2.3.15

Jordi Pujol se colgó del teléfono para amenazar a gente. A medio IBEX y a cinco cuartas partes de la clase política

"Dijo en el Parlamento que no era bueno sacudir una rama del árbol porque podían retemblar todas las demás y caerse al suelo no sé cuántos nidos. Y no pasó nada. Por no pasar ni le quitaron al pasaporte, ni a él ni a nadie de su familia. (...)

A Pujol no le va a pasar nada, más allá de la caída en picado de la leyenda y del susto fiscal, porque el Estado y la Udef llegan tarde, muy tarde, y porque el mismo president que durante décadas no se quiso enterar del dinero que su familia tenía y multiplicaba en el extranjero (y yo, conociéndole, me creo que cerrara los ojos; otra cosa no admitía su prepotencia), pues ese mismo, en cuanto vio la guadaña de cerca, reaccionó como un lobo feroz protegiendo a la manada. 

A la mierda de repente Cataluña y todo lo demás. Me cuentan fuentes bien informadas que Pujol en persona se colgó del teléfono para empezar a amenazar gente. A medio IBEX y a cinco cuartas partes de la clase política de este país. Todos pringados a un nivel u otro, todos tocados por la misma gracia con que hace demasiado tiempo se gestiona casi todo en este país. 

La corrupción es una S.L. de unas trescientas personas que se han bastado y sobrado para cargárselo todo, para que ahora hagan falta tanques de lejía para hacer limpieza. Como los trescientos de las Termópilas pero al revés. Aunque hay quien sostiene que mejor que los griegos hubieran sido vencidos y que los persas hubieran pasado antes, mucho antes. Empiezo yo también a planteármelo.

Pujol y sus trescientos cómplices, compinches, hermanos de mafia. Todos intocables, todos mudos porque si canta uno, el entero resto cae detrás.

Me comentaba alguien en una ocasión que había que cambiar la ley de la financiación de los partidos porque era una ley muy infantil, que los que la hicieron no se quisieron enterar de que la política sale muy cara. Bueno, sin duda barata no es. Pero quizás podría volverse considerablemente más económica si tantos no tuvieran que trincar tanto en medio. Si desinflas el globo monstruoso de tantísima comisión, igual al final sale a devolvernos dinero a todos.

Pero primero hay que barrer a los 301."            (Cuarto Poder, Anna Grau, 01/03/2015)

En la quita de la deuda alemana de 1953 se redujo esa deuda (intereses y capital) un 62,5 %. Y les fue muy bien, entonces ¿por qué Merkel no hace lo mismo con la deuda del sur?

"(...) Éric Toussaint. Sí. Cuando se realizó la conferencia de Londres, los acreedores de la joven República Federal Alemana consideraron la deuda acumulada desde los años 20 y 30 (incluidas las que se habían emitido en reemplazo de las reparaciones de guerra de 1914-1918, establecidas por el tratado de Versalles) y las contraídas entre 1945 y 1953. 

Los signatarios, esto es, los aliados occidentales (Estados Unidos, Francia, Reino Unido…) no sólo redujeron la deuda (intereses y capital) de Bonn un 62,5 %, sino que también crearon las condiciones para que la Alemania Federal se reconstruyera lo más rápidamente posible. 

Los reembolsos no debían superar nunca el 5 % de los ingresos por exportaciones, la tasa de interés oscilaría entre el 0,5 % y el 5 % y la deuda se podía pagar en parte con moneda alemana, el deutschemark, que entonces tenía muy poco valor para los pagos internacionales. En la práctica eso significaba que los países acreedores, Francia,. Bélgica, Países Bajos, Estados Unidos sólo podían utilizar esos pagos para comprar productos… alemanes. 

Participaron así a la rápida reconstrucción de los grandes grupos alemanes, Thysen, Siemens, IG Farben…, los mismos que habían participado en el esfuerzo de guerra nazi. La deuda les abría mercados… En fin, los litigios con los acreedores tenían que solucionarse en tribunales alemanes. Es casi lo contrario de lo que la Unión Europea, el BCE y el FMI han impuesto a Grecia.

 Marianne. Es verdad, pero el acuerdo de Londres se inscribía en un marco jurídico e ideológico mucho más amplio de reconstrucción de la Europa occidental…

Éric Toussaint. Había que reconstruir Alemania lo más rápidamente posible para que constituyera una muralla frente al bloque soviético. Se pusieron los medios para levantar a los países aliados: no solamente la anulación de las deudas de Alemania, sino también por parte de Estados Unidos respecto a las deudas de Francia, Bélgica, Reino Unido, etc. Se suman a ello las donaciones: 13.000 millones dólares de la ayuda del plan Marshall (unos 100.000 millones de dólares actuales). 

Ese gesto provenía de una reflexión del gobierno de Roosevelt antes de la liberación de Europa sobre la oportunidad de distribuir donaciones o préstamos. Los estadounidenses se decantaron por las donaciones. Eso evitaría que los países europeos se vieran obligados a exportar sus productos a Estados Unidos para obtener los dólares indispensables para el pago de sus deudas. 

Era une medida generosa, pero proteccionista. Así, las empresas americanas no verían irrumpir en su país los productos europeos. Con las donaciones, por el contrario, podían vender sus máquinas, herramientas, cadenas de montaje, productos agrícolas a los europeos del oeste, salvaguardando así el pleno empleo que Estados Unidos había alcanzado en 1942. De hecho, la apuesta hizo ganar a todo el mundo hasta mediados de los años 1950. La lección de esa época es que la prosperidad se debe compartir.

Marianne. ¿Es lo que se llama un círculo virtuoso?

Éric Toussaint. Sí. Se habían aplicado las lecciones terribles del Tratado de Versalles y de los errores de los años 20, ilustrados por John M. Keynes. Fue también una época de regulación. En 1944 se creó el FMI para asegurar la estabilidad de los intercambios monetarios y el control de los movimientos de capitales; el Banco Mundial para permitir la financiación de las economías en despegue. 

Esto es lo que generaría los "Treinta Gloriosos": unos años de expansión y de pleno empleo en el mundo occidental, mientras que ahora la Unión Europea sufre, en cambio, una espiral descendente aplicando políticas restrictivas, instituyendo como dogma el equilibrio presupuestario, la reducción de los ingresos salariales, la irrevocabilidad de las deudas, y empujando a las economías más fuertes a desarrollarse en detrimento de sus socios más débiles. Pero ¿por qué los alemanes se aferran a esas políticas cuando su fracaso es patente en Grecia?

Si Angela Merkel prosigue con esa lógica es porque considera que Europa, con Alemania en el centro, debe ser más competitiva que Estados Unidos, China o los demás países emergentes a escala mundial: Rusia, Brasil, India. No tiene más perspectiva que proseguir con la reducción de salarios y la precarización de la mano de la obra, en su país y sus alrededores. Matteo Renzi, en Italia, y François Hollande, en Francia, no lo discuten. 

Copian poco o mucho las reformas Harz que destruyeron el modelo social alemán a partir de 2003-2005: en Italia, con la ley sobre el trabajo, en Francia con la ley Macron. Solamente piden un poco menos de esfuerzo presupuestario. (...)

El pueblo alemán no es responsable del nazismo. No existe una «deuda colectiva» de los alemanes. En cambio, no se puede admitir que Angela Merkel y Wolfgang Schäuble presenten sus exigencias con los griegos como una política generosa. Con la crisis griega, el coste de los préstamos del Estado a 10 años de Alemania ha pasado de 3,4 % en 2010 a 0,4 % en 2014.

 Es decir, un – 75 %, lo que permite a Alemania ahorrar 63.000 millones de euros. Todo eso porque los mercados ya no quieren correr riesgos y se abalanzan sobre los bunds. Eso también es verdad para Francia. Las autoridades alemanas, el BCE o el FMI, cuya directora general, Christine Legarde, afirma: «una deuda se paga», manipulan la opinión pública.

 Michel Sapin también lo hace, más amablemente. La cuestión es movilizar a los ciudadanos para mantener a Grecia de rodillas. Los dirigentes conservadores quieren infligir una derrota a Tsipras para evitar que los españoles elijan a Podemos a fines de este año. Algunos economistas falsifican la historia pretendiendo que Grecia se encuentra en el origen de la crisis de la zona euro. 

Es verdad que Grecia es el eslabón más débil de la cadena, pero es la misma zona euro que estaba, y lo sigue estando, mal concebida. Desde la introducción del euro se reemplazaron unas transferencias muy importantes desde los países del Norte hacia los países del Sur (Portugal, Grecia, Italia, España) por unos préstamos de los grandes bancos de los grandes países (Alemania, Francia, Italia…) hacia los países de la periferia. Los bancos se precipitaron sobre los préstamos inmobiliarios inflando la burbuja especulativa , que finalmente estalló. 

