21.2.17

El Banco Popular de China ha creado su nueva divisa digital, que utiliza el mismo sistema tecnológico que los bitcoins

"(...) En estos días, el Banco Popular de China ha creado su nueva divisa digital, que utiliza el mismo sistema tecnológico que los bitcoins, basado en el sistema ¨blockchain¨, la cual será emitida por el propio banco central chino, y que tendrá una cotización con el yuan de 1:1.

 Pero, ¿a qué se debe que el banco central chino haya visto necesidad de implementar dicha moneda digital? ¿Cuál será la respuesta del resto de bancos centrales del mundo? ¿Qué relación tendrán estas nuevas monedas digitales con el bitcoin? (...)

El primer paso a tener en cuenta es entender que es el bitcoin, y el impacto en la economía mundial, y especialmente en la economía de China, para que el sistema monetario del país se haya visto en la necesidad de contraatacar con una moneda similar.

 El bitcoin es una cripto-divisa que se implementó el 3 de enero del 2009 en Japón, por Satoshi Nakamoto, aunque en principio se considera un nombre falso utilizado para esconder la autoría del creador. Se basa en el sistema de cadena de bloques, que permite la transferencia de datos encriptados, como forma de materializar transacciones económicas. (...)

Las características básicas del bitcoin, es que está totalmente descentralizada, es decir, no hay ningún banco central que lo emita, y permite intercambios P2P (¨peer to peer¨) totalmente anónimos. Es decir, en principio no hay modo de poder saber de dónde provienen y a dónde van dichas transacciones por parte de bancos centrales, por eso es una propuesta muy llamativa, para negocios ilegales, blanqueo de capitales, evasión fiscal, o como moneda de cambio en negocios de economía sumergida. 

Por otro lado, dicho sistema obedece a un sistema de pruebas de trabajo, el cual permite que no se produzcan problemas de doble gasto. Es decir, que una misma transacción realizada con bitcoins en un momento dado, no se duplique o triplique de forma fraudulenta. (...)

La formación de bits evoluciona en progresión geométrica, con un límite máximo de 21 millones, que se espera alcanzar en 2140, siendo el volumen total de ellos a fecha de ayer de 16 157 775 bitcoins. 

Esa restricción en el volumen de bitcoins a crear, evita que la moneda digital genere incrementos inflacionistas, o hiper-inflacionistas en una economía dada, ya que como es sabido, un incremento desmedido de moneda provocaría un incremento de precios. (...)

Curiosamente y después de 8 años de existencia, la aceptación de dicho sistema monetario ha tenido amplia aceptación, a pesar de su descentralización y anonimato de las transacciones. (...)

En principio, esta nueva tecnología ya está siendo objeto de estudio por otros bancos comerciales, de inversión y otros bancos centrales en el mundo. De hecho, siete de los bancos comerciales más grandes del mundo se han unido para utilizar blockchain y permitir a pequeñas y medianas empresas transferencias internacionales con un coste mucho más bajo, más seguridad y rapidez.

 Un estudio realizado por la consultora Mc Kinsey & Company desvela que el sector bancario podría reducir de 17 000 a 20 000 millones de dólares los costes de transacciones al año con la automatización de procesos con estas nuevas tecnologías. (...9

Las ventajas de estos nuevos procesos tecnológicos centralizados por bancos centrales, permite una mayor transparencia de las transacciones,rapidez, reduce intermediarios por tanto reduce los costes de las transacciones, una mayor efectividad en la aplicación del compliance bancario para investigar nuevos clientes potencialmente fraudulentos, blanqueo de capitales, evasión fiscal, seguridad en las transacciones, entre otras. (...)

Así también permite utilizar las técnicas de big data para el análisis de dichas transacciones a nivel global y detectar de forma casi inmediata posible burbujas económicas, tendencias en los movimientos de capitales nivel global, cambios de tendencia en las preferencias de inversores y consumidores, o posibles tensiones inflacionistas en tiempo real.  (...)

La mayor crítica al respecto, es que una aplicación extensiva de cripto-monedas centralizadas por bancos centrales, permitiría que no hubiese nunca más transacciones anónimas, y que cualquier movimiento monetario fuese totalmente ¨rastreable¨, conocido y reconocible vulnerando en gran medida la libertad del usuario a la hora de hacer uso y disfrute de su dinero. Una libertad que a día de hoy permite el papel moneda, o los bitcoins. (...)"             (Julio Fernández, El blog salmón, 13/02/17)