24.7.14

El gobierno alemán fue el que protegió a la banca alemana, que acumuló enormes beneficios debido a su participación en el expolio de España

"(...) Según el Presidente Barroso, España sufre la mayor crisis financiera y económica que ha tenido durante su época democrática, con un desempleo enorme (el más elevado de la Unión Europea junto con Grecia), debido a la incompetencia del Banco de España e, indirectamente, del gobierno Zapatero, que no supieron prever la burbuja inmobiliaria, suspendiendo en su responsabilidad como reguladores de las instituciones financieras españolas. (...)

Es refrescante ver a una autoridad como el Sr. Barroso hacer una declaración de este tipo, señalando directamente y sin tapujos que el Sr. Miguel Ángel Fernández Ordóñez (MAFO) no había hecho bien su trabajo y que él, nombrado por el gobierno Zapatero, y el Banco de España eran los responsables del inicio de la crisis financiera que nos llevó a una crisis económica de primera magnitud.

Como era de esperar, el establishment financiero y político español se ha levantado en armas (simbólicamente hablando) para defender a MAFO y al BE frente a estas acusaciones. Dicha respuesta ha sido liderada por el mayor banquero del país, el Sr. Emilio Botín, que dirige el mayor banco del país y uno de los más grandes de Europa.  (...)

En realidad, y en contra de lo que constantemente acentúa la sabiduría convencional (de que es difícil prever las burbujas), la aparición de la burbuja inmobiliaria era fácil de prever (y hubiera sido fácil desinflar). Los propios técnicos del Banco de España habían alertado ya en varias ocasiones del peligro de que se generara tal burbuja, criticando la excesiva complacencia y pasividad del BE, dirigido por sus gobernadores Jaime Caruana, nombrado por el Presidente Aznar, y MAFO, nombrado por el Presidente Zapatero.

Repito que no era difícil ver que algo no funcionaba bien. Es decir, que se estaba generando una burbuja enorme. A los estudiantes de Políticas Públicas se les enseña, ya en el primer año, que si los precios de la vivienda crecen mucho más que los salarios, el sector financiero tiene un problema grave. Aparece lo que se llama una burbuja. Y esto era lo que estaba pasando en España. 

En realidad, las rentas del trabajo como porcentaje del PIB (que en España son el mayor motor de la economía, pues son el centro de la demanda) iban bajando, no subiendo, lo cual determinaba su necesidad de endeudarse. De ahí el enorme crecimiento del sector financiero y su gran rentabilidad (que atrajo a la banca europea, sobre todo alemana y francesa). 

Fue este crecimiento, la burbuja, la que, al explotar, creó la gran recesión. Y era sumamente fácil ver que ello iba a ocurrir. Solo el establishment financiero, económico, político y mediático español, adicto al dogma neoliberal, no vio (o no quiso ver) lo que se le venía encima.

Que el gobierno Aznar no viera que se estaban creando las bases de este problema era predecible. Su ideología neoliberal era la esencia de su ser. Lo que es más preocupante es que fuera un gobierno, en teoría socialista, el que también compartiera dicho dogma. Es más que sorprendente que todos los economistas de la administración Zapatero fueran del pensamiento neoliberal (como resultado de sus orígenes, enraizados en el sector financiero). MAFO fue muy representativo de este tipo de economistas.  (...)

Lo que Barroso se calló.

Mientras que Barroso llevaba razón en su crítica al BE por lo ocurrido en España, no la tenía cuando eximió a la Comisión Europea, al Banco Central Europeo y al gobierno Merkel de cualquier responsabilidad por lo ocurrido en España. En realidad, estos comparten en gran medida las responsabilidades por la crisis. 

La evidencia de que ello es así es hoy robusta y abrumadora. La Comisión Europea fue la que, con sus políticas neoliberales impuestas a España, empeoró la distribución de las rentas, favoreciendo a las rentas del capital a costa de las rentas del trabajo, creando, como ya he indicado, el problema de demanda que estuvo detrás de la bajada del crecimiento económico y, más tarde, de la recesión. 

El Banco Central Europeo, el mayor lobby que tiene la banca europea, dominada por la alemana, dejó a los Estados sin ninguna protección frente a la especulación de los mercados financieros (es decir, la banca), y el gobierno alemán fue el que protegió a la banca alemana, que acumuló enormes beneficios debido a su participación en el expolio de España, a base de su colaboración en las actividades especulativas. 

Es más, hoy dicho gobierno continúa siendo el mayor promotor de las políticas de austeridad, llevando a los países periféricos de la eurozona al austericidio. Todo esto, el Sr. Barroso no lo citó."            (Artículo publicado por Vicenç Navarro en la columna “Dominio Público” en el diario PÚBLICO, 26 de junio de 2014, en www.vnavarro.org, 26/06/2014)

El paro baja en 310.000 personas en el último año pero sólo 192.000 encontraron un trabajo... casi siempre temporal. Gracias a que se suavizaron las irracionales restricciones de las políticas de austeridad

"(...) En el segundo trimestre de este año se crearon 402.400 empleos (+2,3%), el mayor incremento de la ocupación desde el segundo trimestre de 2005. En el último año, la ocupación ha aumentado en 192.400 personas, a un ritmo del 1,1%, siendo ésta la primera tasa positiva en seis años. Al finalizar junio, el número total de ocupados alcanzaba los 17.353.000, nivel que no se registraba desde la segunda mitad de 2012.

Casi todos los empleos creados entre abril y junio pertenecían al sector privado, que registró un avance de la ocupación de 393.500 personas (+2,8%), mientras que el empleo público aumentó en este trimestre en 8.900 personas (+0,3%). El sector público acumula un ajuste de 15.600 puestos de trabajo en el último año (-0,5%), mientras que el privado ha creado 208.000 empleos (+1,4%).

En el segundo trimestre de 2014, el número de asalariados se incrementó en 388.000 personas (+2,8%), de las que 207.800 tenían contrato temporal (+6,5%) y 180.200 eran asalariados indefinidos (+1,7%). (...)"             (Público, 24/07/2014)


"El empleo se reactiva como consecuencia de que, al fin, en el último año se han suavizado considerablemente las irracionales restricciones económicas impuestas por las políticas de austeridad. 

Por otro lado, esta reactivación, además de por el inicio de la temporada veraniega, se produce por la bondad del clima de este año y por el efecto de la Semana Santa al coincidir este año en abril y en el anterior en marzo.

La prueba de la importancia de la suavización de los ajustes la facilitan los datos de la Estadística de Flujos de la EPA, al poner de manifiesto que la fortaleza de la recuperación del empleo, registrada por primera vez este trimestre, no se debe tanto a un aumento de las personas que consiguen un empleo (“entran en la ocupación”, según los términos del INE), que en realidad era mayor en años como 2009, 2010 y sobre todo 2011, sino a la considerable caída trimestral de aquellos que lo pierden (“salen de la ocupación”). Es la atenuación de los ajustes la que, en mayor grado, explica la recuperación del empleo.

Lo cual, a juicio de EFC, viene a sancionar:
  • tanto el error cometido durante años por la política económica europea y española, que profundizó y agravó la crisis,
  • como los costes sociales, en términos de brutal incremento del paro y de la pobreza y privación material de tantas familias, y destrucción de tejido productivo, que ocasionaron esas equivocadas políticas económicas de forma injustificada e innecesaria.
El empleo se reactiva lo cual implica la recuperación de la población activa, lo que constituye otra buena noticia, aunque todavía parcial porque el incremento de activos se concentra en los hombres españoles, sin alcanzar prácticamente el efecto positivo a las mujeres nacionales, ni a la población inmigrante que aún continúa saliendo de nuestro país debido a la imposibilidad de soportar las terribles condiciones que han presidido durante años el mercado de trabajo español.

La reactivación del empleo es tan fuerte que, a pesar del incremento de activos, se ha producido una significativa y prácticamente generalizada reducción del desempleo, lo que supone la mejor de las noticias tras tantos años de dolorosos incrementos.  (...)

 El empleo creado, fruto asimismo de las medidas adoptadas en materia de contratación en el seno de esas reformas, es en una proporción elevada temporal. Incluso mayor de la que en apariencia refleja la EPA ya que ahora existen modalidades contractuales que se denominan indefinidas, pero que en realidad son tan inestables o más que los contratos temporales.  (...)

la creación de empleo se concentra en puestos de trabajo a tiempo parcial (a menudo a tiempo parcial y temporales),(...)"              (Economistas frente a la crisis, 24/07/2014)

Rajoy ha aumentado, como nunca en la historia de esta democracia, los impuestos

"(...) El inicio de la recuperación se ha ido afianzando con una economía pública en la que han aumentado, como nunca en la historia de esta democracia, los impuestos.

