9.1.17

El euro se ha convertido en la herramienta con la que Alemania implementa el dumping salarial y dicta “reformas estructurales”, que crean estancamiento económico, pobreza y desempleo... para terminar con la austeridad es necesario recuperar el control democrático sobre la creación del dinero

"Estos son momentos críticos para Europa. Está claro que la unión económica y monetaria ha fracasado de manera irrevocable, las economías de la periferia de Europa permanecen en grave crisis, y las economías del núcleo carecen de impulso.

La moneda única se ha convertido en la herramienta con la que Alemania implementa el mercantilismo, a través dumping salarial, (con el apoyo de otras economías centrales de la UEM) para dictar “reformas estructurales”, que crean estancamiento económico, pobreza y desempleo. Las grandes corporaciones y los promotores del neoliberalismo se están aprovechando de la crisis para intensificar su ofensiva contra las conquistas sociales y democráticas del siglo XX.

La capitulación de Syriza en Grecia ha demostrado que tanto la UE y la unión monetaria (UEM) son los principales obstáculos para cualquier intento de modificar la agenda neoliberal dominante en Europa. 

La austeridad, el neoliberalismo y las políticas de libre comercio, junto con el menosprecio de las instituciones europeas por los derechos básicos y la democracia, han dado lugar a una crisis de legitimidad sin precedentes en la UE.

Hay que tener en cuenta los resultados de los tres últimos referendos vinculados a las cuestiones europeas. 

En Grecia, el 5 de julio de 2015, una gran mayoría decidió rechazar las condiciones fijadas en el tercer plan de rescate propuesto por la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo. 

En el Reino Unido, el 23 de junio de 2016, una mayoría optó por abandonar la Unión Europea, y exigió que el proceso de integración europea debería invertirse. 

En Italia, el 4 de diciembre de 2016, una gran mayoría rechazó las reformas constitucionales pro-mercado antidemocráticas, a pesar del apoyo declarado y unánime de las instituciones europeas, lo que obligó al primer ministro pro-UE Matteo Renzi a renunciar. El rechazo a las instituciones europeas nunca ha sido más clara entre los estados miembros de la UE.

La ira y la indignación se están manifestando de manera constante entre los trabajadores en Europa. Por desgracia, los beneficiarios hasta ahora ha sido una creciente xenofobia, la derecha dura, e incluso el fascismo.

La Izquierda Europea está pagando un alto precio por su equivocada adhesión a la unión monetaria (UEM), y por el tabú de querer evitar la ruptura con el gobierno de la UE, incluyendo el modelo neoliberal de integración de los estados miembros. Si el futuro de Europa va a ser dominado por el neoliberalismo y la derecha dura la respuesta deberá librarse, a nivel local, nacional e internacional, para combatir la jaula de hierro de las políticas y los tratados impuestos por las instituciones europeas.

Que debe hacer la izquierda?

Basándose en las propuestas discutidas durante la segunda conferencia internacional de EReNSEP, y después de la última cumbre de un plan B en Europa, se sugiere que existen tres objetivos principales para la izquierda en Europa:

1. La prioridad principal es poner fin a la austeridad y crear puestos de trabajo de alta calidad.
Ese debe ser el núcleo de la política económica de la izquierda. Sin embargo no vamos a tener éxito en convencer a la gente de nuestra capacidad para lograr este objetivo si no presentamos una estrategia concreta que se ocupe de los grandes desequilibrios de las economías de Europa, estableciendo así las bases para una transformación ecológica y democrática de la industria y la agricultura. (...)

Es necesario implementar una política de inversión pública masiva con el fin de impulsar la demanda y recuperar poder sobre las empresas y los bancos. Esta es la base para reconstruir y ampliar el bienestar, y enfrentar las desigualdades de ingresos y riqueza.

2. Las políticas radicales requieren una soberanía monetaria.

La Unión monetaria ha construído una camisa de fuerza con los Tratados europeos para impedir cualquier estrategia distinta a la austeridad y la liberalización del comercio. Para terminar con la austeridad es necesario recuperar el control democrático sobre la creación del dinero y de los bancos. 

Cualquier gobierno de izquierda debe comenzar por desobedecer los Tratados europeos y prepararse para una confrontación sostenida con las autoridades europeas, además debería desarrollar una estrategia económica integral para gestionar este conflicto.

La izquierda debe estar preparada para crear nuevas monedas y no debe tener miedo de cancelar la deuda pública cuando dicha cancelación es políticamente legítima y económicamente necesaria. (...) Todavía hay tiempo para que la izquierda de dirección a los acontecimientos y estos recuperen su valor político democrático. (...)"                    (La segunda Conferencia de Ιnternational EReNSEP, “Francia y Europa después de Brexit”, se celebró en París los días 2 y 3 de diciembre del 2016, en Salir del euro

 Alternativa a la salida del euro:  europeseta electrónica de circulación interna

Existe una descripción con mucho humor, de economía-ficción, sobre los beneficiosos efectos que se producirían si en Italia, el gobierno impusiera una moneda digital (allá por el 2020), para salir de la quiebra económica y política a la que la permanencia en el euro habría llevado al país. El objetivo se conseguiría rápidamente.

Los únicos perjudicados, los especuladores de la deuda. Ver: J. D. Alt: Europa, 2020: una ucronía iluminadora’. http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=5467  )


Los artículos de Juan José R. Calaza (Juan José Santamaría y Juan Güell) muestran con gran claridad las ventajas de una europeseta electrónica de circulación interna: 
 

Para entender la europeseta electrónica. Qué es y, sobre todo, qué no es. Enlace: http://www.farodevigo.es/opinion/2012/12/02/entender-europeseta-electronica/720458.html


Para salir de la crisis sin salir del euro: España debe emitir europesetas (electrónicas). Enlace: http://www.farodevigo.es/opinion/2011/11/27/salir-crisis-salir-euro-espana-debe-emitir-europesetas-electronicas/601154.html  

Las europesetas electrónicas, complementarias al euro, estimularán el crédito sin efectos colaterales perversos. Enlace:  http://www.rebelion.org/noticia.php?id=165815

Juan Torres insiste en que es necesario emitir una moneda complementaria al euro. Sus artículos:



Más información en: 'Si Grecia, España, o Andalucía emitiesen una moneda digital, respaldada por la energía solar instalada en sus tejados, alcanzarían la soberanía financiera. La de dar créditos a familias y empresas':    http://comentariosdebombero.blogspot.com.es/2014/06/si-una-autonomia-o-una-gran-ciudad.html