alas de la recuperación, teniendo en cuenta que la Economía como ciencia social se mueve al impulso de un 'animal spirit' que tiene tanto de espiritual como de animal en manada. 

Bienvenido pues que la economía deje de caer, pero aún no estamos en la fase de la recuperación. El neto de España (pasivos, menos activos) de todos sus agentes y conceptos es del 90% del PIB. No debemos confundir esa cifra con el endeudamiento público strictu sensu que coincide casualmente en cifra bruta.

Es una cifra elevadísima que preocupa, además, por deberla, a diferencia de otros países igualmente endeudados de la periferia, básicamente al exterior. La devolución de estas cargas funciona algo para las entidades financieras, gracias a la generosidad del BCE. Mucho menos está siendo la devolución de la deuda neta por parte de sociedades no financieras y menos aún de familias. 

Mientras que el sector público no cesa de añadir al monto global con sus déficits públicos. La recuperación, por tanto, la fiamos a la demanda externa que ha de crecer sobre tasas ya record del año anterior (lo que es de una gran dificultad) y con un euro sobrevalorado frente al dólar, lo que resta competitividad a nuestras exportaciones.(...)

 Lo que aportó la demanda interna en negativo en el pasado para el crecimiento del PIB español, se ha de revertir en positivo (casi tres puntos nada menos de cambio) sobre la base del aumento del consumo privado. 

 Pero, ¿cómo puede crecer el consumo interior si el paro está estancado, y lo que suponga la débil y frágil creación de empleo lo puede más que compensar la pérdida del subsidio de paro de aquéllos que han agotado la prestación? Lo que debemos tener claro es que no estamos aún agarrados a una tabla de salvación segura.(...)"         (Guillem López-Casasnovas. Catedrático de Economía de la UPF, y consejero del Banco de España, en Economía Digital, 05/04/2014)