Es decir, el aumento del PIB, la mayor recaudación tributaria y la reducción del déficit nada deben a la reducción de impuestos de la minirreforma Montoro, porque sus efectos aún no son tangibles. Subrayémoslo, porque muy pronto oiremos a los trompeteros neocons que la recuperación es fruto de la rebaja de impuestos.

Atención, nada de anteojeras ideologistas. Bajar según qué impuestos y según a quiénes puede inducir crecimiento: si se reduce la tributación a quienes obtienen rentas inferiores (y que no pueden ahorrar), gastarán el mayor ingreso en más consumo: aumenta la demanda y el PIB. 

No es el caso de las rentas más altas, cuyo consumo es más inelástico al ingreso porque no depende de una rebajita. Igualmente, reducir inversión pública productiva retrae crecimiento porque suele ser inyección en vena, mientras que reducir gasto corriente no es tan perjudicial. De modo que todo depende del según y del cómo y sobre qué rincones de la realidad se opera.

Por suerte, el Banco de España ha dejado claro que el (aún frágil) aumento del PIB registrado nada tiene que ver con ideológicas reducciones de impuestos. Aunque deslice la patita al augurar, ay, la sintonía gubernativa, que el crecimiento futuro será aún mayor gracias a la reformita fiscal de Cristóbal. (...)

Sirva eso de vacuna ante la defensa numantina de la reducción generalizada de impuestos como factor de relanzamiento de la economía y mecanismo idóneo para acabar con el déficit. Esa idea se activó en 1974 gracias a la curva dibujada en una servilleta por el economista Arthur Laffer, inspirador de Ronald Reagan. Al llegar a la Casa Blanca bajó los impuestos: ¡Pero cayó la recaudación! Al final entregó a su sucesor un déficit monumental.

Pese a esos desastres prácticos, Laffer no cejó. Un día dictaminó que hubo “sólo uno” de los Gobiernos españoles “que lo hiciera muy bien”, bajando impuestos como el recomendaba (El Mundo, 27 de mayo de 2013). Pues “si quitas dinero a los ricos y se lo das a los pobres, generarás muchos más pobres” (Cinco Días, 22 de julio)... como jamás nadie ha demostrado.

También ha quedado demostrado que el alza de la recaudación y el crecimiento de esa época Aznar no se debió a las reducciones de impuestos de 1998 y 2002. Primero, porque el crecimiento ya venía del último año de Pedro Solbes.

 Pero sobre todo porque lo que catapultó la economía española fue la bajada de los tipos de interés (gracias al euro), que redujo la factura de los intereses de la deuda en 3,2 puntos del PIB (“¿Existió el milagro fiscal del Gobierno de Aznar?, J. Ignacio Conde Ruiz, (eldiario.es, 8 de junio de 2013) y el aumento de la recaudación asociada a la enloquecida burbuja inmobiliaria, casi tres puntos más."             ( , El País, 24 JUL 2014 )

Las familias lamentan que no se haya estudiado el efecto de los desahucios en los menores

“El Departamento de Enseñanza no ve que la problema infantil es el principal problema educativo que existe actualmente”. Así de contundente habló ayer Álex Castillo, presidente de la Fapac, que agrupa las AMPA catalanas.

(...) Castillo también criticó que no se “haya tomado seriamente” cómo afectan los desahucios a los niños ni cuántos de estos se ven afectados por los lanzamientos. “La pobreza infantil es una autopista hacia el fracaso escolar. No se puede pensar que la escuela sirve solo para enseñar Matemáticas”, deploró Castillo. (...)"         ( , El País, Barcelona 24 JUL 2014 )

“En tu puerta me quedaré hasta que la dación me des”. Acampadas en la calle presionan para lograr daciones en pago

"En tu puerta me quedaré hasta que la dación me des”. Tras más de 40 días y varios chubascos, ha quedado diluida la tinta roja sobre la banda de plástico que da la bienvenida a los clientes de Bankia. 

Desde el día en el que un interlocutor del banco dijo a Mireia que la entidad no le concedería la dación en pago, la joven -que actualmente hace malabares entre los trabajos de activista y madre- tuvo claro que de la entrada del banco en la rambla de Vilanova i la Geltrú no se movería hasta conseguir su derecho a vivir libre de una deuda que no puede pagar.

Con 19 años, una vida entera para disfrutar de su hogar y la idea que comprar un piso era “echar el dinero en una hucha”, Mireia se hipotecó en 2007. “Los dos teníamos trabajo fijo y cobrábamos, dentro de todo, bien.

Fue quedarme embarazada y me echaron de Mercadona. Manuel trabajaba en la construcción, y su trabajo también se fue a pique. Y hace ya dos años que no podemos pagar la hipoteca”. El mismo tiempo que tiene Eneko, quien ya ha ido mamando la convicción del ‘sí, se puede’, explica orgullosa.

Hoy, una preocupación principal de Mireia es evitar que el banco embargue el 30% de las dos pensiones contributivas que suman entre los cuatro avalistas que Bankia exigió para concederle el préstamo.

 Como en la mayoría de casos, fueron los padres de la pareja, sobre quienes hay el riesgo que recaiga la deuda que sigue a la pérdida del piso. “Bankia me ofreció la dación en pago cuando vio que no podría pagar la hipoteca. Me dijeron que todo estaba solucionado y me engañaron.

 Me ocultaron que, si quería firmar el acuerdo, tenía que ser con una deuda de 60.000 euros”. Ofreciendo el parking y el trastero, quedó en la mitad, aunque el problema no disminuyó proporcionalmente: “Tampoco puedo pagar 30.000. Lo que quieren estos avariciosos es conseguir el dinero de los avalistas”, asegura Mireia.

En agosto, Manuel, que por ahora “va haciendo algún remiendo que le va saliendo”, empezará a cobrar la ayuda de 426 euros y será su única fuente de ingresos. Activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y de otras organizaciones de la comarca dan cuerpo al campamento que reclama junto a la pareja, desde el seis de junio, una solución para esta familia del pueblo costero de Sant Pere de Ribes (al lado de Vilanova).

El apoyo de vecinos y comercios contribuye a que el desgaste de la protesta sea menor. “Si necesitamos una ducha, cargar los teléfonos, ir al lavabo, cualquier cosa, la gente nos ayuda. Incluso nos traen comida de los bares”, comenta una activista. “¡Y una cosa importante!”, añade, irónico, otro miembro de la PAH: “¡Hemos generado puestos de trabajo con la acampada!”. Se refiere al refuerzo de seguridad y de limpieza del banco.

Las semanas de presión han resultado en una rebaja de la deuda, actualmente fijada por Bankia en 16.000 euros. Pero el objetivo de la acampada, irrenunciable, permanece pendiente. Para conseguirlo, cada día procuran trasladar al interior de la oficina bancaria la reivindicación.

 “Me ven con el megáfono y ya cierran”, bromea Mireia, y no duda de que la estrategia dará sus frutos: “40, 50, 100 días. Me da igual. Acabaran bajando a 0. No les quedará otra. Les va a salir más caro tenerme aquí todos los días que quitarme la deuda, porque casi cada día han tenido que cerrar unas horas. Y días enteros también lo hemos conseguido”.

Mientras que los portavoces de la PAH Garraf aseguran que Bankia mantiene enrocado el caso y remarca que es una postura habitual en las peticiones de dación en pago y quita de deuda, la regidora de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Vilanova i la Geltrú, Blanca Albà, reconoce a la entidad bancaria una amplia voluntad de negociación, actitud que opone a la de la PAH en el territorio: “Bankia ha presentado diversas propuestas, ha tenido mucho interés en llegar a un acuerdo. Nosotros las hemos conocido todas y hemos mediado. Pero los usuarios solo aceptan la dación en pago y, por lo tanto, no hay negociación posible”.

Mireia está convencida de que conseguir que la entidad bancaria le retire la deuda y no afecte a los ingresos de sus padres y suegros es un pulso, para el cual se siente con mucha fuerza a pesar de encontrarse en una posición similar a la de David contra Goliat. “Es la única manera de tener un futuro tranquilo y poder ofrecer a Eneko todo lo que necesite”. He aquí la fuente de energía inagotable que compensa el desgaste emocional."             (, La Marea, 21/07/2014)

Los bombardeos de Gaza no son una respuesta a los ataques de Hamas, sino un cálculo político para bloquear cambios en la región


"(...) Gaza es un menguado territorio de poco más de 350 quilómetros cuadrados que vive bajo el acoso sistemático de la potencia militar de la zona. Cada tanto, sobre su millón y medio de habitantes caen las bombas, según una repetida lógica de larga data, ante la indiferencia de las potencias occidentales, que por menos de eso ya estarían preparando una “intervención militar humanitaria” para frenar al agresor. (...)

Si de Gaza se trata, los ataques aéreos contra ese territorio palestino tienen una larga historia, con su secuela de miles de muertos, entre ellos cientos de niños, que representan entre el 25 y el 30 por ciento de las víctimas.

