18.1.17

Cádiz impulsa la electricidad certificada 100% renovable. Junto con otros 700 ayuntamientos, darán servicios con renovables a 12 millones de españoles

"El Ayuntamiento de Cádiz, socio mayoritario de la empresa comercializadora Eléctrica de Cádiz, ha impulsado la compra de electricidad certificada 100% renovable por parte de esta empresa y, por tanto, que la electricidad de esta compañía reciba la mejor calificación ambiental existente. El presidente de Eléctrica Cádiz y concejal de Economía y Hacienda, David Navarro, ha destacado esta iniciativa como “un paso importante para conseguir un Cádiz renovable y sostenible”.

“La compra de electricidad certificada es una esta ventaja ambiental que no supondrá ningún cambio en el precio de la electricidad”, anunció David Navarro. Esta mejora se verá reflejada en las facturas de todos los contratos de suministro eléctrico con Eléctrica de Cádiz, entre los que se incluyen todos los edificios municipales, el alumbrado público, los semáforos de la ciudad y el 80% de los contratos domésticos de la ciudad.

Desde el 1 de enero de 2016 la electricidad que compra Eléctrica de Cádiz en el mercado mayorista y que vende a sus clientes está certificada como 100% renovable. Aunque la electricidad que llega a los hogares es una mezcla de las diversas fuentes energéticas que entran en el sistema, Eléctrica de Cádiz contribuye con esta medida a incrementar la demanda de energía limpia en el sistema eléctrico, y se asegura de que la misma cantidad de electricidad que consumen sus clientes se produzca en el estado español con fuentes 100% renovables.

El gerente de Eléctrica Cádiz, José Luis Molina, ha subrayado que desde el 1 de enero, “los 62.000 clientes de nuestra empresa se están beneficiando de tener contratada una energía limpia”, lo que “con datos de 2015, nos convierte en la mayor comercializadora nacional por número de usuarios que vende energía 100% renovable”.

La iniciativa de que Eléctrica de Cádiz se convierta en una comercializadora verde surge de la Mesa de la Transición Energética de Cádiz, espacio de participación ciudadana impulsado por el Ayuntamiento. Silvia Pérez Beiro, en representación de la misma ha destacado que “con este cambio de etiqueta eléctrica Cádiz manda un mensaje al Gobierno Central y a las empresas energéticas: esta ciudad quiere electricidad renovable y va a seguir avanzando en este camino”.
"
Según ha señalado José Luis Molina, gerente de Eléctrica de Cádiz, la energía comercializada por Eléctrica de Cádiz asciende a 195.000.000 kwh al año. Con esta iniciativa, la ciudad de Cádiz contribuye a evitar la emisión de 58.500 Tm de dióxido de carbono y la generación de 93.000miligramos de residuos radioactivos. 

Es decir, que “con esta medida, una familia media de Cádiz, que consume al año 2100kwh, a través de la electricidad certificada como renovable, dejaría de producir 630kg de CO2 y 1008mg de residuos radioactivos, si se compara con la media nacional”.

El presidente de Eléctrica Cádiz, David Navarro, ha señalado que los dos siguientes retos energéticos del ayuntamiento son seguir promoviendo el ahorro de energía en los edificios municipales “para ser ejemplo” y “producir electricidad limpia en la propia ciudad”. Navarro ha incidido en Cádiz es una de las ciudades con más sol de Europa “y vamos a aprovecharlo”.               (El Salmón Contracorriente , 11/01/17) 


 "Mientras Holanda (con menos de un 5% de su electricidad de origen eólico, frente al 19,2% en España) acaba de anunciar que su red de ferrocarriles funciona ya con electricidad procedente de aerogeneradores, en España, a falta de un mayor impulso del Gobierno central, la transición energética se extiende por los municipios. Cada vez más y mayores ayuntamientos españoles apuestan por contratar electricidad de origen 100% renovable para su alumbrado público y sus edificios.

Más de 700 municipios españoles con una población estimada que supera de largo los 12 millones de habitantes (más de una cuarta parte del total de toda España) han contratado a comercializadoras certificadas por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) a través de un sistema de garantía de origen que acredita la procedencia 'verde' de la energía que compran esas empresas en el mercado para venderla a sus clientes.

Madrid, la ciudad más poblada de España, acaba de anunciarlo, al igual que Cádiz. La segunda, Barcelona, está a punto de hacerlo. En Galicia, el Ayuntamiento de Santiago ultima la adjudicación del suministro en media y baja tensión a Gas Natural Fenosa e Iberdrola, que también le suministrarán energía 100% verde.
 
La tendencia ha ido al alza en los últimos meses y con ciudades cada vez mayores como protagonistas. Cádiz empezó a consumir energía 100% verde hace un año (aunque lo ha dado a conocer ahora) a través de Eléctrica de Cádiz, que tiene la mayoría de sus acciones (55%) en manos del Ayuntamiento. Alicante lo anunció en septiembre, con un contrato de 11,6 millones adjudicado a la comercializadora Nexus. En octubre lo hizo  Zaragoza, que adjudicó el servicio a Gas Natural Fenosa por 44,88 millones.  (...)

Hay quien cuestiona estos anuncios ante la imposibilidad de discriminar el origen de los electrones que llegan al cliente y la obviedad de que la producción de las renovables no cubre toda la demanda. Fernando Ferrando, de la Fundación Renovables, considera no obstante que estas medidas, aunque insuficientes, son positivas.
Este experto, que fue directivo de Endesa, cree que “si todos los ayuntamientos lo exigieran”, se produciría un efecto arrastre en la demanda de renovables, ya que las comercializadoras certificadas por la CNMC se comprometen a adquirir la electricidad contratada a instalaciones de energía renovable.
Ferrando recuerda que gracias al poder de negociación de los consistorios, estos contratos (que se tienen que suscribir en el mercado libre) se están firmando “sin un sobrecoste para los consumidores”, muchas veces a través de prórrogas de contratos anteriores que incorporan la exigencia de que un determinado porcentaje de energía verde, como ha ocurrido en Madrid. Muchas veces, a igualdad de precio, el sello verde inclina la balanza a favor de estas comercializadoras. (...)"                 (eldiario.es, 17/01/17)