En 2012, se reestructuró la deuda griega y se reemplazaron los préstamos bancarios por empréstitos de los contribuyentes europeos. Y ese dinero —240.000 millones de euros— sirvió para reembolsar en primer lugar a las instituciones financieras de los países del Norte…"              (Entrevista a Eric Toussaint, Hervé Nathan , Marianne, 20 de febrero de 2015, en Rebelión, 02/03/2015)

Nueva caída del crédito a empresas y familias en enero

"El nuevo año ha empezado tal y como cerró el anterior: con caída de los saldos crediticios, tanto en los préstamos para la actividad productiva como para las familias, especialmente en hipotecas. 

De acuerdo con los datos publicados esta mañana por el Banco de España, la cartera de créditos a empresas de los bancos cerró enero en 570.929 millones de euros, lo que supone un descenso de 8.204 millones frente a diciembre. (...)"             (Expansión, 02/03/2015)

Me río, más exactamente, me descojono de la historia de los 400.000 euros venezolanos de Monedero

(...) Entre tantas sesiones de patetismo de altura se hace obligada una referencia a Podemos. ¡Cuánta mala conciencia y cuánta trampa acumulada tiene que estar al borde del colapso para que Podemos se haya convertido en una obsesión! Creo que hay una cosa en la que los imaginativos creadores de Podemos son novatos. 

Y es en la invención de la calumnia o en la transformación de una simpleza en cuestión de Estado. Me río, más exactamente, me descojono de la historia de los 400.000 euros venezolanos de Monedero y de las ausencias universitarias de Errejón y sus 1.400 de beca-salario. 

Que se preparen si tienen un pariente que le da al frasco, o un tío empleado en una gasolinera imprecisa de carburante, o si alguna vez tuvieron un desliz de cama y apareció una menor, o si enviaron un SMS equívoco.

Un país que es incapaz de que alguien ose publicar la lista española de Falciani. Un país donde puede convertirse en consecuencia letal preguntar, no digo ya saber, cuánto cobra por asesorar al PP y a su presidente el señor don Pedro Arriola. 

O si forma parte o no de los presupuestos de la Generalitat, y con qué fondos, los trabajos de David Madí, el bambalinas. Pero resulta que dos profesores apellidados Monedero y Errejón son culpables, cual Bárcenas o Millet, de no respetar escrupulosamente los reglamentos.

¡No se arruguen, novatos! La casta está cagada de miedo pero controlan lo que vosotros no lograréis nunca mientras no tengáis poder: los medios y sus voceros. El poder corrompe siempre -ya os tocará-, y si es absoluto, como ahora, lo hace absolutamente."            (Una ola de patetismo, de Gregorio Morán en La Vanguardia, en Caffe Reggio, 28/02/2015)

¿Mató Putin a Nemtsov? Hay muchos condidatos...

"(...) La simple realidad es que no hay una explicación clara. En su defecto, algunos elementos y preguntas.

En los años noventa Boris Nemtsov fue uno de los jóvenes occidentalistas voluntariosos que organizaron alrededor de Boris Yeltsin, la gran juerga de rapiña que desembocó en el actual régimen ruso, una unión autoritaria de burócratas y magnates.

 Nemtsov propiciaba la preponderancia de los magnates sobre los burócratas, estos últimos con mayor sentido de Estado, mientras que Putin afirmó lo contrario, la preponderancia de los funcionarios, especialmente los policiales, pero ambos eran artífices y herederos de la misma unión oligárquica en la que desembocó el sistema soviético. 

Tanto Putin como Nemtsov figuraron en la quiniela de sucesión en la presidencia de Rusia que manejó Boris Yeltsin a finales de 1999 antes de abandonar el poder. Yeltsin eligió a Putin, sobre todo porque éste le pareció más fiable de cara a garantizar su propia seguridad personal y la de su familia una vez abandonara el poder.

 El Presidente sabía que en su legado había sustancia de sobra para ser objeto de todas las revanchas y linchamientos, y la lealtad de un ex oficial del KGB -aunque fuera un oficial de tan bajo nivel como Putin- era mucho más sólida que la del joven liberal Nemtsov, carente de todo espíritu de cuerpo. 

La segunda guerra chechena desencadenada por la oscura voladura en septiembre de 1999 de varios inmuebles en Moscú y otras ciudades -con el mismo número de víctimas en pocos días que las registradas en España en 25 años de actividad de ETA- fue la tarjeta de presentación que consolidó la imagen presidencial de Putin ante los rusos. Todo aquello es historia, pero importa para situar hoy a los personajes.

Quince años después, Nemtsov era un hombre rico (sus ingresos en 2008 fueron de más de siete millones de dólares) y un político de una oposición al Kremlin fundamentalmente marginal. Ni siquiera era una primera figura, pues el primero es Alexei Navalny, que está entre rejas. El desprestigio de los años noventa, una época de profunda injusticia y humillación nacional, convirtió a los partidos de aquellos “demócratas” en extraparlamentarios. 

Respecto a Putin, los precios del petróleo y un mínimo sentido de Estado hicieron de él un caudillo. Pero la fragilidad del régimen ruso es grande y el desafío sin precedentes desde el fin de la guerra fría que supone oponerse militarmente a la entrada de la OTAN en Ucrania, la incrementa sobremanera. 

La caída de los precios del petróleo, la crisis global y las sanciones occidentales por Ucrania que desordenan el sistema financiero ruso, crean una situación que puede erosionar fuertemente la base social de apoyo de Putin. Con poderosos padrinos exteriores a sus espaldas, gente como el millonario Mijail Jodorkovski, que fue encarcelado y hoy conspira contra el Kremlin desde Suiza, o Nemtsov, podían ser peones de intentos de cambio de régimen en Moscú sostenidos por Occidente. 

El del cambio de régimen es un escenario con el que el Kremlin está obsesionado: el escenario de un Maidán ruso. La propaganda del régimen advierte hace tiempo contra la existencia y posibilidad de una “quinta columna” en Rusia. ¿Forma parte este asesinato de una estrategia preventiva del régimen?

 Si fuera así, estaríamos ante un régimen verdaderamente ciego que en su inseguridad se tira piedras contra su propio tejado. Quien asesina a un ex alto político ruso y personaje de la oposición a Putin, al lado de la Plaza Roja, junto a las murallas del Kremlin y en una zona repleta de cámaras de vídeo-vigilancia, está lanzando un mensaje tan fuerte y provocativo que la jugada es claramente contraproductiva. Demasiado burda.

¿Estamos ante una acción autónoma de fuerzas nacionalistas rusas, más o menos descontroladas, contra la “quinta columna”? ¿Voluntarios del frente de Donetsk que ajustan cuentas con los “traidores que desde Moscú critican la intervención”? ¿Una especie de GAL a la rusa, o una versión aún más salvaje de aquellos “titushki” (bandas de lumpen) utilizados por el poder ucraniano contra el Maidan en Kíev en noviembre y diciembre de 2013? 

¿Se inscribe este asesinato en la lógica de los imperios combatientes, de la que el propio Maidán de Kiev ofreció tantos ejemplos? Sea como fuere, este hecho confirmaría mucho más la debilidad y vulnerabilidad del poder ruso, que su agresividad y potencial dictatorial. (...)"                  (Rafael Poch , La Vanguardia, en Rebelión, 02/03/2015)

En Europa no hay indicios de vida inteligente... Merkel y Alemania deben asumir sus errores desde 2010 y cambiar la política económica europea

"(...) No obstante, que Atenas presente un plan coherente a medio plazo es condición necesaria, pero no suficiente. En Bruselas, Fráncfort y Berlín tampoco hay muchos indicios de vida inteligente. 

Hace dos semanas la Comisión Europea presentaba sus previsiones de invierno y esperaba que el PIB y el empleo en Grecia crezca un 2,5% en 2015. Una semana después Eurostat, que depende de la Comisión, anunciaba que el PIB griego cayó en el cuarto trimestre. Se puede poner fin a la fuga de depósitos y evitar un corralito pero la recesión en Grecia ya es irreversible.

Espero y deseo que se autorice ayuda humanitaria para atender necesidades extremas de una parte de la sociedad griega. Pero urge aprobar el plan de inversiones europeas y concentrar parte del mismo en Grecia para sacarla de la recesión. También urge sobreponderar la compra de deuda griega por parte del BCE para frenar la fuga de capitales y de depósitos cuanto antes.

Todo el mundo tropieza con la misma piedra pero conviene no enamorarse de ella. Merkel y Alemania deben asumir sus errores desde 2010 y cambiar la política económica europea para volver a crecer. 

Si ambas partes no asumen su responsabilidad, es posible que dentro de poco tiempo comprobemos que fue un error que Grecia permaneciera en el euro. Como ha reconocido el propio Presidente de la Comisión, Jean Claude Juncker, Europa no puede seguir pecando contra la dignidad de su pueblo."         (   , El País,   21 FEB 2015)

La Unión Europea nunca rescató a los griegos... rescató los 183.200 millones que la banca alemana y francesa tenían invertida en su deuda. Ahora, 27.000 millones de ellos ha pasado a ser deuda española

"Cuando estuvimos en Atenas, hace un mes y coincidiendo con el triunfo electoral de Syriza, no vimos por ninguna parte a ciudadanos rescatados por la Unión Europea. Tampoco rescatados por España, sobra decir. 