El periodista y analista británico Robert Fisk, especialista en los conflictos de Oriente Medio, reproduce en una columna que publicó esta semana en el diario The Independent de Londres un diálogo a propósito de los bombardeos de 2008 que mataron a más de 1.400 palestinos: “‘¿Y si Dublín fuera atacada con cohetes?’, preguntó entonces el embajador israelí. 

Pero en la década de 1970 la ciudad británica de Crossmaglen, en Irlanda del Norte, fue atacada con cohetes por la república de Irlanda, y sin embargo la Real Fuerza Aérea no bombardeó Dublín en venganza ni mató mujeres y niños irlandeses”.

El periodista israelí Gideon Levy insiste en que para Israel no se trata de combatir el terrorismo sino de matar árabes: “Desde la primera guerra del Líbano, hace más de 30 años, matar a los árabes se convirtió en el principal medio de la estrategia israelí. El ejército israelí ya no pelea contra otros ejércitos, el objetivo principal es la población civil” (Haaretz, domingo 13). 

Prueba de ello es la utilización de armas prohibidas en los bombardeos. “Doctores y personal médico han encontrado en los cuerpos de fallecidos o heridos restos de armas de destrucción masiva ilegales para el derecho internacional”, aseguran médicos desde el hospital Shifa, de Gaza. El cardiólogo noruego Erik Fosse, que lleva años trabajando en la Franja, dijo a la prensa que Israel estaría empleando armas que provocan cáncer. 

“Los médicos apuntan que podría tratarse de los denominados explosivos de metal inerte denso (dime, por su sigla en inglés), un arma de tipo experimental cuyo radio de acción es relativamente pequeño, pero cuya explosión resulta extremadamente potente” (Russia Today, lunes 13).

En contra de lo que asegura la propaganda israelí, los bombardeos no son una respuesta a los ataques de Hamas sino un cálculo político para bloquear cambios en la región, una obsesión del establishment de ese país: impedir la reconciliación entre Hamas y Fatah y evitar la toma de distancia de la Unión Europea respecto de Estados Unidos.

 Para cumplir sus objetivos políticos, los dirigentes israelíes no dudan en perpetrar masacres cada vez que lo consideran oportuno. Al hacerlo revelan un estilo “claramente fascista”, apunta el israelí Uri Avnery. Avnery es una de las personalidades israelíes más destacadas. A sus 90 años no pronuncia la palabra “fascista” a la ligera, menos aun tratándose de un judío. Repasando una realidad que le duele, llega al fondo del problema: al revés de lo que debería ser, su país es “un ejército dotado de Estado”, dice."                         (Raúl Zibechi, Alainet, en Jaque al neoliberalismo, 19/07/2014)

23.7.14

Sólo los especuladores son ahora más ricos que antes de la crisis. Ganaron 77.000 millones de euros (casi trece billones de las antiguas pesetas) más que hace sólo dos años y medio. Rajoy los recuperó...

"Lo que coloquialmente se conoce como "la riqueza de las familias" (es decir, la diferencia entre el dinero que tienen y el que deben) ascendía a 1.072.881 millones de euros al cierre del primer trimestre, según datos hechos públicos por el Banco de España. 

Esa cifra es la más alta desde que se inició la crisis, pero no responde a una mejora general de la economía de los ciudadanos, sino a la confluencia de dos factores muy concretos: la recuperación de la renta variable durante los últimos tiempos y la brutal falta de crédito.

Los activos financieros en poder de los particulares o "riqueza bruta" (sin descontar las deudas) sumaban 1.908.714 millones de euros a 31 de marzo, unos 30.000 millones más que a finales de 2013, prácticamente lo que se revalorizaron en ese periodo las acciones de empresas, cotizadas o no en Bolsa. Por el contrario, en el primer trimestre descendió el dinero que tenían las familias en efectivo y en depósitos, que pasó de 882.084 a 874.127 millones de euros, seguramente por la caída de otras fuentes de ingresos.  (...)

El hecho de que los activos de renta variable sean los que tiran de la riqueza de las familias demuestra que esa mejora sólo está beneficiando a aquellas que disponen de margen para invertir en acciones con la esperanza de vender más caro del precio al que compran. 

Sin embargo, el retroceso de las cantidades en efectivo o colocadas en depósitos de cualquier tipo es una señal inequívoca de que los españoles con ahorros en refugios teóricamente seguros están comiéndose el colchón del que disponían por si llegaban tiempos peores.

El enriquecimiento de los que especulan con acciones ha sido además muy rápido: si tomamos como referencia sólo las que cotizan en Bolsa, su cuantía en poder de las familias era de 167.335 millones de euros a 31 de marzo, frente a los 90.124 millones de principios de 2012, ejercicio en que se quebró la tendencia hasta entonces descendente del mercado.

 Los propietarios de esos títulos tienen hoy, en consecuencia, 77.000 millones de euros (casi trece billones de las antiguas pesetas) más que hace sólo dos años y medio, y han superado incluso los valores previos a la crisis. (...)"         (Público, 23/07/2014)

Petras: El gobierno de Kiev derribó el avíon. Y Obama lo sabe

"(...) EChI: Si te parece bien Petras, comenzamos con la caída del avión de Malaysia Airlines en Ucrania y sus consecuencias. 

JP: En primer instancia muchos de los medios no han tratado un tema muy importante y muy central en todo esto: Es el hecho de que los responsables en Kiev, los controladores aéreos, permitieron o dirigieron el avión hacia una zona de guerra donde la artillería antiaérea es feroz. 

La pregunta sería ¿por qué las autoridades en Kiev tomaron la responsabilidad de dirigir un avión civil a una zona donde los misiles están pasando por todas partes? 

Lo segundo es que nosotros hemos recibido aquí un informe de un ex periodista premiado de la Associated Press, un señor Robert Parry, que dice que tenía una entrevista con un agente de la Inteligencia norteamericana y este agente le contó que las fotos satelitales del gobierno norteamericano, habían permitido identificar la ubicación de los misiles en manos de las tropas del gobierno de Kiev. 

En otras palabras, Estados Unidos tiene las pruebas de que el misil que bajó el avión viene de una fuente vinculada con el gobierno de Kiev. 

Más allá de eso, el aprovechamiento que ha hecho Washington de esta situación conflictiva es para lanzar una guerra fría nueva, aumentando y extendiendo las acciones contra Rusia y consiguiendo el apoyo de los países europeos, incluso Alemania, Francia y por supuesto Inglaterra. 

Ya entramos en un período de confrontaciones entre los poderes nucleares, a pesar de la postura conciliadora del presidente (ruso, Vladimir) Putin que pidió una investigación. La acción precipitada de (el presidente norteamericano, Barack) Obama, es porque hace tiempo busca a partir de confrontaciones militares, enfrentar a Rusia.

 Busca lanzar la nueva guerra fría para justificar los gastos militares y la escalada militar que han lanzado en todas partes. 

Rusia no tiene nada que ver con el derrumbe del avión ni con los esfuerzos de esconder la verdad. Únicamente el presidente Putin pidió una investigación completa, comprensiva, que incluya expertos occidentales y orientales, buscando llegar a la verdad para después decidir quien tiene y quien no tiene responsabilidad.

 En vez de eso, Washington está preparando una movilización militar en la frontera de Rusia, está buscando paralizarla economía rusa y precipitar una crisis; está buscando la forma de militarizar otra vez a la OTAN en Europa para continuar con la presión político, militar e ideológica.

Eso es lo que está pasando. El avión fue un pretexto. Porque Obama no tiene ninguna razón, si su propia Inteligencia sabe quienes fueron los responsables, no tiene base alguna para acusar a Rusia. Pero las acusaciones son muy fuertes, la demonización de Rusia se sigue extendiendo en todos los medios de comunicación. 
Los medios de comunicación financieros se han convertido aquí en agentes de ataques militares.Tengo frente a mí el Financial Times que pide más agresión militar, en vez de orientar a los inversionistas están avisando a los militaristas como deben aumentar y escalar la guerra. Es como una fiebre que está afectando a la elite política,  (...)"              (Entrevista a J. Petras, Efraín Chury Iribarne, CX36, Radio Centenario, en Rebelión, 23/07/2014)

El exceso de deuda, tanto pública como privada, explica la falta de recuperación en la zona del euro

"(...) Si bien hay muchas explicaciones sobre las demoras de la recuperación en la zona del euro, queda claro que el exceso de deuda, tanto pública como privada, ocupa un lugar preponderante. 

La participación de las deudas brutas de los hogares y las instituciones financieras en el ingreso nacional es mayor hoy que antes de la crisis financiera. La deuda corporativa no financiera solo ha disminuido ligeramente. Y la deuda gubernamental, por supuesto, aumentó bruscamente debido a los rescates de los bancos y a la pronunciada caída de los ingresos fiscales por la recesión.

