31.7.18

Preparémonos para ver el crudo a más de 100 dólares en 2019 y una inflación que duplique la estimada. España entraría en recesión. Nuestro déficit público se dispararía y las autoridades europeas podrían exigir recortes que aún hundirían más el ciclo económico. Nos encontraríamos de nuevo en una situación parecida al período 2007-2008. El impacto para España sería letal...

"(...) Desde estas líneas, los cuatro economistas que aquí escribimos, desde posiciones ideológicas distintas, venimos coincidiendo en el diagnóstico y sabemos lo que ocurrirá si no se hace nada en los siguientes trimestres. 

Los profundos errores de diagnóstico sobre la Gran Recesión, así como las medidas implementadas por los ejecutivos de Zapatero y Rajoy desde 2008, nos hanllevado a la mayor y más profunda crisis económica y social de nuestra historia reciente. 

La clase media se evapora; las desigualdades de renta y riqueza alcanzan cotas insoportables; y nuestros jóvenes, sin futuro.

 

Vuelta al 2007-2008


Frente al autobombo del anterior ejecutivo respecto al crecimiento económico que experimenta España desde 2014, venimos afirmando que la razón fundamental radica en los vientos de cola favorables externos, que ya se están desvaneciendo. 

El mismo regulador, en el Informe Anual de 2016, detalló las razones que había detrás de las sorpresas positivas en nuestra economía. Y ninguna de ellas tenía que ver con las políticas económicas implementadas desde el gobierno del ínclito monclovita de turno.

Por un lado, la relajación del ajuste presupuestario. Por otro, la entrada de flujos financieros foráneos en nuestra economía, derivados de la política monetaria del BCE. Pero además, el Banco de España añadía otra relevante: la bajada no prevista del precio del petróleo y otras materias primas. 

Según los cálculos del regulador, estos tres elementos habrían tenido un impacto sobre la actividad más positivo del previsto. Y todos ellos impactaron de modo menos favorable sobre el PIB del área del euro que sobre el español.

Sin embargo, el anterior ejecutivo pudo aprovechar, pero no lo hizo, las ventajas que suponía una financiación barata acompañada de una caída acentuada del precio del petróleo, para invertir en la creación de un tejido productivo sólido que permitiera a España consolidar una posición competitiva a largo plazo, con la creación de bienes y servicios de alto valor añadido cuya consecuencia sería la disminución del desempleo con generación de altos salarios, mayores ingresos tributarios y altas cotizaciones que permitieran la sostenibilidad del sistema de pensiones.

Prefirió continuar con “la patada hacia adelante”. Repetimos los mismos errores: confiar en nuevas generaciones de burbujas, en un turismo creciente, en parte por problemas geopolíticos en zonas competidoras, y todo ello en un contexto donde nuestro excelente tejido exportador patrio empieza a ser controlado por capital foráneo. 

Por eso le advertimos al nuevo ejecutivo de Sánchez que nos encontramos de nuevo en una situación parecida al período 2007-2008.

 

Ciclo alcista del precio del petróleo


Prepárense para ver el crudo a 90 dólares el barril este otoño y a más de 100 dólares en 2019. Los años de bajos precios del crudo y de la energía en general han sido buenos para los consumidores, pero los bajos precios han dado lugar a un colapso de las inversiones en exploración y producción. (...)

Y si a eso se le añaden problemas geopolíticos, como el hundimiento de la producción en Venezuela, las sanciones a Irán y otros, los precios solo pueden subir en los próximos años. Ello invalida los supuestos de los últimos Presupuestos Generales. 

Una inflación el doble de la estimada implicará que el déficit de las pensiones subirá en casi 2.000 millones, y que pese a las subidas salariales previstas de funcionarios y del sector privado el poder de compra de estos colectivos se reducirá en un punto. 

Por otro lado, si el PIB se reduce según el ministerio de Economía en un 0,7% por cada 10% de incremento en el precio de la energía, una subida del 30 % en el segundo semestre respecto a los PGE restará un punto al crecimiento este año, y lo llevará casi a cero en 2019.

 

¿Restricción fiscal y monetaria?


Con nuestras previsiones se producirá un incremento de la inflación general debido a los componentes erráticos, aquellos productos de la cesta de la compra que se fijan en los mercados financieros, pero no en la inflación subyacente (ausencia de repuntes salariales). 

Los bancos centrales podrían reaccionar con una política monetaria más restrictiva de la que correspondería al ciclo actual. Se repetiría lo sucedido en 2007-2008. Los mercados de riesgo se desplomarían y se pincharía la última burbuja creada por los bancos centrales, la de la deuda soberana. El impacto para España sería letal.