El hambre, la pobreza o la privación era lo que uno efectivamente podía ver en las calles. Y, desde luego, no es esa la estampa que uno imagina cuando se habla de sujetos rescatados. Uno espera que al menos los rescatados puedan sobrevivir con holgura. Sin embargo, los que vimos, a duras penas. Entonces, ¿qué ha pasado en Grecia en estos años? (...) 

En aquel año de 2009, ningún Estado europeo tenía en su posesión deuda pública griega. Toda la deuda griega era de naturaleza privada. En concreto, los bancos franceses y alemanes habían comprado títulos públicos griegos por el valor astronómico de 183.200 millones de euros. Los bancos españoles habían invertido mucho menos, unos 2.000 millones de euros. En ese mar de tranquilidad, la prima de riesgo aún era desconocida. (...)

 En cuanto el primer ministro griego –del PASOK- reconoció que habían hecho trampas contables –los de ND- para disimular el verdadero déficit, se disparó el miedo entre los inversionistas privados. Éstos comenzaron a deshacerse de los títulos de deuda pública griega por el miedo a no poder recuperar el dinero prestado. Esta dinámica generalizada –con un impasible Banco Central Europeo- tuvo como consecuencia que la prima de riesgo iniciara una intensa senda ascendente que alcanzaría su máximo en marzo de 2012. 

El aumento de la prima de riesgo fue de tal cuantía que al estado griego no le quedó más remedio que pedir ayuda. Así llegó el primer acuerdo propuesto por la Comisión Europea, secundado por el Fondo Monetario Internacional, el presidente del BCE y la canciller alemana. La troika había nacido. Llegaban así los primeros préstamos, siempre condicionados a la ejecución de recortes en gasto público y otras reformas estructurales de carácter neoliberal. (...)

Unos meses más tarde el Banco Central Europeo vino al rescate. El BCE realizó una compra masiva de bonos griegos a muchos bancos europeos, que estaban deseando deshacerse de ese enorme riesgo. ¡Les hizo un favor! Si Grecia no pagaba, le hubiera tocado hacerlo a los bancos alemanes y franceses. ¡Mucho mejor que el riesgo lo tuviera el BCE!

Para mayor suerte para los bancos, unos meses más tarde se aprobó la creación del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera. Se trataba de un mecanismo temporal que se utilizaría para financiar al Estado griego a precios levemente inferiores a los de mercado, utilizando para ello las garantías del resto de Estados miembros.

 Eso significaba que los inversores internacionales podían prestar ahora a Grecia sin peligro: si todo iba bien, ellos cobraban; si iba mal y el bipartidismo griego no podía pagar, entonces varios Estados europeos se harían cargo del coste.

Como consecuencia de esos acuerdos, durante este periodo de tiempo se fue trasladando el riesgo de impago griego desde los bancos hacia los Estados europeos. (...)

Tiempo para que los bancos europeos pudiesen ir deshaciéndose de los títulos de deuda pública al mismo tiempo que los Estados europeos y el BCE pasaban a ser propietarios de los mismos. Así las cosas, cuando se hizo finalmente la reestructuración de la deuda pública, en abril de 2012 (¡dos años más tarde!), buena parte de los bancos europeos no perdieron nada porque ya se habían retirado del negocio.  (...)

A día de hoy, los bancos europeos apenas tienen exposición. (...)

¡Qué paradoja! A pesar de que fueron los bancos privados quienes realizaron malas inversiones al prestar dinero a un agente económico que más tarde se declaró insolvente, como Grecia, hoy día son los contribuyentes del resto de economías europeas los que corremos el riesgo de un impago de la deuda pública griega. 

A día de hoy, los contribuyentes españoles tenemos una exposición a la deuda pública griega de más de 27.000 millones de euros. Es mucho, pero en realidad se trata de una cantidad siete veces inferior a la exposición que tenían en diciembre de 2009 los bancos alemanes y franceses. (...)"            (Alberto Garzón y Eduardo Garzón, Público.es, 20/02/2015)

Dureza con Grecia y España, laxitud con Francia e Italia: esa es a día de hoy la Unión Europea

"Dureza con Grecia y laxitud con Francia e Italia: esa es a día de hoy la Unión Europea. La Comisión Europea acaba de dar dos años más a Francia, hasta 2017, para que deje el déficit público en el mítico 3% del PIB. Bruselas da un ligero toque de atención a París y Roma, pero pone de manifiesto que las reglas no son iguales para todos (...)

En un movimiento político de primera magnitud, la Comisión Juncker, que podía haber iniciado el procedimiento de sanción para París y Roma ante la falta de reformas y los problemas con el déficit y la deuda pública, respectivamente, confirma que la era de la austeridad deja paso a una política fiscal neutra y muy cuidadosa con los grandes, ante unas perspectivas para la economía europea que no acaban de mejorar ni siquiera con la promesa del Banco Central Europeo de la compra masiva de deuda pública y privada. 

Y ante el peligro que en esos dos países, y en otros, emerge en forma de populismos, con el Frente Nacional de Le Pen en Francia y la antipolítica del Movimiento 5 Estrellas más allá de los Apeninos.

Según las previsiones de la Comisión Europea, el déficit público de Francia, en vez de menguar, creció hasta el 4,3% del PIB en 2014 (frente al 4,1% de 2013). (...)

La Comisión tampoco hará exigencias adicionales a Bélgica e Italia, pese a sus evidentes problemas para bajar la deuda pública.

En el caso de España, por ahora, no hay novedad: con un déficit cercano al 5,5% del PIB en 2014 tras un ajuste tremendo (el desfase estaba en el 9% del PIB en 2011), que contribuyó a provocar una segunda recesión y destruir otro millón de empleos, la Comisión le sigue exigiendo que llegue al objetivo de déficit del 3% en 2016.

 "En España ha habido mejoras, pero aún hay riesgos", dijo en rueda de prensa el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, quien precisó que el país seguirá siendo sometido a la supervisión comunitaria."             ( El País, Bruselas 25 FEB 2015)

1.3.15

Los griegos no fueron ni noqueados ni humillados... resisten. Son un ejemplo para Europa. Están librando una batalla por todos

"(...) En este primer asalto el objetivo de los sectores más reaccionarios del gobierno alemán, encabezados por su Ministro de Finanzas Schäuble, era dejar fuera de juego al nuevo Gobierno Griego haciéndole responsable del fracaso de unas negociaciones que podrían haber llegado a obligar a Grecia a salir del Euro, cuestión esta en la que coincidían con los sectores más extremos de Sryza que son, precisamente, los que han criticado el acuerdo.

Hay que recordar que en plena vorágine negociadora cuatro de los cinco miembros del Consejo asesor de Economía del gobierno Alemán (Lars Feld, Christoph Schmidt, Isabel Schnabel y Volker Wieland) hicieron pública su posición que se puede resumir en que la salida de Grecia del euro reforzaría al euro sistema, a la vez que manifestaban que la política de austeridad y consolidación fiscal no había fracasado. Opinión muy extendida en los medios conservadores alemanes y en la población alemana bombardeada por la propaganda. (...)

Pero más allá de seguir en pie, de no haber caído en la lona al primer asalto, -cuestión, por otra parte, nada despreciable- la pregunta que hay que hacerse es si el Gobierno Griego ha logrado algo. Veamos:

En primer lugar ha logrado recuperar el control sobre la elaboración del presupuesto griego. Algo básico para un gobierno que pueda calificarse como tal. Hasta ahora el anterior Gobierno Griego de Nueva Democracia y PASOK tan solo venía aplicando las órdenes que el Eurogrupo le dictaba en relación con las decisiones de gastos e ingresos públicos. 

Por su parte, la Troika enviaba regularmente una lista de comprobación de que todo lo que había impuesto se estaba cumpliendo. A partir de ahora será el Gobierno Griego el que proponga cómo alcanzar las obligaciones y sus compromisos presupuestarios. (...)

De acuerdo con las declaraciones públicas del nuevo Gobierno, cabrá esperar que primará el impulso de aquella inversión pública con mayor capacidad de impulsar la actividad económica y, con la reconstrucción del maltrecho Estado del Bienestar (3 millones de griegos han sido expulsados del sistema público de salud), acabar con aquellos gastos corrientes improductivos cuyo único cometido era sostener las estructuras clientelares de Nueva Democracia y del PASOK.

 Y desde el punto de vista de los ingresos, la lucha contra el fraude fiscal permitirá iniciar la recuperación de los ingresos públicos como fase previa a una profunda reforma fiscal progresiva menos sustentada en impuestos indirectos que agravan la caída de la demanda  (...)

En segundo lugar y en este sentido, dentro de los limitados márgenes que tiene el nuevo Gobierno Griego, son positivas las manifestaciones hechas por el Eurogrupo  de que “tendrá en cuenta las actuales circunstancias económicas para fijar el objetivo del superávit fiscal primario contenidas en el actúal programa”. El Gobierno Griego quiere situarlo por debajo del 2%. 