Sí, Europa también se ve afectada por una población envejecida. Los países del sur de la zona del euro, como Italia y España, han sufrido el aumento de la competencia china en las industrias textil y de manufactura liviana. Pero así como el boom del crédito precrisis enmascaró los problemas estructurales subyacentes, las restricciones crediticias posteriores a la crisis han amplificado profundamente la caída.  (...)

  Los líderes alemanes creen, con cierta razón, que si Francia e Italia adoptan reformas similares esos cambios obrarán maravillas para el crecimiento a largo plazo de sus economías.  

Sin embargo, ¿cómo se explica la situación de Portugal, Irlanda y (especialmente) España, quienes han tomado pasos significativos para la reforma desde la crisis? Todos continúan experimentando tasas de inflación de dos dígitos, un crecimiento moribundo y, como dejó muy en claro el último Monitor Fiscal del Fondo Monetario Internacional, todos aún sufren significativos problemas de endeudamiento.

El exceso de deuda atrapa a los países en un círculo vicioso. Si la deuda pública y privada es excepcionalmente elevada, las opciones del país se ven limitadas y eso puede asociarse indiscutidamente con un menor crecimiento, que a su vez dificulta la salida de una trampa de la deuda.  (...)

Es difícil ver cómo los países europeos pueden evitar indefinidamente recurrir a la gama completa de herramientas de deuda, especialmente para reparar las frágiles economías de la periferia de la zona del euro. La expansiva garantía del BCE de hacer «todo lo necesario» efectivamente puede ser suficiente para ayudar a financiar en el corto plazo un mayor estímulo del que ahora se permite; pero esa promesa no solucionará los problemas de sostenibilidad de largo plazo.

De hecho, el BCE pronto tendrá que enfrentar el hecho de que las reformas estructurales y la austeridad fiscal están muy lejos de constituir una solución completa a los problemas de la deuda en Europa. En octubre y noviembre, el BCE anunciará los resultados de sus pruebas de resistencia a los bancos. Debido a que muchos bancos mantienen un gran volumen de deuda gubernamental de la zona del euro, los resultados dependerán en gran medida de la forma en que el BCE evalúe el riesgo soberano.

Si el BCE subestima groseramente los riesgos, su credibilidad como regulador quedará fuertemente empañada. Si muestra una mayor franqueza respecto de los riesgos, es posible que algunos países de la periferia encuentren dificultades para tapar los baches y requieran ayuda del norte. Esperemos que el BCE haga gala de franqueza. Es hora de mantener una conversación sobre el alivio de la deuda para toda la periferia de la zona del euro."               (Kenneth Rogoff, Project Syndicate, 10/07/2014)

"La relación entre el incremento de los suicidios y la crisis económica es clarísima"... cada 1 % de aumento en el desempleo se asoció con un aumento de 0,79 % en la tasa de suicidios en edades menores de 65 años

"(...) Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), desde 2008 el suicidio es la primera causa de muerte no natural en España, por delante de los accidentes de tráfico. 

La fecha es significativa, puesto que marca el inicio de tantos problemas de subsistencia derivados de la estafa socioeconómica vigente, popularmente llamada "crisis". En tal sentido, estudios rigurosos apuntan a una relación entre los efectos de exclusión de la crisis y el incremento del número de suicidios.

Dos profesionales de la salud mental se pronuncian sobre la cuestión: los doctores Antoni Talarn, psicólogo clínico (que responde a las preguntas por correo electrónico), y Joseba Achotegui, psiquiatra

 Ambos son profesores titulares de la Universitat de Barcelona. Achotegui también es secretario general de la Sección de Psiquiatría Transcultural de la Asociación Mundial de Psiquiatría, y publica en el diario Público la bitácora Salud mental en tiempos difíciles.

 Cabría saber si España es un país proclive a la comisión de suicidios. Talarn indica que "las tasas son más fidedignas que los números absolutos", y que, según la Organización 
Mundial de la Salud (OMS), España ocupa el puesto 58 entre 101 países estudiados

En esta clasificación, la mayor tasa de suicidios corresponde a Groenlandia, que casi triplica la cifra del segundo clasificado en tan lúgubre tabla, Rusia; los que menos, dos pequeños estados antillanos, Antigua y Barbuda y San Cristóbal y Nevis, lugares donde, al parecer, los suicidios son hechos extraordinarios.  

 Incidencias tan dispares hacen pensar en la existencia de riesgos específicos que atañen a países, regímenes económicos, valores sociales... Achotegui confirma la existencia de normas sociales y culturales que inciden sobre las tasas de suicidio en los distintos estados: "hay países, como Japón, donde el elevado índice de suicidios tiene que ver con la rigidez de los sistemas de valores, y en especial con la estigmatización de quien se sale de la norma del grupo; en lugares donde esta norma es más flexible o se practica mayor tolerancia, el porcentaje de suicidios decrece". 

No obstante, advierte sobre el debate planteado por el ámbito de la decisión de la persona: "Corremos el riesgo de psiquiatrizarlo todo; de convertir cualquier conducta en patología. Los psiquiatras tampoco podemos comernos el terreno de todos los investigadores. También puede caber la idea de que un sujeto no quiera vivir por decisión propia, que derivaría de su libertad personal". 

 Sin embargo, algunos estudios señalan que no existe correlación entre las variaciones de la tasa de suicidios y los vaivenes económicos. Por ejemplo: apuntan algunos que los desempleados tienen más tiempo para descansar y cuidar de su salud, sin considerar la tensión emocional a la que están sometidas estas personas. 

Contra tales versiones, Talarn se pronuncia con rotundidad: "No hay discusión posible, la relación entre el incremento de los suicidios y la crisis económica es clarísima", y apuntala su aserto con un estudio publicado en 2009 por una publicación científica de referencia internacional, la revista médica británica The Lancet. 

Allí puede leerse:
Hemos constatado que cada 1 % de aumento en el desempleo se asoció con un aumento de 0,79 % en la tasa de suicidios en edades menores de 65 años, y con un aumento de 0,79 % en la tasa de homicidios. (...) Un aumento superior al 3 % en el desempleo tuvo un mayor efecto sobre los suicidios a edades menores de 65 años, con un 4,45 %, y sobre las muertes por abuso de alcohol. Por cada 10 dólares USA invertidos por persona en programas activos del mercado de trabajo, se reduce el efecto del desempleo sobre los suicidios en un 0,038 %. (The Lancet, 2009; Stuckler et alt.). 

Por su parte, Achotegui matiza la que, en su opinión, es la incidencia real del factor crisis: "Una persona en paro experimenta sentimientos negativos, así como una situación de estrés que afecta a la salud mental. Pero insisto, la crisis no es la causa determinante, sino un elemento más a sumar al riesgo de suicidio.

 La correlación existe, pero la califico de débil, no fuerte". Y repara en el hecho de que los estudios estadísticos pueden interpretarse de modos muy diferentes, "según las variables a las que se conceda mayor importancia".

El Instituto Nacional de Estadística (INE) registró un aumento moderado de los suicidios entre los años 2007-2009, pero luego disminuyeron en 2009 y 2010. Ahora bien, parece existir una clara desavenencia estadística entre las cifras facilitadas por el INE y los datos que poseen los institutos de medicina legal españoles: según estos, la tasa media de suicidios por cada 100.000 habitantes fue un 0,97 % superior a los datos del instituto estadístico, lo que indica una pérdida media de 443,86 casos anuales. ¿Quién tiene razón?   

En referencia a la información servida por el INE, Achotegui concede que "por mi propia experiencia profesional, puedo decir que esos datos hay que releerlos, puesto que, en España, muchos suicidios no se conceptualizan como tales, debido a su mala imagen social (es un pecado... hasta hace poco se enterraba a los suicidas fuera del camposanto...). Una muerte por infarto parece muy digna; un suicidio, un oprobio". Por su parte, Talarn se fía más de los institutos de medicina legal, "organismos más técnicos que suelen tener mayor objetividad en sus datos". 

El suicidio siempre ha sido y es un comportamiento muy minoritario; por ello, parece muy significativo en cuanto a gravedad un crecimiento porcentual coincidente con épocas de crisis económica. Así lo entiende Talarn, quien se pregunta: "Hubo un incremento importante entre 2007 y 2008, la cuestión es por qué ha bajado en los años posteriores." 

En este descenso se suman distintos factores, pero el psicólogo destaca "la respuesta de adaptación y la atribución de culpas: al principio, las personas desempleadas y con graves problemas de subsistencia se achacaban a sí mismas la culpa de su situación, pero más adelante esta responsabilidad ha ido desviándose hacia factores externos, como la acción de los políticos, los defectos del sistema, etc.". 

Achotegui destaca que el suicidio es la punta del iceberg, descollante sobre una enorme base sumergida de personas con problemas graves de salud mental, pero recalca que el incremento de casos no tiene nada que ver con visiones sensacionalistas que ponderan el hecho poco menos que como una epidemia.