España es uno de los países europeos con mayor deuda externa, tanto pública como privada, por lo que es muy vulnerable a cualquier impacto sobre los tipos de interés. Pero el sesgo de la deuda externa se ha movido hacia la deuda pública. 

Si en 2008 los acreedores de las administraciones públicas apenas representaban el 20% del total de la deuda externa, a cierre de 2017 representaba el 49%. Una subida de un punto porcentual en los tipos de interés de la deuda exterior restaría casi 1,3 puntos de crecimiento al PIB.

Los dos efectos unidos, subida del precio del petróleo y de los tipos de interés, impactarían negativamente en nuestra economía. España entraría en recesión. Nuestro déficit público se dispararía y las autoridades europeas, podrían exigir ajustes adicionales que aún hundieran más el ciclo económico. 

Si en una fase expansiva en 2016 y 2017 España no cumplía el criterio de Maastricht, imaginemos que pasaría en un escenario negativo como el descrito. Si la Troika exigiera recortes de gasto adicionales el ciclo económico español registraría una recesión considerable.

En este contexto el BCE juega un papel clave que sin duda podría aliviar de manera considerable los efectos descritos. El BCE anunció que el programa de compra de deuda, básicamente soberana, en mercado secundario terminará a finales de 2018. 

El final de este programa no supone ninguna restricción monetaria, ya que la parte de la cartera de deuda que irá venciendo se renovará, de manera que la base monetaria no se contraerá. Sin embargo, existe un riesgo. El BCE hizo su anuncio de expansión cuantitativa en un contexto donde no prevé un repunte de la inflación derivado de la evolución de materias primas. 

Si se produjera un incremento en la inflación general, no la subyacente, como en 2007 y 2008, e implementara una restricción monetaria el impacto macroeconómico sería relevante y España no podría financiar su deuda soberana en los mercados financieros. Además, si quien sustituye a Mario Draghi es un alemán prepárense lo peor.

 

Conclusión


Por eso nuestro S.O.S. a Pedro Sánchez: el 2007-2008 se podría repetir. Pero si en el principio de la Gran Recesión nos parecíamos a Irlanda, burbuja de deuda privada, el estallido de la actual burbuja de deuda, sin soberanía monetaria, nos haría parecer a Grecia. 

El nuevo gobierno debe buscar un cambio radical de modelo productivo por que el actual ya está agotado, por el bien de las generaciones venideras. No queda otra."             

(Este artículo ha sido elaborado conjuntamente por Juan Carlos Bermejo, Juan Carlos Barba, Roberto Centeno y Juan Laborda, Vox Populi, 24/07/18)

Una de cada tres personas mayores cuida de sus nietos en España

"En España, los cuidados de niños y personas dependientes son asumidos por las redes familiares. Dentro de ellas, las personas mayores tienen un protagonismo muy importante. Según datos de la Encuesta europea de calidad de vida, un 35% de la población por encima de los 65 años cuida de forma habitualmente de sus nietos. 

El porcentaje es 12 puntos más alto que la media de la Unión Europea, y se aleja de los ratios de otros países de entorno como Francia (13%) o Alemania (15%).

La alta participación de este grupo de población en estas tareas también es significativo si se habla de cuidados de personas dependientes ancianas. En este caso, un 9% de las personas mayores de 65 años se ha hecho cargo de forma regular de algún familiar en estas circunstancias en el país, frente al 7% de la media de la UE. 

(...) la falta de políticas públicas obliga a la población buscar refugio en las redes familiares cuando necesitan asumir cuidados de niños o de personas dependientes. Según datos de Eurostat, la inversión en políticas de familia e infancia en España apenas alcanza los 280 euros por habitante, frente a los casi 800 de Francia o los 1.000 de Alemania.

La asistencia pública a la infancia tampoco sale bien parada en la comparación: solo el 4% de los niños españoles recibe servicios sociales de cuidados, frente al 40% de la UE. La escolarización de niños pequeños en el tramo de 0 a 3 años –una de las propuestas habituales para mejorar la conciliación– está también alejada de los ratios de la región, y arroja importantes niveles de desigualdad en función del nivel socioeconómico de la familia."          (CTXT, 29/06/18)

“Lo que está ocurriendo con Lula es un ejemplo de cómo lograr un objetivo político mediante una investigación judicial”

"Lo que está ocurriendo con Lula es un ejemplo de cómo lograr un objetivo político mediante una investigación judicial”, afirma el escritor José Augusto Ribeiro, biógrafo del mítico expresidente Getúlio Vargas, durante una visita a la vigilia en apoyo al expresidente delante de la cárcel federal de Curitiba.