Éste superávit se situaba en un 3% y, para el próximo año 2016, en un 4,5%. La obtención de un mayor margen fiscal, si bien aún muy reducido, podría permitir incrementar la capacidad de Grecia para dedicar una mayor parte de su gasto público a las necesidades de los griegos y al crecimiento económico en lugar de al pago de la deuda.  (...)

Y en tercer lugar, Grecia también necesita medidas inmediatas de carácter humanitario: éste es el sentido de la restitución del salario mínimo a los niveles anteriores a las imposiciones de la Troika (el Gobierno Griego tiene intención de seguir adelante con la restitución progresiva del salario mínimo que, como muy bien explicó Varoufakis a sus colegas del Eurogrupo, no tiene influencia directa alguna en el incremento del gasto público); del restablecimiento del equilibrio en la relación de fuerzas de las instituciones del mercado de trabajo; de la recuperación de servicios básicos como la salud y la educación… medidas todas ellas que impulsarán, además, la creación de empleo. 

 Y cómo propone Syriza, Grecia debe dotarse de un sistema más sólido y progresivo de impuestos, que se apoye menos en la imposición indirecta y que sea capaz de gravar la renta y la riqueza. El nuevo gobierno también deberá luchar, sancionar y erradicar la corrupción y crear órganos independientes que fiscalicen las cuentas públicas y aumenten la credibilidad de los compromisos en materia fiscal.

 Los acreedores griegos deben reconocer la voluntad de cambio del Gobierno de Tsipras, si no quieren terminar de perder, ellos sí,  toda la credibilidad que aún les queda, porque todo apunta a que la postura de Alemania y de sus socios ideológicos (no les llamemos cómplices, acólitos ni secuaces… aunque lo merezcan) no está guiada por conceptos económicos sino por la ideología que sustenta las políticas de austeridad fracasadas.  (...)

El Gobierno Griego no ha ganado este primer asalto, pero tampoco lo han hecho los sectores más dogmáticos de las políticas de austeridad a ultranza que reclamaban una acción ejemplarizante que pusiera al Gobierno Griego al borde del precipicio para humillarlo y noquearlo. Ni está noqueado ni ha quedado humillado.

 Algún economista dice –irónicamente- que Tsipras ha logrado poner de acuerdo a todos los miembros del Eurogrupo. Tal vez sea cierto… para el descrédito de esos miembros. Pero lo que no ofrece dudas es que la dignidad del Gobierno Griego y la solvencia técnica de sus negociadores sí ha logrado la admiración y el apoyo de cientos de economistas y de millones de ciudadanos europeos en todos los estados miembros, Alemania incluida.

Que Alemania, al frente del Eurogrupo, podía aplastar a los griegos… eso ya lo sabíamos ¡Menudo descubrimiento! Pero resisten. Son un ejemplo para Europa. Están librando una batalla por todos. (...)"             (Declaración de la Junta Directiva de Economistas Frente a la Crisis EFC, 24/02/2015)

Ana botella desahucia con una excavadora a una familia con tres menores, y derriba su vivienda. Porque ocupaba 6 m. de una acera, según el nuevo plan

 Agentes de Policía Municipal ante las personas subidas en una excavadora que trataban de evitar el desalojo de la vivienda de la calle Ofelia Nieto 29EFE/Javier Lizón



 





"El edificio de Ofelia Nieto 29, que se había convertido en símbolo de la lucha antidesahucios, ha sido derribado. El Ayuntamiento de Madrid ha enviado una excavadora para tirar abajo la vivienda y desahuciar, de esta manera, a una familia con tres menores. Fuentes policiales han informado de que hay once detenidos.

"Arrancaron de cuajo la puerta con la ayuda de una excavadora", ha señalado Ángeles Gracia, una de las propietarias de la vivienda, que ha asegurado que los agentes llegaron a la vivienda "sin previo aviso" y "sin ninguna notificación u orden de entrada".

Fuentes policiales han informado que hay once detenidos, y que las detenciones se han producido después de que estas personas "rociaran con gasolina la ropa" de varios agentes de Policía, sin que ninguno de ellos resultase afectado. El medio de comunicación Periodismo Humano informa que uno de ellos es el periodista Jaime Alekos. 

 La difusión por las redes sociales de la llegada de casi una decena de furgones policiales y vehículos de obra a la vivienda de Ofelia Nieto bajo la etiqueta #ON29 ha provocado una gran movilización. Decenas de activistas y vecinos han acudido para ofrecer su apoyo e intentar frenar el derribo.

 De hecho, a las 10.30 de la mañana alrededor de 10 personas han conseguido subirse a la excavadora parar tratar de impedir que llevara a cabo su cometido.  Sobre la vivienda pesaba una sentencia judicial de expropiación, en base a un plan de desarrollo urbanístico, por el que el Ayuntamiento expropió numerosas viviendas y ha realojado a 15 familias. En el caso de la vivienda de la calle Ofelia Nieto 29, son seis metros cuadrados los que interfieren en el diseño de la acerca que refleja el plan urbanístico. (...)

Desde julio de 2013 resisten en la vivienda cuando un auto judicial emitía una orden de desahucio y “autorizó la entrada en domicilio”. En el mes de agosto el Ayuntamiento notificó a la familia que para el día 14 deberían haber trasladado sus muebles y abandonado la vivienda y que de no ser así desde la administración podrían recurrir a las Fuerzas de Seguridad para proceder al desalojo.

La entrada en el domicilio no llegó a realizarse ya que multitud de personas se movilizaron, desde la Asamblea de Tetuán y la Plataforma Stop Desahucios, para acompañar a la familia día y noche, y evitar que la fuerzas policiales procedieran al desahucio. Se hizo famosa entonces la consigna "Ofelia resiste" y esta lucha se convertía en símbolo de la resistencia popular contra los desahucios. Hoy, el Ayuntamiento, ha derribado el edificio, pero el símbolo permanece. "             (Público, 27/02/2015 , El País, 27/02/2015)

¿No estamos en deflación? El IPC de febrero en el -1,1%, el peor dato de la historia

"En España en el mes de febrero siempre subía el Índice de Precios al Consumo (IPC) debido al final de las rebajas. Febrero de 2015 será ya un mes a retener en estudios y análisis porque por primera vez desde que se empezó a medir la inflación en España, en 1969, los precios se han mantenido en negativo, a pesar de que subieron un 0,2% respecto a enero. 

Según el indicador adelantado del Instituto Nacional de Estadística (INE) el IPC de febrero se situó en el -1,1%.

Octavo mes consecutivo en negativo

Con el dato de febrero España encadena ocho meses consecutivos con el IPC en negativo. Eso es deflación para todos los economistas del mundo. Además España tiene una de las caídas más acusadas de todos los países del euro y aunque la Eurozona bordea la deflación, España es una de los países que entró hace tiempo en esa espiral.

 El riesgo cierto de que toda la eurozona entre en deflación es una de las razones por las Banco Central Europeo aprobó la compra de deuda pública. 

 El Gobierno miente cuando niega que la economía española esté en deflación, aunque Luis de Guindos intenta salvar su reputación y lo que niega es que estemos en ‘deflación estructural’. 

Un dato alarmante es que el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) también está en negativo, concretamente en un -1,2%, a pesar de que subió dos décimas respecto a enero. (...)"            (El Plural, 27/02/2015)

La España que Rajoy no conoce: universitarias, empresarias, o mujeres emprendedoras, se apuntan a los cursos de prostitutas de Aprodex

"(...) Incluso en la prostitución, las mujeres españolas han empezado a recuperar el terreno cedido a las inmigrantes.

 "En un principio el terreno fue tomado sobre todo por latinoamericanas y luego se incorporó todo el mercado de la Europa del Este, pero ahora las españolas han vuelto al oficio", confirma Paula Vip, presidenta de la Asociación de Profesionales del Sexo (Aprosex). 

Esta asociación lleva a cabo desde el año pasado cursos para orientar e informar a quienes quieran iniciarse en la profesión, y se han visto sorprendidas por la numerosa respuesta que han obtenido. Todas las participantes eran españolas, "sobre todo universitarias y empresarias, o mujeres emprendedoras en cualquier caso", subraya Vip. 

Entre las participantes en el primer curso estaba Arianna Frega (nombre artístico, como el de Vip), que hasta hace dos años tenía una empresa en el sector de la construcción y otra en el de la hostelería. Pero en la primera, su socio la estafó y le dejó con una importante deuda.

"Cuando me quedé sin la empresa, con la hostelería no llegaba a fin de mes para nada", cuenta Frega. "Además de la deuda, tengo una hipoteca y los gastos mensuales se me iban acumulando. Llegué a un punto en que me dije que no podía seguir pidiendo más dinero a la familia".

