4.1.17

El nuevo crédito a empresas se desploma a mínimos históricos... pues vaya con la recuperación

“No hay demanda solvente, pero sí una competencia brutal por la que hay”. Así explica un banquero el desafiante entorno que encaran las entidades financieras.

Así lo reflejan las últimas estadísticas del Banco de España, con datos a finales de noviembre, que vaticinan que 2016 se cerrará con un frenazo del 13% en la concesión de nuevos créditos y el mínimo histórico en la financiación a empresas (desde que hay datos, en 2011).

 “No hay demanda solvente, pero sí una competencia brutal por la que hay”. Así explica un banquero el desafiante entorno que encaran las entidades financieras. Así lo reflejan las últimas estadísticas del Banco de España, con datos a finales de noviembre, que vaticinan que 2016 se cerrará con un frenazo del 13% en la concesión de nuevos créditos y el mínimo histórico en la financiación a empresas (desde que hay datos, en 2011).

El mismo banquero añade que no se fía de la recuperación económica, ya que con un crecimiento del PIB del 3,2% en España la demanda de crédito debería ser mucho mayor.

Lejos de ello, los bancos españoles prestaron 365.000 millones entre enero y noviembre del año pasado, un 13% menos que en el mismo periodo de 2015. El desplome llega propiciado por la brusca caída de la nueva financiación a empresas, de casi el 18%. La concesión de hipotecas y créditos al consumo mejoraron, pero siendo incapaces de compensar el frenazo empresarial.

Estas cifras son preocupantes principalmente por dos motivos: porque reflejan que las empresas están lejos de su mejor momento, más centradas de momento en desapalancarse que en financiar nuevos proyectos de crecimiento; y que los bancos siguen perdiendo negocio frente a otros competidores, acentuando una crisis de modelo que puede forzar fusiones en los próximos meses.(...)"                         (Jorge Zuloaga, El Confidencial, 03/01/17)