 Muchos en Brasil coinciden. Otros muchos no. Los abogados de Lula acusan a los jueces de la investigación anticorrupción Lava Jato (lavacoches) de tener una agenda política cuyo objetivo es forzar la retirada del expresidente de izquierdas de la campaña electoral. 

Diversos expertos jurídicos han calificado como inquisitorial y selectivo el proceso contra Lula que lleva más de tres meses en prisión, condenado por blanquear dinero a través de unas obras en un apartamento en la playa de Guarujá, cerca de São Paulo.

 ¿Por qué no se ha condenado aún al actual presidente Michel Temer o al excandidato conservador Aécio Neves pese a las grabaciones que señalan su participación en la trama de sobornos y blanqueo de dinero? Son preguntas pertinentes. 

Sin embargo, los premios y medallas que se amontonan en las oficinas de los fiscales de Lava Jato otorgados por distintos grupos, desde Transparencia Internacional a Global Investigations Review, representan otra corriente de opinión sobre la investigación.

Es imposible saber a ciencia cierta si se trata de una valiente cruzada contra la corrupción –caiga quien caiga, la versión más o menos consensuada en los grandes medios de comunicación– o el peor caso de “lawfare” (guerra jurídica), con uso de tribunales y cárceles para eliminar a adversarios políticos. 

Lo que es innegable, a tres meses de las elecciones generales de octubre, es que los fiscales y jueces de Lava Jato tienen aliados y enemigos políticos en esta campaña electoral.

 Fíjense, por ejemplo, en la foto tomada en Washington al juez Sergio Moro, que encabeza la investigación judicial y condenó a Lula a nueve años de cárcel, con el candidato conservador a gobernador de São Paulo, Joao Doria, quien, con un poco de suerte, hasta podría ser aupado a candidato presidencial.

Doria elogió a Moro tras la intervención el pasado domingo 8 de julio para frenar al juez disidente Rogerio Favretto, que había ordenado la puesta en libertad de Lula debido a las nuevas circunstancias, concretamente la precandidatura del expresidente para las elecciones. 

Favretto, que ha militado en el partido de Trabajo, sostiene que es una cuestión de derechos democráticos que Lula –líder en los sondeos– tenga la opción de hacer campaña libremente hasta que sea excluido definitivamente como candidato. 

Moro no está de acuerdo y declaró incompetente al juez Favretto en un mensaje remitido desde su lugar de vacaciones en Portugal, una intervención que muchos expertos jurídicos consideran ilegal. “Favretto no debería haber ordenado la puesta en libertad, pero una vez realizada la orden Moro debió respetar la decisión”, escribió el experto jurídico de la Universidad de Oxford, Celio Rocha de Barros.(...)

Dallagnol –el máximo responsable de la investigación de Lava Jato en el Ministerio Público Federal, la fiscalía brasileña– aconseja en los videos de Facebook cómo elegir a candidatos que defienden la lucha contra la corrupción. Pero debe ir con cuidado.

 Ya provocó una enorme polémica al dejar escapar en otro vídeo en la misma red social que los fiscales “no tenemos pruebas concluyentes” de que Lula fuera propietario del apartamento en Guaruja, sino “la convicción”, ya que en casos de  blanqueo de dinero jamás se reconoce la propiedad del activo lavador. 

Es un argumento un poco circular –repetido por el fiscal Paulo Galvão del equipo de trabajo de Lava Jato en una entrevista publicada en La Vanguardia– que la defensa del expresidente ha comparado con los de la Inquisición.

Esto es lo que ha dicho Galvão: “Es verdad que no supimos explicarlo bien. Para nosotros es una lucha mediática porque la defensa puede decir lo que quiera y manipular como les dé la gana (…). El hecho de que el apartamento jamás fuese registrado a su nombre es irrelevante; es habitual blanquear dinero de esa manera y mantener el inmueble bajo un nombre falso”.  (...)

En el Congreso brasileño se ha establecido una alianza entre varios partidos de izquierda y centroderecha, para defender la creación de una comisión de investigación sobre “la posibilidad de manipulación de colaboraciones premiadas”, una referencia al polémico método de los fiscales de ofrecer reducciones de penas carcelarias a los acusados, a cambio de recibir más información sobre sus cómplices. 