Advierte Talarn que otro elemento incide de forma sustancial en la tasa de suicidios: la prevención desarrollada por el sistema sanitario. "El suicidio -explica- también crece o decrece en función de lo que se invierte en ayudas y salud pública." Achotegui lo corrobora: "Algunos suicidios son consecuencia de que no han funcionado bien las redes comunitarias, pero también es cierto que la crisis económica ha afectado a los propios servicios de prevención, debido a los recortes.

 Creo que los servicios públicos trabajan bien, no es un área en la que se esté fallando específicamente, pero podrían tenerse más programas y dispositivos de actuación. El peligro es que la estructura sanitaria está adelgazando." 

 Leído lo anterior, y aunque no lo digan explícitamente los entrevistados, cabe la conclusión de que la crisis no solo representa un factor directo de riesgo de suicidio, debido a su negativa influencia sobre la salud mental de quienes la padecen, sino también un factor indirecto, a tenor de la reducción de los presupuestos del sistema sanitario que debe velar por la prevención de las conductas suicidas. 

 En una tesitura de crisis económica, los varones corren más riesgo de suicidio que las mujeres... Al igual que en cualquier otro tiempo, como bien saben los dos entrevistados: los hombres siempre tienen mayor riesgo de suicidio consumado que las mujeres (mas no de intentos, circunstancia en la que son superados por las féminas).

 "En tiempos de crisis, ciertos patrones sociales, como el del padre de familia, hacen que el varón viva la situación con especial dolor; además, el varón suele ser más impulsivo. Por otra parte, la mujer está más implicada en la economía sumergida, por lo que el hombre se ve desplazado como fuente de los ingresos domésticos.

 Por otra parte, el patrón social atribuye al hombre la fortaleza y la seriedad, mientras que permite a la mujer la expresión de sus problemas y sentimientos de tristeza", capacidad que ayuda a aligerar y solventar numerosos problemas. "La prueba está en que a las consultas de psiquiatría van más mujeres que hombres, porque las féminas pueden reconocer que están tristes y se encuentran mal, mientas que al varón le cuesta mucho más", explica Achotegui.(...)"                    (Público, 20/07/2014)

Los procesos de resolución de la crisis bancaria han disparando el volumen de deuda pública a niveles inasumibles

"(...) Nada nuevo en el horizonte. Después de más de seis años de intensa recesión, ninguna de las causas que originaron la actual crisis sistémica, un volumen brutal de deuda y una banca insolvente, se han solucionado. 

Se optó por reactivar otro proceso de endeudamiento, que retroalimentó nuevas burbujas financieras, como único camino de superación de la crisis. Sin embargo hay una notoria diferencia respecto a 2008. 

Mientras que en 2008 la mayoría de la deuda era privada, los procesos de resolución de la crisis bancaria, y otros, socializaron pérdidas privadas disparando el volumen de deuda pública a niveles inasumibles.

Una vez que los mercados estallen y algún que otro banco sistémico quiebre, será la hora de remangarse. Además de una reestructuración ordenada de la deuda y del sistema bancario hace falta mucho más. 

Si realmente se quiere introducir una mayor estabilidad financiera, además de imponer mayores requisitos de reservas, se debe reinstalar la ley Glass-Steagall, acabar con el apalancamiento de la banca, y terminar con la idea de que la política monetaria debe implementarse con el fin de gestionar riesgos.

Siguiendo a Hyman Minsky, padre de la hipótesis de inestabilidad financiera, que permitió predecir con antelación lo que ha sucedido, los bancos centrales deben de ser mucho menos transparente en sus comunicaciones, incluir la inflación de activos en su función de reacción, ser visto como menos proactivos, y permitir una mayor ciclicidad en el PIB. 

En definitiva no deben adoptar públicamente el paradigma de gestión de riesgo en su aproximación a la política monetaria. Pero han perdido mucho tiempo, han generado mucha miseria y pobreza. Y ninguno ha asumido aún las consecuencias de sus decisiones. ¡Porca miseria!"             (Juan Laborda, Vox Populi, 19/07/2014)

22.7.14

Cospedal consuma su pucherazo electoral en Castilla: tendrá mayoría absoluta el PP aunque sólo consigal el 35% de los votos

"Es la segunda reforma electoral que aprueba De Cospedal en menos de dos años y las dos se han hecho para favorecer las perspectivas electorales del PP, ahora que las encuestas van mal. 

Primero aumentó los diputados autonómicos de 49 a 53, dando más escaños a las provincias donde el PP consigue más votos. Y ahora, como ni siquiera así tenía garantizado ganar, ha reducido los escaños hasta solo 33.

  Reparto de escaños en Castilla-La Mancha, según las dos leyes electorales que ha aprobado De Cospedal. Los datos de esta simulación toman como base el resultado de las europeas.

Que el nuevo diseño favorece claramente al PP no es una opinión: es un dato sencillo de demostrar. Hemos hecho una simulación con los resultados de las elecciones europeas (GRÄFICO), calculando cómo quedarían las Cortes de Castilla-La Mancua dependiendo de qué ley electoral se aplique. Con la reforma que aprobó la propia De Cospedal en 2012, el PP perdería la mayoría absoluta. Con su segunda reforma, la mantendría con comodidad.

La nueva ley electoral es tan radical que ha sido necesario modificar el Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha y pasar ese cambio por el Congreso de los Diputados. Por supuesto, se ha aprobado sin el más mínimo consenso, sin pactar nada con nadie: ni con el PSOE ni con IU ni con UPyD. Es la primera vez que se aborda sin consenso la reforma de un estatuo de autonomía, solo con los votos del PP.

El pucherazo es tan brutal que se podría dar el absurdo de que el PP sea la segunda fuerza en número de votos, pero consiga una mayoría absoluta en escaños incluso si logra apenas el 35% de las papeletas. 

Absolutamente toda la oposición sale trasquilada con una reforma que eleva el porcentaje de votos necesarios para obtener un escaño hasta unos límites antidemocráticos, que buscan dejar fuera a los partidos pequeños ahora que el voto de izquierda está dividido. Dependiendo de cada provincia, hará falta un mínimo de entre el 14% y el 18% para poder conseguir representación parlamentaria. Con una ley electoral así, el PP no tendría un solo escaño ni en el parlamento vasco ni en el catalán.

Por si todo esto fuera poco, el PP se guarda otro as en la manga, no vaya a ser que ni siquiera así logren ganar. Hasta tres meses antes de las elecciones, no se sabrá exactamente cuántos escaños tiene cada provincia.

 De ese modo, Cospedal puede apretar aún más las tuercas si las cosas van mal, decidiendo de forma arbitraria –basta con un decreto ley– qué provincias tienen número par o impar de diputados.

 ¿La trampa? Que podrá dejar con un número impar solo aquellas provincias donde tengan la certeza de que van a ganar, aunque sea por un voto (Guadalajara es la candidata ideal). Como el número de escaños será tan bajo, hará falta una enorme ventaja, superior al 20% de los votos, para conseguir romper el empate en diputados en una provincia “par”.

El modelo completo es un traje a medida para el Partido Popular y la excusa para aplicarlo no puede ser más falaz. Dice María Dolores de Cospedal que lo hace en aras de la austeridad. Pero, ¿qué clase de “ahorro” supone reducir el número de unos diputados que ya no cobran sueldo? Solo uno: un recorte en democracia. Un hachazo a las urnas imposible de aceptar. (...)"             (Cospedal consuma su pucherazo electoral, de Ignacio Escolar en Escolar.net de eldiario.es, en Caffe Reggio, 22/07/2014)

Privatización de Catalunya Banc: Perdemos más de 11.600 millones (los recortes en sanidad y educación suman 13.800), cubriremos el coste de reclamaciones y futuras indemnizaciones... y el BBVA pone sólo 1.100, cuando existe aún un patrimonio de 2.500 millones

"(...)  Esta operación supone que los contribuyentes pierden definitivamente 11.839 millones de euros, una cantidad que se acerca a los recortes en sanidad y educación hasta 2013, que suman 13.800 millones. (...)"              ( , El País, Madrid 21 JUL 2014 ), 

"(...)  La senda de los rescates y posteriores ventas del Frob está siendo desastrosa para el erario público. Hace ya un año predijimos que el Frob perdería 40.000 millones de euros en total y nos vamos a quedar cortos.

Todo esto contrasta con las afirmaciones de nuestros políticos de que los rescates no nos costarían nada. ¡Pues ya llevamos casi 1000 euros por residente en España!

Cada vez las dudas sobre los rescates son mayores. La factura va a ser muy grande por rescatar cajas relativamente pequeñas (a excepción de Bankia).

El Estado debería hacer un ejercicio de calcular cuánto hubiera costado dejar quebrar los bancos y asumir el coste de rescatar los depósitos para que en el futuro se contemple como una opción de reestructuración.

