27.1.17

La mitad de los hogares con pocos ingresos dedica el 40% de su renta a pagar deudas... Los hogares con menos recursos perdieron casi un 50% de su renta desde 2008... El 1% de los más ricos de España acumula el 20% de la riqueza

"El Banco de España publicó el martes la Encuesta de las Familias correspondiente al año 2014, una encuesta trianual que, en este caso, desvela los devastadores efectos de la crisis económica en los ciudadanos. 

Además de la conclusión principal, la impresionante pérdida de renta y riqueza que han sufrido los españoles entre 2008 y 2014, la encuesta revela también algunos datos asombrosos sobre el nivel de deuda de los españoles. Por ejemplo, la mitad de los hogares endeudados más pobres tienen que dedicar el 40% de su renta a pagar deudas.

 Y es que el 48,8% de las familias tenía algún tipo de deuda pendiente en el año 2014. Y el importe mediano de dicha deuda rondaba los 45.000 euros, una cifra ligeramente superior a la de 2011. La mayor parte de la deuda, casi el 70%, estaba ligada a la vivienda principal, sobre todo en el caso de los hogares con menos ingresos. (...)

Pero la situación es mucho más dramática entre los hogares con menos ingresos y con deudas pendientes. Casi la mitad de este tipo de familias, un 48,6%, se ve obligada a dedicar el 40% de lo que ingresa a lo largo del año a intentar liquidar estas deudas, así que les queda muy poco libre de impuestos y cotizaciones para poder satisfacer sus necesidades básicas. (...)"          (Teresa Lázaro, Vox Populi, 25/01/17)


"La mejora del PIB nos dice que hay una recuperación económica, aunque en los bolsillos de las familias no se atisba la mejora de la misma manera. 

Según la última Encuesta Financiera de las Familias elaborada por el Banco de España, la salida de la crisis no está siendo igual para todos, porque aunque la riqueza de las familias ha caído desde 2008 en todos los segmentos, ha golpeado con mucha más fiereza en aquellos hogares más pobres y con renta más bajas. (...) 

Pero son los hogares con menos riqueza los que han sufrido más esta pérdida de patrimonio. En el caso de los que tienen menos recuros, la caída ha llevado a estas familias al terreno negativo de -1.300 euros, es decir, deben más de lo que hay en sus cuentas o tienen en propiedad

. En 2008, lo más pobres habían logrado conservar una riqueza de 14.000 euros que no solo han perdido sino que además deben dinero. En el caso del segundo escalón, que estaría entre los más pobres y la mitad de la tabla, la caída de la riqueza es del 42%, hasta los 75.900 euros por hogar.

La brecha así con el grupo de hogares con más riqueza se acentúa, ya que al final de la crisis (2014) los más acaudalados tenían de media 1,3 millones de euros, una caída del 4% respecto a 2008. (...)

En función de la renta  –que la encuesta mide como las rentas del trabajo y también del ahorro antes de aplicar los impuestos y cotizaciones–, se ve que en los segmentos más bajos la caída de riqueza vivida desde antes de la crisis hasta 2014 es también mayor. 

Así, en el tramo de renta inferior la caída es de un 49,4% en el caso de la mediana, hasta 59.800 euros para el conjunto de la familia. Algo que también ocurre en el siguiente escalón de renta con caídas del 43% y el 32%, respectivamente. (...)

Estas cifras van en línea con otros indicadores publicados en los últimos tiempos. Así, la  Encuesta sobre las Condiciones de Vida del año pasado mostraba cómo la desigualdad seguía aumentando, incrementándose en 2015 la diferencia entre las personas con menores ingresos y con más. (...)"                (eldiario.es, 25/01/17)


"La Encuesta Finaciera de las Familias refleja una caída tanto de la renta como de la riqueza de las familias. 

Los datos publicados este martes, que responden a 2014, muestran una caída de la renta media del 15,8% hasta los 30.400 euros frente a los 36.100 euros que se registraban en 2008. La caída también se produce en la riqueza donde la media baja un 20% frente a 2008.

Estos datos también muestran que el 1% de los más ricos de España acumulan un 20% de la riqueza frente al 17% que acumulaban en 2011. En el caso de la renta, el 1% acumnula un 7,63% de la renta total frente al 9% de 2011.
La salida de la crisis está siendo desigual penalizando más a las rentas más bajas y a los más jóvenes. (...)

 Los hogares con el cabeza de familia más jóven también salen peor parados en esta salida de la crisis. Los que tienen el cabeza de familia con una edad menor a 35 años sufren una pérdida de riqueza del 46% en estos años mientras que el grupo de edad de entre los 65 y los 74 años viven un incremento del 11%.  (...)"                   (Eldiario.es, 24/01/17)