Varios jueces del Tribunal Supremo comparten estas críticas a los métodos del juez Moro. Algunos miembros del Tribunal Supremo están “sensibilizados” –según Mónica Bergamo, la ecuánime periodista de Folha de São Paulo– ante la posibilidad de cambiar la prisión de Lula por un arresto domiciliario, debido, en parte a su salud (superviviente de cáncer, ha ha adelgazado mucho en sus casi cuatro meses en la cárcel) y, en parte, porque el Supremo no ha sentenciado a otros acusados del mismo delito de blanqueo de dinero.

Hay tanto miedo a que Lula se les escape de las manos en las oficinas de Lava Jato que Ricardo Montemor, otro fiscal federal, utilizó un lenguaje de troll furibundo hace unos meses en su página Facebook: Confesó estar muy cansado “de los canallas del Tribunal Supremo (…) que intentan acabar con Lava Jato y soltar al bandido corrupto Lula”. 

No es exactamente el lenguaje que se espera de un representante de la Fiscalía general. Pero así son de viscerales algunos de los fiscales de Lava Jato cuando defienden su cruzada jurídica frente a quienes volverían al viejo sistema corrupto, O mecanismo, según el título de la teleserie de Netflix.  (...)

Pero pocos en Brasil o en los medios internacionales, tan deseosos de asistir al fin del estado clientelar brasileño que se negaba a vender Petrobras, han planteado una cuestión obvia. Si el mecanismo es tan corrupto, ¿no es lógico pensar que algunos elementos de Lava Jato lo serán también? Y efectivamente, empiezan a surgir dudas sobre la  integridad de Moro. 

Según el exconsultor de la constructora Odebrecht, Rodrigo Tacla Durán, un abogado próximo a Moro, Carlos Zuccolotto –socio empresarial de la mujer del juez– le pidió un soborno a cambio de rebajar su sentencia con la ayuda de Dallagnol. ¿Quién sabe si es verdad? Pero lo extraño es que Moro no ha citado a Tacla Durán a dar testimonio en la investigación, pese a que el exasesor jurídico de Odebrecht sí ha sido testigo –y muy útil– en investigaciones sobre los sobornos de la constructora en Perú, Andorra y Ecuador. 

¿Por qué no quiere Moro que se escuche su versión de las turbias operaciones del departamento de operaciones estructurales de Odebrecht en Brasil también? Todo parece selectivo en el caso Lava Jato, desde los testigos a los condenados.

“Aún existe la posibilidad de que Lava Jato se venga abajo por irregularidades”, ha afirmado Durán en una conversación mantenida con La Vanguardia en Madrid, donde ha buscado protección contra el intrépido juez brasileño. Pero, ¿quién investigará al investigado?"

(Andy Robinson, CTXT, 17/07/18; publicado originalmente en el blog de Andy Robinson en el diario La Vanguardia)

Un largo calvario se anuncia para Grecia... sus principales recursos específicos son la flota comercial (pero los armadores griegos pagan pocos impuestos y los puertos serán poco a poco vendidos a grupos chinos o de otros países) y el turismo... o sea, el tercer mundo

"El tercer "plan de rescate" de Grecia (Memorandum of Understanding) va a terminarse el mes de agosto, aunque no haya salido aún de la crisis, como ha mostrado claramente Jacques Adda

El acuerdo "final" concluido entre Grecia y sus acreedores se basa en el fondo en tres equívocos: pretende borrar los efectos sociales de cerca de diez años de ciega austeridad; se apoya en perspectivas económicas incoherentes; en fin, instaura una puesta bajo tutela indefinida de Grecia.

Novlengua europea

El acuerdo ha sido acogido con comentarios que expresan un alivio obsceno, si se tiene en cuenta el estado de descalabro del país. (...)

A lo largo de todo este texto, la regla es una insoportable novlengua. Tomemos el ejemplo de la salud pública: para la Comisión, "las autoridades han cumplido su compromiso de continuar racionalizando los gastos globales de salud". 

Esta afirmación es de un cinismo asombroso, teniendo en cuenta la situación real que es ésta: "el sistema nacional de salud griego ha sido desmantelado por la aplicación de un conjunto de medidas impuestas desde 2010 por los acreedores de Grecia en los sectores de salud primaria, secundaria y farmaceútica", como analiza la investigadora Noëlle Burgi, en un artículo muy documentado.

Condiciones de vida dantescas

Una investigación realizada en Atenas dibuja un cuadro dramático de las condiciones de vida. El 43% de las familias declaran no tener medios para pagar la calefacción de su vivienda; el 52% dice que no podrían hacer frente a un gasto imprevisto de 500 euros, el 49% que no tiene los medios para ir de vacaciones. Seis de cada diez personas entrevistadas han estado en el paro más de dos años. 