¿A cuánto llegará la factura del Frob? (...)"           (, El blog salmón, 22/07/2014)

"El BBVA ha ganado la subasta de Catalunya Banc al presentar una oferta mejor que la del Banco Santander y CaixaBank, con lo que amplía notablemente su presencia en la región y el Estado tendrá que dar por perdidos más de 11.600 millones, según han confirmado fuentes próximas al proceso. 

 El grupo presidido por Francisco González, que ya se adjudicó en subasta Unnim, ha ofrecido algo más de 1.100 millones de euros, pero aún así su oferta sería más generosa que la del Banco Santander y CaixaBank  (...)

El BBVA, Santander y CaixaBank presentaron ofertas en firme por Catalunya Banc el pasado viernes para aprovechar la oportunidad de adquirir una entidad nacionalizada que acumula más de 13.600 millones en ayudas, de ellas, 12.600 directamente del Estado.  (...)

A la espera de que se conozcan oficialmente los detalles de la operación, la oferta de BBVA estaría muy por debajo de los 2.500 millones de patrimonio neto con los que cuenta Catalunya Banc. (...)

A juicio de los expertos consultados, la operación es "redonda" teniendo en cuenta el precio ofrecido, que el Estado está dispuesto a cubrir parte del coste de las reclamaciones por preferentes, cláusulas suelo y coberturas de tipos de interés (swaps) e incluso una probable indemnización a Mapfre si BBVA rompe el acuerdo de bancaseguro que la compañía tiene con Catalunya Banc.

  Además, BBVA podrá sacar buen provecho a los créditos fiscales. Desde el momento de su creación, el grupo fruto de la fusión de Caixa Catalunya, Tarragona y Manresa empezó a recurrir a las ayudas públicas y solicitó un préstamo de 1.250 millones con la promesa de que los devolvería. Sin embargo, el tiempo demostró que lejos de retornar un solo euro a las arcas públicas, el grupo era incapaz de cumplir con las exigencias de capital y tras suspender las pruebas de estrés europeas, el Estado acabó dando por perdidos los primeros fondos aportados e inyectándole 1.718 millones más. 

 Aún así no era suficiente para reforzar un grupo, cuyas cajas habían llevado a cabo una política de riesgos totalmente imprudente, como lamentaron recientemente en el FROB, y que hizo que acabara necesitando 9.084 millones de la ayuda europea a la banca española.

Es decir, 12.052 millones, que rebasaron los 13.000 millones al incluir una aportación de más de 1.000 del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) para dar liquidez a los miles clientes a los que vendió participaciones preferentes y deuda subordinada. A pesar de todo ello, el Estado se vio obligado la semana pasada a poner otros 572 millones para que Catalunya Banc se quitara de encima casi 6.400 millones de euros en hipotecas tóxicas, pues casi seguro que con ellas encima ningún banco hubiera estado dispuesto a pujar."                 (Público, 21/07/2014)

El mito de los fondos europeos... los que ha recibido España no han llegado en media anual al 1% del PIB

"A propósito de un artículo que publiqué en estas páginas, “La Unión Europea genera xenofobia y racismo”, me escribía un amigo alemán trasladándome a su vez la opinión de un colega argentino: “El artículo me parece cuando menos parcial, viniendo como viene de un español. 

Ahora sienten el “corsé”, pero durante mucho tiempo se beneficiaron con las enormes sumas de dinero que recibían de la Unión Europea, con las cuales construyeron enormes aeropuertos y autopistas innumerables… Me parece que no se puede aprovechar un sistema para denostarlo cuando te has gastado su dinero”. 

 Si traigo a colación estas observaciones es porque me parecen representativas de una opinión muy generalizada, que tanto en España como fuera de ella pretende compensar los desaguisados y desequilibrios que está generando la Unión Monetaria con la supuesta contrapartida de los bienes obtenidos por los fondos de cohesión y los estructurales.

En España se maneja un auténtico mantra sobre la ingente cantidad de recursos que se han recibido de Europa. Tal mito se mantiene gracias a una política inteligente de la UE que ha venido obligando a publicitar la marca “Europa” en toda obra o actividad financiada, aunque lo fuese muy parcialmente, por dichos fondos, y a una propaganda interior empeñada en cantar las excelencias de la Unión Europea y en proclamar lo mucho que nos estábamos aprovechando de nuestra pertenencia a ella.

Nadie, sin embargo, se ha preocupado de explicarnos que buena parte de esos recursos habían salido antes de España. Los fondos de la Unión Europea no caen del cielo, sino de la contribución de todos los Estados miembros, entre los que se encuentra España. El sistema presupuestario de la Unión es, además, el peor de los posibles porque, amén de su escasa cuantía, no son los ciudadanos los que en función de su capacidad económica contribuyen y reciben las ayudas, sino los Estados, explicitando de forma automática los países que son receptores y contribuyentes netos.

 De esta manera se da pie al victimismo -del que tanto sabemos en España- empleado profusamente por Alemania y algún otro país del Norte, cuyos ciudadanos se sienten paganos, cuando la instrumentación mediante impuestos propios de la Unión tendría un efecto redistributivo mucho mayor como resultado no de la generosidad de los países ricos, sino de la aplicación automática de un principio admitido de forma indiscutida, al menos en teoría, por los sistemas fiscales de todos los países, la progresividad en los impuestos, según la cual se grava a los ciudadanos en función de cuál sea su renta y de forma más que proporcional.

Los recursos recibidos de Europa hay que considerarlos por tanto en términos netos y, así tomados, los que ha recibido España no han llegado en media anual al 1% del PIB. La creencia extendida de que nuestro país ha sido el principal receptor es infundada, ya que en porcentaje del PIB, que es tal como hay que contemplarlo, las cantidades recibidas por Irlanda, Grecia y Portugal han sido muy superiores.

 Por otra parte, los recursos han podido tener un efecto secundario negativo. Se trataba de ayudas finalistas que debían ser invertidas en determinados objetivos, forzando a los Estados miembros a dedicar una parte de sus presupuestos a dichas finalidades, no solo por la contribución realizada a la UE, sino también por la parte de la inversión o actividad que debía financiar la hacienda pública estatal. En muchas ocasiones, la elección no ha sido la más acertada. 

Eso explica, por ejemplo, el formidable desarrollo que han experimentado las infraestructuras, algunas de ellas sin demasiada justificación, en detrimento de los gastos de protección social. Hay que añadir, además, que muchos de esos recursos vienen a compensar -y de forma no demasiado apropiada- las renuncias que en materia agrícola se han impuesto a determinadas producciones.

A pesar de la enorme propaganda y el desbordado voluntarismo con el que el entonces presidente del Gobierno español, Felipe González, quiso presentar los fondos de cohesión como el gran triunfo español en Maastricht, lo cierto es que son un parche insignificante para paliar los desequilibrios y desigualdades que la Unión Monetaria iba a crear entre regiones y países.(...)

La parquedad de las aportaciones se evidencia cuando especulamos acerca de en qué se habría convertido la unión alemana si se hubiese regido por las mismas pautas que se intentan imponer para la Unión Europea.

 Supongamos que entre la Alemania del Este y la Federal se hubiese creado un espacio de libre competencia, libre circulación de capitales, una moneda única emitida por una institución aséptica y neutral -dominada lógicamente por los principios del Bundesbank-, pero sin integración en materia presupuestaria y fiscal; imaginemos que la única canalización de recursos de la Alemania occidental a la oriental fuese el 1% anual del PIB de esta última (equivalente a los fondos comunitarios). 

Además, y en consonancia con los sacrosantos principios de la convergencia, se hubiese obligado a los alemanes orientales a someterse a una dura disciplina monetaria y a limitar su déficit y su capacidad de endeudamiento. ¿Podemos siquiera sospechar cuál hubiera sido el nivel de desempleo alcanzado por la Alemania del Este?, ¿qué grado de miseria y pobreza se habría generado?, ¿hasta qué límite habría llegado el desmantelamiento de su tejido productivo?

La única solución factible para la Unión Monetaria pasa por constituir una verdadera unión económica en todos sus aspectos. Se precisa una hacienda pública común capaz de asumir una adecuada función redistributiva entre las regiones, una autentica unión fiscal. Ahora bien, Alemania nunca aceptará una transferencia de recursos tan cuantiosa entre países ricos y pobres como la que se seguiría de tal integración. 

Quizá sea lógico, pero en tal caso Alemania no debería haber planteado nunca una unión a la que no está dispuesta y, sobre todo, los gobiernos de los demás países no deberían haber aceptado jamás un modelo que conduce a las economías de sus respectivos Estados al abismo, ni deberían continuar mareando la perdiz con medidas que, lejos de solucionar la situación, la empeoran de cara al futuro. 

Sin esa unión fiscal, la Unión Monetaria deviene imposible porque lo que ahora se está produciendo es una transferencia de fondos -quizá de cuantía similar- en sentido inverso, transferencia a través del mercado, opaca y encubierta, pero no por eso menos real.