 Supo del curso de Aprodex por Internet y decidió pagar los 50 euros que costaba, una cantidad considerable para ella en aquel momento. Ahora, gracias a su trabajo como escort, ha logrado salir adelante: "Sigo teniendo la deuda pero voy más tranquila porque voy generando unos ingresos y llego a fin de mes y voy pagando la deuda". (...)"            (Pablo Pérez Álvarez, CTXT, 12/02/2015)

Lo único que ha mantenido a flote nuestra economía son los flujos de inversión extranjeros destinados a financiar al Tesoro... los especuladores

"(...) Hace dos semanas Banco de España actualizó los datos de las Cuentas Financieras de la economía española y de la Balanza de Pagos, correspondiente ambos al tercer trimestre de 2014. Ya hablamos de ellos. Por un lado, alcanzamos niveles récord de deuda pública y deuda externa neta

El montante de deuda de las administraciones públicas supera los 1,4 billones de euros, lo que supone un incremento bajo Rajoy “el austero” de más de 593.000 millones de euros, en solo dos años y nueve meses.

 Por otro lado, la deuda externa neta, se ha incrementado hasta alcanzar un nuevo récord histórico, superando en el tercer trimestre de 2014 el billón de euros, tal como se puede apreciar en las cifras de Balanza de Pagos. Mientras, el desendeudamiento de familias y empresas no financieras va despacio, muy despacio.

Pero la situación es todavía más “oscura” si se analiza la composición de la inversión internacional neta en España. Lo único que ha mantenido a flote nuestra economía es la llegada de flujos de inversión extranjeros destinados a financiar al Tesoro y a las emisiones de bonos corporativos de las grandes empresas

Apenas hay mejora en nuestro aparato productivo. Lo de siempre enésima, huida hacia adelante. ¿Y quienes han comprado nuestra deuda pública desde fuera? La realidad es que está muy concentrada en pocas manos.

Sin embargo, la explosión de nuestra deuda pública va más allá de los estabilizadores automáticos. El Inspector de Hacienda Agustín Turiel Martínez ha cuantificado para el período 2008-2013 qué parte del incremento del stock de deuda pública emitida por la Administración Central del Estado corresponde a fondos que se destinan no a sufragar gastos operativos corrientes o de capital, sino a ser nuevamente prestados a terceros. Cálculos espeluznantes.

 En el período 2008-2013 la cifra acumulada supera los 230.000 millones de euros, solo en la administración central. De nuevo, pregunto, ¿qué va a hacer nuestro gobierno? Somos vulnerables a un cambio en el ciclo de propensión-aversión en los mercados financieros, y la cuenta atrás ya ha comenzado."       (Juan Laborda, Vox Populi, 28/01/2015)

El peso de llevar la pobreza en la mochila

"Cuando las cosas están complicadas en casa, la mochila pesa el doble. Estefanía y Bárbara, dos gemelas de 15 años, a veces viven con estrés la situación de penuria económica que tienen en casa, y eso les afecta en clase. (...)

"Ellas son maduras y se salen a pesar de todo", valora Yolanda, que aún así admite que "algunos detalles les van afectando poco a poco". Se refiere a los gritos que a veces hay en casa –"los abuelos son mayores y me culpan por haber perdido el piso"– o no poder hacer frente a los 20 euros que costaba la última salida al teatro.

 En su caso, explica Yolanda, la escuela les ha ayudado mucho: "Las tutoras se han volcado siempre en ellas y la psicóloga ya las conoce perfectamente", pero no esconde que la fortaleza de sus hijas a veces no es suficiente para dejar atrás el lastre que supone su situación de pobreza.

De acuerdo con un estudio publicado esta semana por la Fundación Jaume Bofill, la situación socioeconómica de los alumnos condiciona más sus resultados que hace una década. Una situación manifiesta de desigualdades que, según la propia fundación, supone un freno en la mejora del sistema educativo. A día de hoy, ser de un entorno desfavorecido o hijo de una familia más acomodada sigue siendo un hecho diferencial. 

El mismo estudio, elaborado a partir de los informes PISA de 2003 y 2012, señala que sólo un 6,6% del alumnado de clase alta obtiene malos resultados, mientras que en el caso de los de clases bajas los malos resultados llegan hasta el 35,3%, siempre con respecto a la asignatura de matemáticas.

La de la familia Yeste es una situación límite, pero nunca ha sido fácil. Yolanda es madre soltera –su marido la maltrataba– y siempre se ha visto forzada a trabajar el doble para garantizar el bienestar de sus hijas. Horas extras día sí y día también como vigilante de seguridad le permitieron contraer una hipoteca, pero el trabajo decayó y, a pesar de seguir trabajando, le fue imposible mantener los pagos al día. 

El banco –Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI), filial del Santander– le obligó a vender el piso, una operación que a pesar de todo le dejó una deuda de 300.000 euros y, poco después, la demanda por parte del banco también del piso los abuelos –donde viven ahora todos cinco– por haber sido avalistas. (...)

Bárbara y la Estefanía están convencidas de que este proceso les ha perjudicado a menudo en clase, aunque tampoco son de sacar malas notas. "A una le cuesta más que a la otra; una es más rebelde, y a veces parece que no le importe nada en el mundo, y la otra es muy introvertida y le cuesta relacionarse", explica Yolanda. 

Pero reflexionando con calma, llega a la conclusión de que tal vez la pérdida del piso y la entrada sobrevenida en la pobreza no ha sido lo que más les ha afectado. "Quizás ha sido más perjudicial para ellas, a largo plazo, los años anteriores. Cuando trabajaba todo el día nunca les ayudé a hacer los deberes. Hablábamos menos. Durante muchos años yo no estuve anímicamente bien y cuando se me acercaban les gritaba y las echaba", recuerda Yolanda.

"A veces no es sólo que se pueda pasar hambre o que no se tengan dinero para material escolar, que es gravísimo, es que hay consecuencias como la pobreza afectiva: los adolescentes que en casa no les pueden dar suficiente cariño porque los padres están desbordados de problemas llegan a la escuela con la autoestima por los suelos, un desánimo que los hace rendir menos", afirma el psicopedagogo Joan Maria Girona.  (...)


Yolanda perdió su trabajo hace un año, pero con todo siempre ha priorizado la educación de sus hijas y nunca ha dejado de pagar todo lo relacionado con su escolarización. Esto sí, los 20 euros de las excursiones al teatro, las colonias, o las actividades extraescolares están totalmente fuera de su alcance. "No nos lo podemos permitir, y ellas lo entienden", explica. 

De todos modos, a Estefanía y Bárbara, explican, les encantaría poder hacer cursos de inglés y de canto. "A las dos nos gusta cantar, a mí sobre todo", explica Bárbara. De hecho, sus inquietudes artísticas –por la música, la escritura o la pintura– hacen que ambas quieran cursar el bachillerato artístico una vez acabada la ESO.

"La gente no llega para pagar los extraescolares, y son actividades importantísimas para que tengan un refuerzo, para que se ejerciten haciendo deporte, para que socialicen", explica Miguel Santos, presidente de la AMPA de la escuela Mestre Morera, del barrio de Ciutat Meridiana, uno de los que tiene la renta media más baja de toda Barcelona.

 Ni siquiera habiendo establecido un precio de cinco euros al mes las familias se lo pueden permitir, aunque a menudo las familias se apoyan las unas en las otras cuando no pueden hacer frente a un pago. "Hay demasiada pobreza y estamos limitando las posibilidades de los jóvenes", razona. (...)

La Generalitat deriva 16.253 pacientes para bajar las listas de espera

"Las dilatadas listas de espera para intervenciones quirúrgicas que acumulaban los hospitales catalanes tras los tijeretazos ejecutados por el consejero Boi Ruiz hace cuatro años —cuando el número de pacientes en espera alcanzó el récord de 193.879— se han reducido un 12% durante 2014. 

Pero, para cumplir el compromiso que efectuó Ruiz de reducir las listas y llegar a fin de año cumpliendo el plazo máximo de seis meses garantizado por ley en 14 intervenciones, Salud ha tenido que tirar de derivaciones a otros centros que, aunque están dentro de la red pública, son de titularidad privada. El departamento ha confirmado que desvió a 16.253 pacientes a otros hospitales durante 2014. 

El Sagrat Cor, el Hospital General de Cataluña y la Clínica del Vallès —los tres centros dentro de la red pública (SISCAT) pero propiedad de la compañía privada IDC Salud (antigua CAPIO)— acumulan alrededor del 50% de las derivaciones que efectuó Salud para atajar las listas de espera. 

El departamento desvió también al San Rafael, al hospital de Sant Boi, al Esperit Sant, a la clínica Plató, al Dos de Maig, al hospital de Mollet y al de Sant Celoni el resto de los pacientes procedentes de otros centros públicos. (...)

“Es imposible que no se hayan desviado del presupuesto para hacer esto. Y si no ha habido desvío, entonces hay un interés para mantener las instalaciones de la pública cerrada en favor de la privada”, apunta Carme Pérez, médica y diputada de Ciutadans. 

“Las listas de espera son un nicho de negocio para la sanidad privada. No se puede justificar que se derive pacientes a otros centros mientras se mantienen las instalaciones de sus hospitales de referencia cerradas”, concluye.
 