Solo el 10% de los y las paradas tienen subsidio, 360 euros al mes.
Siguiendo en Atenas, el consumo de psicotrópicos se ha multiplicado por 35 entre 2010 y 2014, el de ansiolíticos basados en benzodiazepinas por 19 y el de los antidepresivos por 11. Estos últimos datos están sacados de un artículo de Le Monde Diplomatique que resume los resultados de un estudio original realizado sobre las aguas residuales de la ciudad. (...)

Imposible recuperación

Se trata de una vestimenta tecnocrática de la única cifra que importa, es decir, el excedente primario, porque representa la capacidad de Grecia de pagar sus intereses. 

Solo cuenta eso. La contrapartida de esta sangría es la prosecución de las reformas estructurales, sobre todo la bajada de los gastos sociales, en particular las pensiones en el caso de Grecia, así como el bloqueo de toda inversión pública. Esta trayectoria es incompatible con una recuperación del crecimiento.  (...)

El comercio exterior de Grecia está hoy poco más o menos equilibrado. Pero este resultado no ha sido alcanzado por una recuperación de las exportaciones que habrían sido dopadas por las famosas "reformas": es el efecto mecánico de la caída de las importaciones durante la crisis.

 Toda verdadera recuperación conduciría de nuevo a un déficit debido a la dependencia de Grecia, en particular en bienes de inversión, y esto en un contexto en el que los capitales extranjeros serían evidentemente reticentes a financiar este déficit.

Es mirando hacia las exportaciones de Grecia como se puede discernir a qué está destinado el país. Sus principales recursos específicos son, simplificando un poco, la flota comercial (pero los armadores griegos pagan pocos impuestos y los puertos serán poco a poco vendidos a grupos chinos o de otros países) y el turismo. Este último es poco más o menos el único sector en expansión y representa en 2016 un cuarto de las exportaciones y el 7,5% del PIB.  (...)

Una deuda insostenible

Las negociaciones sobre la deuda griega son en el fondo una fantasmagoría. Nadie cree verdaderamente en la sostenibilidad a medio o largo plazo de la deuda griega. El FMI se ha retirado del juego porque no se lo cree, e incluso la Comisión Europea a mostrado discretas reservas. 

El Eurogrupo pone cara de creer en el restablecimiento de la sostenibilidad de la deuda griega pretendiendo que la ratio deuda/PIB debería disminuir progresivamente para pasar de 188,6% en 2018 a 168,9% en 2020, luego al 131,4% en 2013 y al 96,8% ... en 2060. 

Pero esto, una vez más, no es más que la vestimenta para rechazar cualquier nueva anulación de la deuda. El rechazo de los acreedores no está fundado en la confianza en la validez de sus escenarios, sino que se explica por la voluntad de disciplinar a su deudor griego. Su objetivo es en el fondo dotarse de los medios para recuperar un máximo de dinero y de retrasar lo más posible sus eventuales pérdidas.

Basta para darse cuenta de ello con examinar el calendario de vencimientos que acaba de ser aprobado (es regularmente compilado por tes periodistas del Wall Street Journal en la página Greece´s Debt Due). El perfil es aberrante: tras una ligera retirada en 2018 (8 mil millones de dólares), los reembolsos suben a cerca del 12 mil millones en 2019.  (...)

¿No habrían podido ponerse de acuerdo los Estados e instituciones europeas, que tienen el 80% de la deuda griega, aunque solo fuera para reducir el "muro" de 2019 en el que "las necesidades brutas de financiación se elevarán a 21 mil millones de euros en principal y en intereses" como subraya el Tribunal de Cuentas europeo?  (...)

Así pues, están puestas todas las condiciones para que el mecanismo infernal de bola de nieve comience de nuevo: Grecia deberá pedir prestado de nuevo en los mercados para hacer frente a sus fechas de pago, pero al 3,4% o al 5%.  (...)

El secreto a voces

Klaus Regling desvela el fondo de su pensamiento en una entrevista bastante incisiva y reproducida en la página del ESM. A la pregunta de saber si la deuda de Grecia podría ser declarada sostenible a largo plazo, Klaus Regling responde por la negativa, seguida de una fórmula ampulosa sobre el papel de las medidas a largo plazo.

 Y ¿cuánto tiempo será necesario, se le pregunta, que Grecia haga reformas para tranquilizar a los mercados? Ahí también, la respuesta es muy ilustrativa: "la puesta en marcha de las reformas es una tarea permanente. 
No se acaba nunca. Es cierto para todos los países del mundo, para todos los países de la Unión Europea y por tanto también para Grecia. 
Quizás un poco más en el caso de Grecia, debido a la historia reciente de la economía griega que pone fin a un período de ajuste difícil".