 El mantenimiento del mismo tipo de cambio entre Alemania y el resto de los países empobrece a estos y enriquece a aquella; genera un enorme superávit en la balanza de pagos del país germánico mientras que en las de las otras naciones se provoca un déficit insostenible; se crea empleo en Alemania y se destruye en los demás países miembros."                (El mito de los fondos europeos, de Juan Francisco Martín Seco en República de las ideas, en Caffe Reggio, 19/07/2014)

La campaña del Gobierno español para ensalzar el crecimiento de nuestras exportaciones entrará en la historia de la propaganda política.

"La campaña del Gobierno español para ensalzar el crecimiento de nuestras exportaciones entrará en la historia de la propaganda política. En mayo, por segundo mes consecutivo, las exportaciones cayeron en tasa anual, comparadas con el mismo mes del año anterior.

 En EE UU los datos económicos se publican corregidos del efecto estacional para que los datos mensuales sean comparables. En España, eliminando el efecto estacional, las exportaciones cayeron durante todo el segundo semestre de 2013. Desde principio de año están estancadas, pero ahora la tasa interanual empieza a reflejar la caída.

En economía entre las causas de los problemas y sus efectos hay un tiempo precioso para que la política actúe. Si los Gobiernos no lo usan correctamente, entonces la economía domina la política. Las causas de la debilidad de nuestras exportaciones son: el estancamiento del comercio mundial, el frenazo del crecimiento de emergentes y la intensa apreciación del euro, especialmente contra emergentes.

Pero en España el Gobierno se apropió de la mejora de nuestras exportaciones entre 2009 y 2011 vinculándolas a la reforma del mercado de trabajo de 2012 y la devaluación salarial. Pero la realidad siempre supera a la propaganda.

El pasado febrero asistí a una conferencia académica del ministro de Economía en la que dijo que las exportaciones iban bien. Le dije que según sus datos de aduanas las exportaciones caían. Le pregunté, como miembro del Eurogrupo máximo responsable de la política cambiaria en la eurozona, si consideraba que el euro estaba sobrevalorado y si el Eurogrupo tenía un plan para depreciarlo, como acaba de hacer Japón con el yen y al que han seguido varios países asiáticos. 

A lo que hay que sumar una política fiscal expansiva en China para compensar la debilidad del comercio mundial. Evadió la respuesta, me habló de las manchas solares y lo bien que iba el turismo en Canarias. Lo increíble es que Guindos sea candidato para presidir el Eurogrupo, que Juncker, anterior presidente del Eurogrupo, presida la Comisión Europea, y que el actual Dijsselbloem sea candidato a comisario de Economía. 

Tras los enjuagues de consumo público a final del año 2013, los datos adelantados del segundo trimestre sí muestran recuperación, aunque con deflación.  (...)

La recuperación de la demanda interna es positiva, pero con las exportaciones estancadas provoca déficit por cuenta corriente. Y la rebaja de IRPF reducirá aún más el ahorro y aumentará el déficit exterior.

 Esto confirma que el Gobierno tenía y tiene un diagnóstico erróneo de los problemas de la economía española. España sufre una crisis de balanza de pagos de manual. Nuestra deuda externa es ya del 100% del PIB y ha aumentado 10 puntos en los dos últimos años. (...)

En países emergentes las crisis cambiarias y financieras estallaban con deudas externas inferiores al 50% del PIB. En España no ha estallado del todo por la intervención del Banco Central Europeo, al que nuestros bancos le deben el 20% del PIB y en 2012 alcanzó casi el 40% del PIB. Nuestra vulnerabilidad financiera es máxima y la política económica amplifica los desequilibrios. 

Pero continúa la propaganda, ayer el Ministerio de Economía tituló su nota de prensa: “Otro récord histórico de nuestras exportaciones”. Portugal, inmerso en un nuevo capítulo de su crisis bancaria y los líderes europeos, en el camarote de los hermanos Marx incapaces de formar Gobierno en Bruselas. Mantengamos los dedos cruzados."               ( , El País, 18 JUL 2014 )

¿Nos esperan dos 'décadas perdidas', como las de Japón?

"(...) Estamos en el sexto año de la recuperación de la Gran Recesión del 2007-2009 en Estados Unidos y Europa. La subsecuente crisis del euro de 2011-2013 y la timidez de los últimos datos positivos del último año hacen pensar que Europa también va a tener su década perdida, pero con un declive más traumático que el japonés.  (...)

Recientemente la recuperación aparece más sólida en las tres áreas —por ejemplo, las últimas predicciones del FMI para 2014 son de un crecimiento del 2,8% en EE UU, 1,4% en Japón, 1,6% para Europa y 1,2% en España. Pero estos datos positivos desafortunadamente no despejan la incógnita sobre la década perdida de Europa.  (...)

En otras palabras, la periferia no sólo debe crecer sino que debe hacerlo más rápido que el norte, si queremos una Europa más equilibrada, como parecía que iba a ser en la exitosa primera década del euro.  (...)

La productividad en algunas partes de Europa era baja antes de las crisis, pero cayó con ellas y aún no se ha recuperado, excepto en Alemania. A diferencia de Japón, en la periferia la pérdida ha sido sobre todo de empleo. Además, Europa no parece estar haciendo la inversión en capital humano que debería hacer para mejorar su productividad. 

Si nos fijamos en los resultados más recientes de PISA, en los países de la periferia de Europa los quinceañeros tienen resultados bajos en habilidades matemáticas y científicas, mientras que para sus hermanos mayores el paro y la temporalidad en el empleo no son escuelas alternativas.

 En pocas palabras, la mayor pérdida de la década perdida en la periferia europea va a ser su generación perdida, en una Europa que, como Japón, envejece y necesita de ella para crecer.  (...)

Al igual que en Japón, los bancos europeos han tenido, y aún tienen, problemas de descapitalización y de exceso de riesgos y deuda soberana en sus balances. Aunque los problemas de la deuda pública y el envejecimiento no son tan graves en Europa como en Japón, éstos sólo son una parte de su propia espada de Damocles; la otra es la debilidad de su arquitectura como unión económica y monetaria.  (...)

En la crisis del euro, como en otras crisis y guerras, se han roto muchas promesas y expectativas: de puestos de trabajo destruidos, de deudas que no se debían haber contraído, de servicios sociales que se han recortado, de frustración que fácilmente se transforma en populismo, euroescepticismo o nacionalismo.(...)

 Estas tres posiciones —populismo, continuismo y retórica del crecimiento— dominan y van a estar bien representadas en el nuevo parlamento europeo. Europa aún está a tiempo de evitar una década perdida y sobre todo que, como Japón, sean dos décadas perdidas. 

El discurso de Renzi, al inaugurar el semestre de la presidencia italiana, va en la buena dirección al priorizar crecimiento y reformas, pero ni el Renzinomics se puede quedar en retórica ni la respuesta a la revisión al alza de las previsiones del FMI para España ser motivo de complacencia."           ( / , El País, 18 JUL 2014)

21.7.14

No es bueno tener cabreada a la gente de entre 25 y 45 años, que, además, empiezan a tener a sus padres también en paro

"Una de las claves de la cómoda supervivencia de quienes controlan el poder ha sido siempre tener pillada por los huevos a la mayor cantidad de gente posible, sobre todo si se encuentra entre los 25 y los 45 años: personas con hijos en edad escolar, que se compren pisos con hipotecas colosales, que tengan un trabajo que los amarre bien y los convierta en sumisos y eficientes empleados -ya se sabe, hace mucho frío fuera-…

Quienes putean, como está ocurriendo, a este segmento de la población, y aumentan así la desigualdad social a una velocidad escandalosa, yo creo que se están haciendo directamente el harakiri.

Cuando uno tiene algo que conservar, o proteger, cuando hay expectativas de prosperidad y de posibles mejoras el personal, por lo general, suele aguantar carros y carretas. Pero cuando vas cumpliendo años, se te echan encima los treinta, y luego los cuarenta, y el asunto continúa siendo un desastre; cuando ni tienes trabajo, ni te puedes plantear tener hijos, ni mucho menos meterte en un piso… concluyes entonces que cada vez tienes menos que perder si decides ponerte el mundo por montera, luchar porque las cosas mejoren y batirte el cobre donde haga falta: justo lo contrario de lo que suele interesarle al poder.

Así las cosas, ¿cómo es posible entonces que estén dotando de tanta autoridad moral a tanta gente y proveyéndonos a todos de argumentos para que el día menos pensado acabe montándose el gran pollo? ¿Cómo es posible que estén poniendo tan en bandeja la contestación ciudadana?