En todo caso, a golpe de derivaciones y de haber aumentado la actividad de los centros el 2%, el pasado verano, Salud consiguió reducir las listas en 21.610 personas con respecto a 2013. Con todo, aún quedan cerca de 160.000 pacientes en espera, 7.000 más que en 2010, antes de la aplicación de los recortes.  (...)"              (  , El País,  Barcelona 11 FEB 2015)

27.2.15

Alemania tiene invertido 700.000 millones, en Portugal, Irlanda, Grecia y España. Esa es nuestra fuerza, si tenemos el coraje de utilizarla. Su ruina o la nuestra

"(...) les aseguro que lo último que la banca alemana desea es que Grecia se vaya del euro. Y si no, esperen y lo verán. 

Y la causa de que a Grecia no la echarán de la Eurozona es que, si ello ocurriera, la banca alemana tendría un enorme problema. Alemania tiene invertidos 700.000 millones de euros en los PIGS, Portugal, Irlanda, Grecia y España (200.000 millones en este último). Esto es mucho dinero. 

Si Grecia es expulsada, es lógico que Grecia no pague esta deuda. Y el que tiene entonces un grave problema no es Grecia, sino Alemania. En realidad, todo el rescate a la banca española (para el que la UE ofreció hasta 100.000 millones de euros) era para pagarle la deuda a la banca alemana (como así constó en los discursos en el Parlamento Alemán, en el momento en que se tenían que aprobar tales fondos).

La victoria de Syriza significaría un paso para redefinir la dinámica Sur/Norte dentro de la Eurozona, lo que conllevaría por definición redefinir las relaciones de poder dentro de la Eurozona. En realidad, Grecia y España tienen más poder del que han tenido el coraje de utilizar. 

Y el poder es que deben muchísimo dinero prestado a Alemania, que este país no puede perder, lo cual ocurriría si estos países no pagaran. Si usted, lector, debe 100.000 euros a un banco y no los puede pagar, usted tiene un problema. 

Pero si usted debe 100.000 millones al banco y usted no los puede pagar, el banco tiene un gran problema. Y Alemania es plenamente consciente de ello. (...)"         (Artículo publicado por Vicenç Navarro en la columna “Pensamiento Crítico” en el diario PÚBLICO, 5 de enero de 2015, y en catalán en el diario digital VILAWEB, 9 de enero de 2015, en www.vnavarro.org, 05/01/2015)

¿Qué le pasaría a Grecia si es expulsada del euro? Que saldría adelante más libre y más soberana

"(...) Un posible escenario, acaso el más indeseable para las dos partes es la salida de Grecia del sistema monetario del euro. No necesariamente de la Unión Europea como gran acuerdo de libre tránsito de mercancías, capitales y personas. Sólo del sistema monetario conjunto. 

Ahí está, como modelo clarísimo el caso del Reino Unido, que siendo miembro de la Unión Europea (UE) no se encuentra dentro del sistema monetario del euro. ¿O alguien ignora que ese gigante de la UE tiene y mantiene su propia moneda, la celebérrima libra esterlina?

¿Qué podría pasar? Realmente nada. En realidad sería una situación inédita que implicaría un prolongado periodo de ajustes internos y externos de índole comercial, monetaria, política y financiera. Algo semejante, pero al revés, del largo lapso de ingreso y adaptación al euro que vivió Grecia en las últimas décadas.

¿Que habrá problemas y dificultades? Claro. Pero nada técnicamente imposible de ser resuelto satisfactoriamente. Y nada comparable, por ejemplo, con una guerra civil o con una invasión extranjera.

 Ahí están los casos de la desintegración de la antigua Yogoslavia. Eso sí fue una catástrofe, un verdadero cataclismo social que produjo incontables sufrimientos a la población de esa región del planeta. Y aún así, esas comunidades se sobrepusieron a la hecatombe y siguen viviendo. El Apocalipsis no existe. O al menos no es eterno.

Parece claro, por lo demás, que ahora mismo Ucrania vive momentos mucho más difíciles de los que podría vivir Grecia si sale del sistema monetario del euro. E incluso en la hipótesis de que los helenos tuvieran que salir, por decisión propia o expulsados, de la Unión Europea.

¿Va a cesar la producción? ¿Se va a extinguir el comercio nacional e internacional? Los compradores extranjeros del aceite de oliva griego van a dejar de consumirlo? ¿Se va a extinguir ese mercado? ¿La familias griegas van a dejar de trabajar y de comer? ¿Y de vestir y de calzar?

Ahí está como ilustrativo ejemplo histórico el caso cubano cuando el desmoronamiento de la antigua Unión Soviética. De un día para otro, literalmente de la noche a la mañana, Cuba perdió a su mayor socio comercial, el que representaba el 80 por ciento de su comercio exterior. ¿Y qué pasó? Que tras un periodo más o menos prolongado de penurias, y bajo una dirección valiente y sabia, la economía cubana se recuperó totalmente.

De modo que en el peor de los escenarios Grecia saldría adelante. Más libre y más soberana. Y daría, sin proponérselo, un ejemplo al resto de los miembros del sistema euro que hoy son tratados por la troika como vasallos. 

Si la élite del poder europeo se empeña en doblegar a Grecia, el tiro puede salirle por la culata. Recuérdese que siempre, y para todos, es mejor un mal arreglo que un buen pleito. "           (Miguel Ángel Ferre , Rebelión, 21/02/2015)

"Prestar” dinero del Estado griego para reponer las arcas de la banca alemana que el pillaje ha vaciado, es una declaración de guerra económica

"(...) La intransigencia de la Europa del Norte frente a sus políticas claramente fallidas es cada vez más punitiva y se corre el riesgo de que se produzca un rápido deterioro que acabe en una crisis regional y posiblemente mundial. 

Y aunque apenas se haga referencia a ello, la Europa de la periferia tiene cada vez más claro que Alemania, que se ha beneficiado tanto de su comercio con Grecia como a través del mayor de sus bancos, el Deutsche Bank, es en alguna medida responsable de la crisis griega.

Quienes sólo sienten un interés fugaz por la cuestión, probablemente desconozcan que el liderazgo político y económico de la Europa desarrollada se decantó profundamente por el programa neoliberal, permitiendo que sus bancos crearan burbujas inmobiliarias por toda la periferia europea, apalancándose masivamente en el período previo a la crisis financiera de 2008.

La combinación del incrementado apalancamiento y la disminución de las normas regulatorias de capital por parte de los grandes bancos alemanes, franceses y estadounidenses en la década del 2000, prueban bien a las claras el intencionado saqueo en términos de los economistas Akerlof y Romer (a menudo mencionados por el profesor y criminólogo financiero Bill Black): 

“Prestar” dinero del Estado griego para reponer las arcas de la banca que el pillaje ha vaciado, reforzando así un desequilibrio comercial que ha beneficiado a Alemania y que bajo ninguna circunstancia va a poder reembolsarse, es una declaración de guerra económica. (...)

 Tengo que reiterar que la situación actual de Grecia es en parte el resultado de los desequilibrios comerciales con Alemania y en parte del dinero prestado para rescatar a los bancos europeos implicados en unas finanzas depredadoras contra la Europa periférica.

 ¿Y la cancillera alemana Angela Merkel va y responde a las demandas griegas diciendo que Alemania padece un déficit de cuenta corriente por impulsar el comercio griego? Esto no tiene nada que ver con una conversación honesta. (...)"        (Rob Urie , CounterPunch, en Rebelión, 25/02/2015)

La alternativa más sana a la deflación mundial es una restructuración de deuda ordenada y coordinada. Grecia lucha por todos

"(...) Pero lo que no sabe Alvaro Nadal y otros economistas educados en el mismo paradigma, aunque defiendan opciones políticas supuestamente diferentes, es que esta dinámica deflacionista es muy peligrosa en situaciones de sobreendeudamiento, tanto público, como privado, como es España, Gracia, Portugal o Irlanda

 El objetivo es importar demanda a través de la caída interna de precios y salarios para exportar más y evitar el descenso de los niveles generales de precios, absorbiendo demanda del resto del mundo para que no se pare la economía y se mantengan estables los precios de importación. 

(...) la opción de tipos de interés negativos y compras masivas de deuda por parte de todas las economías puede acabar en un colapso de los mercados de activos, como el que llevamos alertando algunos. 

La pregunta clave que surge, es ¿ a dónde nos llevan las guerras de divisas multilaterales? Pues la historia económica nos dice que el resultado último suele ser la imposición de barreras al comercio, proteccionismo y empobrecimiento de las economías más débiles (...)

El riesgo cambiario y de tipos de interés negativos puede parecer nimio si China no decide intervenir en el partido devaluando también su divisa. (...)

Ahora, tras la intensa devaluación salarial y de precios, si China decide devaluar, con el mismo argumento que la UE, traería otra gran dosis de deflación importada, algo que ya está en curso con el desplome de los precios de materias primas, por cierto tan laureado por algunos economistas y políticos, que solo miran el corto plazo electoral. 