Grecia sigue bajo tutela

El jefe del ESM se vuelve aún más preciso: la vigilancia de Grecia, vía el Early Warning System, "deberá durar hasta que todo el dinero sea reembolsado". ¿Hasta 2060? pregunta el entrevistador y Regling responde: 

 "Si. La Comisión se detendrá cuando el 75% haya sido reembolsado, pero no nosotros. Nosotros vigilaremos hasta el plazo final". Habrá incluso una "reforzamiento de la vigilancia" con "una evaluación cada tres meses" puesta en pie durante "un cierto número de años". (...)

La especie de acuerdo concluido entre Grecia y sus acreedores europeos ha sido presentado como una salida definitiva de la crisis. Esto es doblemente falso. El acuerdo no puede borrar los daños sistemáticamente infligidos a la sociedad griega y cuyos efectos no han sido borrados. No abre tampoco una nueva trayectoria para la economía griega. Y estas dos constataciones están relacionadas entre sí."              

La cumbre entre Trump y Putin ha sido un éxito personal para los dos participantes, pese a su completa falta de contenido

"La cumbre entre Donald Trump y Vladimir Putin del 16 de julio en Helsinki ha sido un éxito personal para los dos participantes, pese a su completa falta de contenido. No hubo en ella ningún acuerdo. El éxito fue el mero hecho de su realización.

Para Putin, porque se vio en un papel de superpotencia, que en general ya no corresponde a la realidad más allá del potencial nuclear militar, aspecto que Trump subrayó en varias ocasiones. A los rusos les gusta que se enfatice su único atributo de superpotencia. Eso fue un punto para Moscú. El otro es que al lado del payaso reaccionario Trump, Putin parece un político serio, consistente y razonable.

Para Donald Trump la cumbre fue una demostración del principal rasgo de su política, es decir lo que Noam Chomsky define como el Me First. Su éxito consistió en celebrar ese encuentro pese a las presiones acumuladas en contra y a la histérica criminalización de cualquier contacto con Rusia de parte del establishment de su país; políticos, servicios secretos y medios de comunicación. El contenido político de este éxito se puede resumir en la frase: “por mis cojones me tomo una pesicola con Putin, y vosotros os jodeis”.  (...)

Ante Rusia se trataba de aguar la fiesta del Mundial de fútbol. Con la inestimable ayuda de los amigos británicos, el caso Skripal pudo ser parte del preparativo (todo escepticismo es poco en estos asuntos), pero una vez superada la prueba futbolera con un gran éxito de imagen y organización, la acusación contra doce presuntos agentes de la inteligencia militar (GRU), señalados como los intrusos en los ordenadores del Comité Nacional Demócrata y del presidente de la campaña electoral de Hillary Clinton –de nuevo un documento de 29 páginas sin la menor prueba– intentó sabotear el encuentro de Helsinki pocos días antes de su celebración. 

Una vez más Trump y Putin se impusieron ante todo eso e incluso se permitieron ridiculizarlo en su conferencia de prensa, lo que no ha hecho más que realimentar la histeria mediática en Estados Unidos, verdadero termómetro de la pelea interna en el seno del establishmentde ese país. 

En un exceso de soberbia que es la marca esencial del Me First, Trump fue incisivo al ningunear el culebrón de la injerencia rusa en las elecciones americanas de 2016. Y eso parece que va a convertir la victoria del Me First en una nueva chapuza. 

Jefes y exjefes de la CIA, senadores y periodistas de renombre vuelven a elevar su voz contra la última traición de Trump. El encuentro y la conferencia de prensa fueron, “la conducta más desgraciada nunca vista de un presidente de Estados Unidos”, dijo el presentador de la CNN y millonario, Anderson Cooper.  (...)

  Es la moral del imperio loco, la misma que destituyó a Nixon, el presidente con tres millones de cadáveres vietnamitas a su cargo, por un caso banal de espionaje de sus adversarios políticos… La misma moral que este 18 de julio preguntaba a los americanos desde la columna de Thomas Friedman en The New York Times a propósito de la ridiculización de Putin y Trump de la leyenda de la injerenciarusa en las elecciones, “¿Están ustedes con Trump y Putin, o con la CIA, el FBI y la NSA?”. 

Menudos pájaros. La suma de todo ello es la confusión. Es muy posible que de Helsinki no salga absolutamente nada.   (...)

La confusión de Helsinki se suma así al caos que Trump incrementa en la OTAN, la UE, etc. 