 Indigna constatar, como concluye Thomas Piketty en su libro “El capital en el siglo XXI”, que el 1 por ciento de la población se está apoderando de la parte del león de la riqueza y a cambio solo aporta angustia e inseguridad al 99 por ciento restante. Una desigualdad que, para el pensador francés, “de no combatirse enérgicamente, puede llevar a la autodestrucción del sistema que incluye la propia democracia”.  (...)

No es bueno tener cabreada a la gente de entre 25 y 45 años, jóvenes y menos jóvenes que, para más inri, empiezan a tener sus padres también en paro y con la edad de la jubilación aún lejos. Y quienes han conseguido llegar al estatus de pensionista, mosqueados vivos cuando escuchan que el gobierno lleva tiempo metiendo mano al fondo de reserva para pagarles a fin de mes.

Cada vez menos cosas que perder, cada vez más argumentos para salir a la calle y darle a esto un vuelco espectacular cuando llegue la hora de votar. Con este panorama, resulta difícil entender la estrategia del gobierno. ¿Realmente quieren hacerse el harakiri o la soberbia y el pedestal desde el que analizan y proclaman su particular mundo feliz les impide intuir el hostión que pueden llegar a pegarse?"             (La desigualdad es violencia, de Juan Tortosa en Público, en Caffe Reggio, 21/2014)

Estados Unidos aprovecha derribo del MH17 para arrebatar a Rusia el mercado energético de Europa

"Las sanciones contra Rusia que Europa ha aplicado tras la crisis de Ucrania al parecer no han sido suficientes para Estados Unidos. El derribo del avión de Malaysian Airlains por un misil de procedencia rusa, está permitiendo a Estados Unidos quitarle a Rusia el negocio energético.

 Todo al parecer es cosa de tiempo. Ucrania consficó la memoria de los radares de la zona del misil y se ha borrado la huella del viaje que tomó el MH17. Una de las versiones asegura que el misil tenía por destino el avión del presidente Putin, que pasó por esa ruta 2 horas antes. El MH17 la habría utilizado por error ¿de quien? ¿a quien le interesaba avivar aún más el conflicto?

Por ahora, lo cierto es que Europa, a través de Ángela Merkel, está desactivando los contratos de gas con Rusia y adoptando nuevos contratos con Estados Unidos. El auge del fracking que ha iniciado el gobierno de Obama para la autosuficiencia energética del país ha sido uno de los principales estímulos de Estados Unidos para contrarrestar el desempleo y además le ha ayudado a controlar la inflación.

 Nada importa el daño ecológico de la fractura hidráulica con tal de hacer negocios. Y Estados Unidos está decidido a tomar cualquier camino para apropiarse del negocio energético de Europa. Aunque las propuestas energéticas de EEUU sean completamente falaces. La falsa abundancia de recursos energéticos en EUU es más bien un producto de la propaganda que de la realidad.

Pero no será la primera vez que Estados Unidos engaña a Europa en tema de negocios. Ya lo hizo con la convertibilidad del dólar en oro en 1971, con los petrodólares desde 1973 hasta hoy y con los derivados financieros desde fines de los años 90. Pero los líderes europeos compran todo lo que les venda Estados Unidos.(...)

 Lo del misil ruso ha sido un regalo del cielo para Estados Unidos dado que podrá “ampliar” el acuerdo de libre comercio con Europa para ofrecer gas desde el otro lado del Atlántico. 

El mismo que fluía desde Rusia cruzando el conflictivo territorio de Ucrania. La dilación del conflicto en este país (como todo lo que llega a manos de la Troika) permitirá a Estados Unidos un lucrativo negocio con el gas, y habrá que ver a qué precio."            (, El blog salmón, 21/07/2014)

En la sanidad privatizada catalana las retribuciones de los directivos y altos cargos no estarán limitadas por las normas presupuestarias públicas

"(...) La Consejería de Salud está cumpliendo, paso a paso, las recomendaciones del informe 'Aproximación a un nuevo planteamiento estratégico para las empresas públicas y consorcios de salud de la Generalidad', que fue elaborado en el año 2.011 por la consultora Pricewaterhouse Coopers (PwC) y que el periódico 'El País' hizo público en enero del 2.013.

 Ese informe había sido solicitado, según dicen, por Josep Prat, el que era en ese momento el máximo responsable del Instituto Catalán de la Salud (ICS) y que, en la actualidad, está siendo investigado y ya está imputado por múltiples supuestos delitos en relación a su actuación en el ente público Innova. 

Ni que decir tiene que, de forma inmediata a que ese informe saliera a la luz pública, el Consejero Ruiz y todo su equipo, negaron vehemente cualquier intención de aplicar las recomendaciones contenidas en el mismo y que consistían, básicamente, en la descripción del proceso para fragmentar el ICS, la mayor empresa catalana, en una veintena de sociedades.

 Desmembrar el ICS, la única empresa sanitaria al 100% pública de Cataluña, ha sido y es uno de los principales objetivos del Consejero Ruiz desde que llegó a su cargo provinente de la patronal sanitaria catalana Unió Catalana d’Hospitals.

 El ICS ha sido siempre "la bestia negra" de la actual cúpula del Departamento de Salud, copada por los directivos de esa patronal, que prefieren huir de los controles y garantías administrativas a las que legalmente esta obligado el ICS, para gozar de la libertad de acción, gestión, contratación y dirección que permiten el resto de las figuras jurídicas bajo las que actúan la mayor parte de centros concertados que, teóricamente, pertenecen al sector público. 

Precisamente Innova, incursa en una instrucción judicial por fraude a gran escala, es el paradigma de lo que ese tipo de "entes públicos" pueden llegar a facilitar.  

Para conseguir el objetivo perseguido, es decir, fragmentar el ICS y sustraerlo del derecho público, el informe de la consultora PWC definía dos fases de actuación:

1.- Fragmentar el ICS en entidades públicas con autonomía de gestión, mediante la constitución de sociedades mercantiles o de consorcios, integrando otros centros sanitarios, públicos y/o privados.
 Ese seria el primer paso, y el indispensable, para una posterior privatización, como deja patente el consejo de la consultora: "Nuestra recomendación es una entrada de capital privado en dos fases para diluir el impacto político y social del plan".

2.- Traspasar la asistencia sanitaria pública a entidades de gestión privada, bajo el falaz argumento de una mayor eficiencia.(...)

En estos momentos se está ejecutando ya la primera fase. En Lérida, sin participación social ni profesional y sin ningún control parlamentario, el nuevo ente jurídico que permitirá integrar el ICS con la empresa pública Gestión de Servicios Sanitarios S,A., estará listo a primeros de enero del 2.015.

 Así lo manifestó la Secretaria del Departamento de Salud, Roser Fernández, ante algunos parlamentarios de la Comisión de Salud. Al parecer, la creación de ese ente, que se presenta bajo el eslogan de "Lleida hi guanya" ("Lérida gana"), será el 'desideratum' para todos los profesionales y para todos los ciudadanos de esa región sanitaria, pesar de que, desagradecidos e ignorantes como son, todos esos supuestos beneficiados se oponen y denuncian oscuros intereses.  (...)

En Tarragona, la opacidad es total. En marzo de 2.013, el director del ICS y los responsables de los centros privados que configuran la Red del Hospital Santa Tecla, que algunos encuadran en la "Convergència de los negocios", firmaron un Convenio de Colaboración que contiene una peculiar cláusula de confidencialidad que llega al extremo de impedir que las personas que participen o que los proyectos que se realicen en desarrollo de ese Convenio queden reflejados en soporte de ningún tipo.

En Gerona está prevista también la creación de un nuevo ente, con autonomía de gestión y personalidad jurídica propia, que agrupará la asistencia primaria de la provincia de Gerona y que, ahora, depende directamente del ICS. También silencio y opacidad total. (...)

Entre esas múltiples "ventajas", esa nueva gestión implicará un cambio sustancial en el modelo de las relaciones laborales de los trabajadores, teniendo en cuenta que si bien hasta ahora la mayoría del personal del ICS es estatutario, en el futuro las nuevas contrataciones se harán en régimen laboral.

 A diferencia del personal estatutario, el personal laboral se regula por un convenio colectivo del sector, en este momento inexistente, y la oferta de empleo y la contratación dejarán de estar sujetas a las normas imperativas de derecho público (anuncio de oferta pública de empleo, concurso de méritos, oposición...) y las retribuciones de los directivos y altos cargos tampoco estarán limitadas por las normas presupuestarias públicas.

Los objetivos de la primera fase están garantizados: huída del derecho administrativo y del control parlamentario, y vía libre al negocio de individuos y grupos empresariales próximos al poder político. A los que denuncien intereses o se lamenten de los daños colaterales, basta con acusarles de demagogia, de corporativismo o de incapacidad de evolución y de adaptación a una supuesta modernidad. Si las cifras y los datos no son favorables: hay que negarlos con reiteración y contundencia. Es decir, basta con una buena dosis de cinismo. (...)"               (Carme Pérez, Crónica Global, Lunes, 21 de julio de 2014, )