Si China también devalúa, el colapso puede ser generalizado

La pregunta es si existen alternativas. La alternativa más sana, a pesar de sus múltiples complicaciones, es una restructuración de deuda ordenada y coordinada, como preconizan ya muchos Premios Nobel como Krugman, Maskin u otros economistas ortodoxos como Rogoff y con ello poder normalizar los tipos de interés.

 Habría una parte negativa y es que algunos agentes caerían, pero por otro lado sería la única fuente real de crecimiento a corto y medio plazo, especialmente para economías como la griega o la española. 

Las opciones políticas que defienden esta alternativa, a día de hoy, son minoritarias y cuando triunfan, como el caso de Grecia, se intenta aplastarles, humillarles, como ha hecho Alemania, con el beneplácito de los palmeros de la Comisión, el FMI y el BCE

Pero también, la supuesta izquierda socialdemócrata ha jugado un papel esperpéntico, fruto de la debacle y descomposición intelectual y política en el que está inmersa. Si Grecia fracasa, algo que podría no ocurrir si China y Rusia entran definitivamente en el tablero de la financiación exógena, habremos fracasado todos.

Si no se produce esta restructuración de deuda, podríamos ver un colapso sin precedentes en los mercados de riesgo, que ponga a los bancos centrales al borde del abismo. (...)"            (Alejandro Inurrieta, Vox Populi, 22/02/2015)

Desahuciada una mujer con sus dos hijos de 4 y 8 años en Madrid

"Una comisión judicial, acompañada por varios agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP), ha procedido este mediodía a ejecutar el desahucio de una mujer y sus dos hijos, de 4 y 8 años, en el barrio madrileño de Lucero.

Según Stop Desahucios, Charo decidió ocupar con sus dos hijos menores una vivienda vacía de Bankia en el número 5 de la calle Solana de Luche, en Alto de Extremadura.

La mujer se trasladó a esta casa después de que fuera desalojada de la vivienda en la que había habitado desde que nacieron sus pequeños. La orden de desalojo vino por parte del Juzgado hipotecario a nombre de los antiguos propietarios, quienes se fueron de España hace meses.

El colectivo ha denunciado que Bankia se ha negado a paralizar el desahucio y seguir negociando un alquiler social, haciendo que otra familia se quede en la calle.El desalojo se ha producido en medio de una protesta de miembros de diferentes plataformas antidesahucios. Los manifestantes, convocados por Stop Desahucios, han gritado "desahucian al obrero, rescatan al banquero". (Público, 16/02/2015)

No hay recuperación. Ni en pintura... lo que hay es un aumento incesante de rentas del capital

"Pero lo cierto es que no hay recuperación. Ni en pintura. Para la mayoría de población lo que hay es menos empleo, más inseguro, de peor calidad y con salarios más bajos. Al inicio de 2009 había 19 millones y medio de empleados y empleadas que cotizaban a la seguridad social y hoy la población activa solo es poco más de 16 millones setecientos mil puestos de trabajo. Sin embargo, la población general apenas ha disminuido un millón. Por tanto ha descendido el empleo.
Cuando el PP ganó las elecciones hace tres años, la protección del desempleo era 67%, pero hoy solo es 57%. El empleo es más precario, como demuestra que los contratos de jornada completa solo son 8% del total. Eso es un hecho. Aunque tal vez la recuperación la vean las élites en el más de medio millón de desahucios habidos en este país. (...)

Todo ese trampantojo de precariedad ha generado una nueva categoría social: trabajadores pobres. Personas con empleo que necesitan ayuda para poder comer los últimos días del mes, no pueden poner la calefacción y han de vivir y dormir envueltos en abrigos y mantas. 

Pobreza energética lo llaman. Esa pobreza, según la Organización Mundial de la Salud, causa 7.000 muertos en invierno en España. Personas por debajo del umbral de la pobreza que, según informa Cáritas, ya son en España más de una quinta parte de población de los que casi tres millones no tienen techo o habitan en viviendas indignas. Además de que esa ciudadanía en riesgo de pobreza no cesa de aumentar. 

Vivir en riesgo de pobreza es no poder comer proteínas (carne, pollo, pescado) por lo menos cada tres días, no poder tener calefacción en casa, no tener lavadora ni teléfono y no disponer de unos pocos euros para gastos imprevistos, entre otras carencias graves.
Lo ha resumido el profesor José María Mella. En España, hay una caída incesante de salarios, empleo precario generalizado, pobreza desconocida desde hace tiempo, acusada discriminación de la mujer, alta desnutrición infantil, hambre, elevado fracaso escolar, reducción de inversión pública en educación y tasa de paro del 55% en jóvenes de 15 a 29 años. 
Pero hay aumento incesante de rentas del capital, mientras los salarios se reducen a 400 o 600 euros al mes, hay más de dos millones y medio de parados de larga duración y en 1.800.000 de familias nadie tiene trabajo…
¿Recuperación? ¿Crecimiento? Pretender que existen es insultar a la ciudadanía."       (Xavier Caño Tamayo , ALAINET, 20/02/2015)

Las causas de la deuda pública griega y española

"(...) El Estado español es pobre y no tiene recursos, pero España no lo es, tiene amplios recursos que el Estado podría recoger y que no recoge, forzándole a tener que pedir dinero prestado. Este punto debe subrayarse constantemente.

¿Es esta la causa de que España tenga una deuda elevada?

Sí, es una de las principales causas de la elevada deuda pública. Tanto España como Grecia tienen unas de las deudas públicas más grandes de la Eurozona. Lo mismo ocurre con Portugal e Irlanda. 

Y ello se debe, en parte, a que todos ellos tienen Estados muy pobres, con pocos ingresos. Y de ahí que tengan que pedir prestado mucho dinero. La deuda pública, tanto por habitante como por porcentaje del PIB, es en todos estos países superior al promedio de la UE-15 y al de la eurozona.

¿Y por qué estos Estados son tan pobres?

Porque históricamente han sido muy dominados por fuerzas profundamente conservadoras representantes de los mayores poderes financieros y económicos del país, así como de sus clases dominantes, que configuraron unos Estados que favorecieran sus intereses, entre los cuales predominaban unas políticas fiscales muy regresivas. 

Es decir, que las rentas del trabajo pagan impuestos mucho más altos que las rentas del capital sin olvidar que son Estados en los que existe una enorme impunidad y tolerancia hacia el fraude fiscal en el que incurren predominantemente aquellos grupos y aquellas clases. 

 Esto ocurre en España y en Grecia, y también en Portugal e Irlanda, donde los ingresos al Estado, incluso hoy, han sido más bajos que el promedio de la Eurozona.(...)

Pero se dice que los Estados son pobres porque los países son pobres.

Esto no es cierto. Estos Estados son mucho más pobres de lo que deberían ser, y de lo que su país permitiría. Por ejemplo, el nivel de riqueza de España al inicio de la crisis, medido por el PIB per cápita, era el 94% del promedio de los países de la UE-15, el grupo de países más ricos de la Unión Europea.

 En cambio, su gasto público social per cápita era solo el 74% del promedio de la UE-15. España se gastaba 66.000 millones menos de lo que debía gastarse en su Estado del Bienestar por el nivel de desarrollo económico que tenía. España tenía y continúa teniendo estos recursos. 

Lo que pasa es que el Estado no los recoge, y no lo hace porque las fuerzas conservadoras y sus instrumentos políticos tienen un enorme poder, situación que se remonta a épocas históricas anteriores y que ha configurado el Estado español.  (...)

De todos estos temas no se habla cuando se analiza la deuda.

Bueno, se habla indirectamente. Por ejemplo, incluso la Presidenta del FMI, la Sra. Christine Lagarde, hizo referencia a los 2.000 personajes de la vida financiera, económica y política griega que tenían sus cuentas en Suiza. Y el Financial Times acaba de escribir un editorial en el que apoyaba las medidas de Syriza de enfrentarse a los oligarcas griegos para que paguen sus impuestos.

 Y algo parecido ocurre en España. La corrupción tan extendida y masiva de la dirección del Partido Popular, heredero de las fuerzas que dominaron el Estado dictatorial, tiene sus bases en la cultura dominante en la dictadura, desarrollada en un Estado corrupto hasta la médula. Los Estados de estos países –España, Grecia, Portugal e Irlanda- son la continuación de aquellos Estados. 

En Grecia, las oligarquías que impusieron las dictaduras militares continúan dominando aquel Estado. Y lo mismo ocurre en España. Está bastante bien documentado en este país que los grupos financieros y económicos que ejercían una enorme influencia sobre el Estado dictatorial, continúan ejerciendo una influencia determinante.

Y a estos grupos se han añadido los nuevos grupos económicos, resultado de la privatización de las empresas públicas, repartidas entre las élites de los partidos gobernantes. Este es el background que hay que tener en cuenta para entender por qué el Estado es tan pobre y tan sesgado a favor del capital, elementos clave para entender ahora el llamado “problema de la deuda”. (...)"       

