10.3.17

Daily Express: “Spain is ruined for 50 years”... porque España necesita emitir cada semana la salvajada de unos 5.000 millones de euros de deuda

"El pasado día 25, el periódico británico ‘Daily Express’, con una tirada doble de ‘El País’, publicaba un artículo en primera plana de su edición internacional con ese título, “España, arruinada para los próximos 50 años”.  

El artículo se refería a un artículo mío publicado en EC el pasado noviembre y explicaba los hechos y cifras en que se sustentaba tan aparentemente apocalíptica afirmación.

El miércoles pasado, ‘Rusia Today’, el canal de TV en español para Latinoamérica, EEUU y España, con millones de oyentes, recogería también este hecho (...)

 Por supuesto, ni Gobierno, ni Banco de España, ni tampoco la Comisión han refutado una sola cifra. Un debate en profundidad es lo último que Rajoy y Bruselas necesitan, por lo que han optado por el silencio en España y por la respuesta educada y promesa de analizarlo en la Comisión. (...)

el instituto económico mas prestigioso de Alemania acaba de validar nuestros cálculos y, dadas las graves consecuencias, van a pedir una explicación de las divergencias entre PIB real y oficial al INE y a Eurostat.  (...)

El devastador resultado es que cada niño/a que nazca hoy hereda una deuda de 34.000 euros (la deuda pública total es de 1,56 billones de euros) o de 41.000 euros si sumamos la deuda del Banco de España con el eurosistema (325.000 millones de euros). Los españoles, el pueblo mas desinformado y engañado de Europa, no parecen ni mínimamente conscientes de lo que esto significa: la ruina de las generaciones futuras durante al menos 50 años. 

Una familia media con dos hijos hereda hoy una deuda de 136.000 euros o de 164.000 euros si sumamos la deuda con el eurosistema, aparte el infierno fiscal al que está sometida, con el nivel impositivo más alto de toda nuestra historia y el tercero sobre las familias de la OCDE. 

Los niños de hoy tienen una certeza diferente: por primera vez en siglos, vivirán peor que sus padres, y más de la mitad de ellos o no encontrarán trabajo o el que encuentren no les permitirá salir de la pobreza. (...)

A principios de enero pasado, Pierre Moscovici, comisario para Asuntos Económicos de la UE, y Vladis Dumbrosky, vicepresidente de la Comisión, respondiendo a una carta posterior a la enviada por el grupo de profesores y economistas que hemos denunciado ante Bruselas la manipulación sistemática de las cifras de PIB desde 2008, en la que les reiterábamos nuestra grave preocupación por una burbuja de déficit que no cesa de crecer —España necesita emitir cada semana la salvajada de unos 5.000 millones de euros de deuda— y la falsedad de la recuperación económica, dado que aun con la cifra oficial, cada euro adicional de PIB en 2016 costó 1,9 euros de deuda, lo que significa que no vamos a la recuperación sino a la suspensión de pagos.(...)

 Por otro lado, el Gobierno acaba de hacer oficial la cifra de crecimiento del PIB en 2016, 3,2%, que es manifiestamente falsa, sin que Bruselas haya comprobado nada. Y es que todos los índices de actividad, demanda y comercio exterior se han desplomado en 2016 respecto a los de 2015, cuyo crecimiento oficial fue del 3,1%. Si la variación de los componentes del PIB ha caído a la mitad o menos, el PIB no puede haber crecido mas que en 2015. Nos toman por imbéciles ‘as usual’.  (...)

Si las cifras reales de nuestra economía se hacen públicas, que el PIB real es un 17,5% inferior al oficial, y en consecuencia que la relación deuda/PIB es del 172%, España tendría que ser intervenida en semanas o suspender pagos. Un corralito temporal para los ahorros como ocurrió en Grecia sería inevitable, razón por la que venimos recomendando desde hace tiempo que guarden en casa la cantidad necesaria para vivir un año. 

No sabemos cuándo va a ocurrir esto —o cuando los mercados sepan la verdad, o cuando suban los tipos, o cuando se acabe la barra libre del BCE, ya no lejanos hasta la escalada inflacionista—, pero ocurrirá. España, al igual que el sistema de pensiones, está quebrada, y esto no es un juicio de valor, son matemáticas."                  (Roberto Centeno, El Confidencial, 06/03/17)