Los europeos pasaron de lanzar, en vísperas del encuentro, advertencias gallináceas de que Trump no cerrara acuerdos con Putin “a expensas de sus aliados” (el ministro de exteriores alemán, Heiko Maas y el consejero de Merkel, Peter Bayer), a la firma de declaraciones con China a favor  del libre comercio y un acuerdo comercial con Japón de dudoso beneficio para la UE. 

Ambos gestos contienen el mensaje: “tenemos otros socios”. En resumen, confusión y grietas por doquier que no parecen beneficiar a nadie.  "            (Rafael Poch, CTXT, 18/07/18)

Las finanzas deberían convertirse en un servicio público, como solía serlo la electricidad, lo que significa que deberían ser públicamente poseídas y distribuidas. Las decisiones sobre el crédito, dónde invertir y qué proyectos financiar, deberían tomarse sobre la base no de la tasa del rendimiento, sino del valor y de la utilidad social. Y deberían tomarse de forma democrática

"(...) Bajo mi punto de vista, la mejor manera de reconstruir la izquierda es resucitar la vieja idea socialista del “Programa de Transición”[2] y dotarla de un nuevo contenido, apropiado para el siglo XXI. 

Hoy en día no podemos empezar diciéndole a la gente que vamos a socializar los medios de producción y que así conseguirán trabajos seguros y bien remunerados. Esta retórica está agotada. Lo que necesitamos, por contra, es lo que André Gorz llama “reformas no reformistas”. 

Éstas mejoran la vida de las personas en el aquí y el ahora trabajando, simultáneamente, en una dirección contrasistémica, en parte declinando la balanza en el poder de clase en detrimento del capital.

 Además, tales reformas no pueden centrarse exclusivamente en la producción y en el trabajo remunerado. Necesitan abordar igualmente la organización social de la reproducción —la provisión de educación, vivienda, cuidado médico, cuidados infantiles, cuidado de personas mayores, un medioambiente saludable, agua, servicios públicos, transporte, emisiones de carbono— y el trabajo no asalariado que sostiene a las familias y generar vínculos sociales más amplios.

Lejos de ser perfecta, la campaña de Bernie Sanders en los Estados Unidos tenía algunas ideas que apuntaban en esta dirección. A parte de elevar el salario mínimo a 15 dólares la hora, Sanders hizo campaña por un “Medicare para todos”, matrículas universitarias gratuitas, una reforma de la justicia penal, libertad reproductiva y por la división de los grandes bancos —todas ellas, medidas conectadas con el empleo. 

Sin duda, sus ideas no estaban completamente desarrolladas. Y podría decirse que eran más socialdemócratas que socialistas democráticas. Pero representaban los primeros indicios de una alternativa populista de izquierdas para los EUA.

La izquierda también necesita pensar en las finanzas y la banca. Uno de los pensadores más interesantes sobre este tema es Robin Blackburn, quien sostiene que las finanzas deberían convertirse en un servicio público, como solía serlo la electricidad, lo que significa que deberían ser públicamente poseídas y distribuidas. 

Las decisiones sobre el crédito, dónde invertir y qué proyectos financiar, deberían tomarse sobre la base no de la tasa del rendimiento, sino del valor y de la utilidad social. Y deberían tomarse de forma democrática —a través de juntas elegidas encargadas de representar a las comunidades y demás partes interesadas. 

Esta es una idea muy interesante, porque sin duda necesitamos un sistema de crédito. Abolir bancos e instituciones financieras globales no es la solución. Lo que se necesita, más bien, es socializar las finanzas.

Además, este es el momento perfecto para desarrollar un programa de izquierdas para las finanzas. Muchas personas están ahora familiarizadas con este problema. Después de todo, de eso se trataba “Occupy Wall Street”. 

Todo el mundo sabe que las empresas de inversión han vuelto a sus viejas trampas y que no se ha hecho nada en la dirección de una reforma estructural para evitar una crisis financiera global en un futuro cercano. Los estadounidenses son plenamente conscientes de que Obama usó nuestros impuestos para rescatar a los bancos cuyos mecanismos depredadores casi colapsan la economía mundial, pero que no hizo nada para ayudar a los 10 millones de personas que perdieron su hogar durante la crisis hipotecaria. 

No hay duda de que muchos están dispuestos a reconsiderar este sistema. En este ámbito, ni la derecha ni el centro tienen nada que ofrecer, así que se trata de una gran oportunidad para la izquierda.  (...)"