  (Entrevista realizada por estudiantes de la Universidad Pompeu Fabra al Profesor Navarro, publicada en la columna “Pensamiento Crítico” en el diario PÚBLICO, 6 de febrero de 2015, en www.vnavarro.org, 06/02/2015)

Soluciones para la deuda

"El montante de deuda de las administraciones públicas acaba de superar el billón de euros a finales de 2014, según el protocolo de déficit excesivo, lo que supone un incremento de 300.000 millones de Euros, bajo Rajoy “el austero”

Si atendemos a las Cuentas Financieras de Banco de España, a cierre del tercer trimestre de 2014, dicha cifra supera en realidad los 1,4 billones de euros, lo que supondría un incremento de casi 600.000 millones de euros. Este segundo criterio es menos laxo y preferible, una vez se obvian ciertas duplicidades. 

Con estos datos se demuestra que bajo el gobierno de Rajoy no ha habido austeridad alguna, la deuda pública se ha disparado como nunca antes en nuestra historia reciente. (...)

El origen de la actual crisis sistémica se debe al papel que jugó la deuda privada en la economía. Y en este proceso de expansión de la deuda privada la banca tuvo un rol relevante, introduciéndose un problema de riesgo moral. Los beneficios bancarios son impulsados por el volumen de deuda.

 La banca cuanto más se apalanca, más gana; y en el caso de que se produzcan bruscos descensos en el precio del colateral que alimenta su deuda, pelillos a la mar, el Estado acaba rescatándola, contaminando e incrementando la deuda pública. ¡Menudos liberales, eh! (...)

¡Rompamos el vínculo deuda-inflación de activos!

Los economistas Jaromir Benes y Michael Kumhof, publicaron finales de 2012 un interesante artículo bajo el título “The Chicago Plan Revisited”. Según el mismo, uno podría a la vez reducir la deuda privada, impulsar el crecimiento, estabilizar los precios, y convertir a los banqueros en meros comparsas de la realidad económica. Se podría hacer limpiamente, sin dolor, por mandato legislativo, mucho más rápido de lo que nadie imagina. 

Bastaría con reemplazar el actual sistema de dinero creado por la banca privada por dinero creado por el Estado. Para ello habría que acabar con la banca de reserva fraccional. Si los prestamistas se ven obligados a respaldar con reservas el 100% de los depósitos, la banca pierde el privilegio exorbitante de crear dinero de la nada. 

El país recuperaría el control soberano sobre la oferta monetaria. No habría más quiebras bancarias, y los ciclos de expansión y contracción del crédito serían mucho más suaves.

El último informe de la consultora global McKynsey sobre la evolución de la deuda global propone algunos cambios de política económica, y que algunos venimos aconsejando para nuestro país. Por un lado desincentivar endeudamientos especulativos, eliminando los incentivos fiscales a la deuda, como la deducción en el impuesto sobre la renta de los intereses hipotecarios, y, sobretodo, eliminando cualquier deducción fiscal de los pagos de intereses corporativos.

 Por otro lado, crear procedimientos o maneras que permitan a los países reestructurar su deuda soberana. Destacan también, en este sentido, las propuestas del ministro de finanzas heleno Yanis Varuofakis.

Sí que hay, por lo tanto, propuestas razonables encima de la mesa, pero llevamos mucho tiempo perdido. Sin embargo en los medios patrios ni una palabra. ¿Por qué? ¿Hasta cuándo?"             (Juan Laborda, Vox populi, 18/02/2015)

James Galbraith: observar en directo el Eurogrupo y su incompetente forma de hacer las cosas, fue para mí una verdadera revelación

"El economista James Galbraith ha pasado esta semana junto con el ministro griego de finanzas Yanis Varoufakis, incorporándose al equipo científico de la negociación griega. Fue entrevistado por Shawn Tully para la revista Fortune para compartir sus experiencias “desde dentro”. (...)

“Todo depende de Merkel”, nos dice James Galbraith, quien pasó siete días a mediados de febrero junto con Varoufakis en Bruselas y en Atenas. 

“Hemos escuchado al ministro de finanzas de Merkel, con una actitud negativa, y al vicecanciller, que quería el diálogo. A quien no hemos escuchado es a la propia Merkel. Sabemos que no quiere hablar, salvo que sea estrictamente imprescindible. Son lo más duros que pueden, luego hacen una concesión en el último minuto, para no tener que hacer dos”.

Galbraith resumen con una cuestión el dilema de Merkel (y la mejor esperanza para llegar a un acuerdo):

“¿Quiere Merkel ser la persona que presida la desintegración de la Eurozona?” (...)

“Yo estuve con los equipos técnicos, entre el 11 y el 17 de febrero, incluida la reunión de Bruselas. Me encontraba en la sala de calderas acompañando al equipo de trabajo griego.”

En el cónclave del Eurogrupo, Pierre Moscovici el comisario de la UE para asuntos económicos y financieros, presentó a Varoufakis un borrador de comunicado que permitía a Grecia solicitar una extensión de su acuerdo de préstamo garantizándole tiempo para discutir un nuevo programa de crecimiento para Grecia. 

Como dijo Varoufakis en la conferencia de prensa luego de la reunión, él estaba listo para firmar el comunicado de Moscovici, al que alabó como un “documento espléndido” y una “verdadero punto de ruptura”. 

Pero el jefe del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, estaba elaborando su propio documento:
“Yanis dijo: ´Tengo un texto’. Y Dijesselbloem dijo: ‘No, el texto es este’.”

Galbraith y el equipo griego trataron entonces de combinar partes de los dos borradores, a fin de producir un documento aceptable para ambas partes:

“Me dediqué entonces, junto a otras personas, a combinar los dos borradores [el de Moscovici y el de Dijeselbloem] en busca de lograr un texto que pudiera ser suscrito. No tardamos más de media hora en hacerlo.”

Pero entonces, según el testimonio de Galbraith, el ministro alemán de finanzas Wolfgang Schäuble, cerró la reunión. “Dijo que ‘no’” a la elaboración de una declaración conjunta como preludio de un compromiso, asegura Galbraith.

Para Galbraith, la falta de coordinación del lado europeo resultaba estupefaciente:

“Yo soy un veterano del personal de expertos del Congreso estadounidense. Contemplar un cuerpo institucional oficial funcionando con tamaña desidia y de forma tan ad hoc, observar en directo el Eurogrupo y su incompetente forma de hacer las cosas, fue para mí una verdadera revelación”. (...)

El 18 de febrero, Varoufakis presentó una solicitud formal de extensión del acuerdo de ptestamo con el Eurogrupo. Una vez más, las divergentes respuestas dejaron asombrado a Galbraith: 

“Jean-Claude Juncker [presidente de la Comisión Europea] sino que era un buen punto de partida”. Galbraith hace notar también que el vicecanciller alemán Sigmar Gabriel, dijo que la carta sobre la extensión del préstamo constituía “un punto de partida” para las negociaciones. Pero Schäuble desmintió a Gabriel, desdeñando la solicitud como “una posición insubstancial”.

“Se me pusieron los ojos chiribita con este espectáculo”, dice Galbraith. “¡Es Alemania! ¡El gobierno más poderosos de Europa!.” 

Para Galbraith, las divisiones internas en Alemania, y entre las propias naciones, han dejado claro que los dirigentes europeos son malos negociadores:

“Cometieron el error de dejar claro ante Yanis que ellos estaban jugando un juego muy duro, pero sin jugarlo muy bien, si juzgamos la cosa desde el punto de vista de la pericia política más elemental.”

Galbraith rechaza enfáticamente la idea de que la posición griega fuera confusa:
“Yo creo que los europeos quieren pretender que es confusa, pero la confusión existe sólo en sus propias mentes, no en la posición griega.”

Para Varoufakis y Galbraith, el politiqueo mezquino se atraviesa en el camino de la sensatez económica:

“Los jugadores institucionales –el FMI, la Comisión Europea y el BCE— han sido constructivos. Pero los acreedores, los jugadores activos, son los ministros de finanzas, y estos están divididos y son hostiles”

El campo de los que se oponían radicalmente incluía a España, Portugal y Finlandia:
“Sus dirigentes políticos se enfrentan a procesos electorales y a una oposición creciente. Están aterrorizados ante la perspectiva de sus respectivas oposiciones políticas saquen ventaja de la posición griega.”

Así pues, la supervivencia política en el cargo significa para ellos harto más que la salvación de la Eurozona.  

 Para romper el impasse se precisará con toda probabilidad de la intervención del único dirigente lo suficientemente poderoso como para desbaratar estas maniobras de la politiquería: Angela Merkel.  (...)

Los ministerios europeos de finanzas nunca han conocido nada igual a Varoufakis. Y Merkel tendrá que decidir en los próximos días si entrar en compromisos con alguien considerado tan radical y transgresor es realmente una opción para ella. Lo que anda en juego es el futuro del euro.(...)"              (Entrevista a James K. Galbraith, Shawn Tully
, www.sinpermiso.info, en Rebelión, 26/02/2015)