30.7.18

Unión Europea, ¿el comienzo del fin? ¿Hacia una nueva crisis del euro? Una salida unilateral de Italia del euro, mientras que Francia se aferra a Alemania, provocaría entre 500,000 y 800,000 desempleados más en Francia, durante los próximos dos años. Al final, Francia se vería obligada a abandonarlo también

"(...) ¿Hacia un nuevo episodio de la crisis del euro?

Las tensiones reaparecerán rápidamente dentro de la Zona Euro básicamente porque, más allá de los discursos, hay una realidad económica y social que prevalece una y otra vez. La introducción del euro ha llevado a un crecimiento insospechado de las divergencias dentro de los países miembros de la zona euro [7] . 

Estas divergencias han empeorado considerablemente en los últimos diez años [8] . Tanto es así, que el FMI [9] ,en un estudio reciente de la OFCE [10], dan testimonio de esto.

Estas discrepancias en el desarrollo económico , con la excepción del escandaloso superávit comercial de Alemania, llevará indefectiblemente al euro a explotar. Esta es la conclusión de los autores del estudio OFCE, una conclusión compartida por el ganador del Premio Nobel Joseph Stiglitz [11] .

Ante tale perspectiva de crisis, los líderes políticos están obligados a cambiar su política o serán condenados a perecer. Emmanuel Macron debería tomar nota de la crisis que abruma a la Unión Europea . La solución es proponer una disolución ordenada del euro. En este punto, tendría el apoyo de Italia y de algunos países del norte de Europa. Una disolución ordenada del euro es, de lejos, la mejor solución.

Una salida unilateral de Italia del euro, mientras que Francia se aferra a Alemania tendría terribles consecuencias en la economía francesa. Se estimada que provocaría entre 500,000 y 800,000 desempleados más en los próximos dos años.

 Los déficits explotarían y el gobierno se vería obligado a reducir drásticamente el gasto público. Además se provocaría un desempleo adicional (denominado “desempleo de segunda vuelta” ) que podría ascender a unos 200,000 hasta unos 400,000 desempleados más.

Al final del final, Francia se vería obligada a abandonar el euro, pero antes habría sido previamente devastada por una crisis económica de una magnitud sin precedentes.

Mientras tanto Macron no toma las decisiones necesarias para los franceses. Su discurso vacío de significado esta inmerso en una ideología europeísta y en una visión teológica de la economía.

Estas decisiones, posiblemente, serán tomadas por el gobierno italiano, que tiene una estrategia de alianza a nivel europeo, y está convencido de la crisis de la UE es irremediable. Por el momento las decisiones de los políticos italianos, han llevado la discordia al corazón de la UE. 

Desde ya han provocado la congelación de un “frente conservador”, la aceptación del bilateralismo en la Unión, el reconocimiento de medidas no vinculantes (sobre el tema de los inmigrantes), y una crisis política en la propia Alemania."                 (Jacques Sapir, Krítica)


Como alternativa a la salida del euro y para conseguir la soberanía financiera:  europeseta electrónica

Existe una descripción con mucho humor, de economía-ficción, sobre los beneficiosos efectos que se producirían si en Italia, el gobierno impusiera una moneda digital (allá por el 2020), para salir de la quiebra económica y política a la que la permanencia en el euro habría llevado al país. El objetivo se conseguiría rápidamente.

Los únicos perjudicados, los especuladores de la deuda. Ver: J. D. Alt: Europa, 2020: una ucronía iluminadora’. http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=5467  )
 
Los artículos de Juan José R. Calaza (Juan José Santamaría y Juan Güell) muestran con gran claridad las ventajas de una europeseta electrónica de circulación interna: 
 
Para entender la europeseta electrónica. Qué es y, sobre todo, qué no es. Enlace: http://www.farodevigo.es/opinion/2012/12/02/entender-europeseta-electronica/720458.html
 
Para salir de la crisis sin salir del euro: España debe emitir europesetas (electrónicas). Enlace: http://www.farodevigo.es/opinion/2011/11/27/salir-crisis-salir-euro-espana-debe-emitir-europesetas-electronicas/601154.html  
 
Las europesetas electrónicas, complementarias al euro, estimularán el crédito sin efectos colaterales perversos. Enlace:  http://www.rebelion.org/noticia.php?id=165815
 
Juan Torres insiste en que es necesario emitir una moneda complementaria al euro. Sus artículos:
 
 
Más información en: 'Si Grecia, España, o Andalucía emitiesen una moneda digital, respaldada por la energía solar instalada en sus tejados, alcanzarían la soberanía financiera. La de dar créditos a familias y empresas':    http://comentariosdebombero.blogspot.com.es/2014/06/si-una-autonomia-o-una-gran-ciudad.html