20.1.17

Roberto Savio: 2017 probablemente será el peor que veré en mi vida desde la Segunda Guerra Mundial

"(...)  Así como la desnudez revela nuestro desamparo y miserias, el 2017 se perfila como un año desnudo. “Probablemente será el peor que veré en mi vida desde la Segunda Guerra Mundial”, dice a Portafolio Roberto Savio, reconocido analista internacional, fundador de la agencia internacional de noticias Inter Press Service (IPS) y del portal Other News.

Le preocupa el resurgimiento de la carrera por las armas nucleares, que de nuevo amenaza la paz mundial; la eliminación del multilateralismo como paradigma de las relaciones internacionales, al Donald Trump focalizar su gobierno hacia y para Estados Unidos, y la creación de una internacional de la derecha populista, nacionalista y xenófoba, como lo ha anunciado Steve Bannon, su asesor estratégico.

También le quitan el sueño los grandes desafíos del 2017. “No hay un plan ni propuesta global para las migraciones, un fenómeno que seguirá creciendo por los estragos de la globalización neoliberal y de los conflictos raciales, muchos de ellos provocados por Europa y Estados Unidos, como en Irak, Liria, Siria y ahora Yemen. A eso se suma la explosión demográfica en África, que doblará de 1.000 a 2.000 millones en el 2050 y que hará de Nigeria un país más grande que Estados Unidos”.

La carga del 2017 aumenta con la aparición de los refugiados climáticos que, según Naciones Unidas, serán, por lo menos, 50 millones al final de la década, si no se controla el clima de inmediato; también, con la creciente ola de partidos populistas y xenófobos, con las próximas elecciones en Alemania, Francia y Holanda y con la no iniciación inmediata de la discusión sobre la cuarta revolución industrial: la robotización.

“Segun el Foro de Davos, vamos a pasar pronto del actual 17 % de la producción de bienes y servicios, a casi el 50 %. Esto significa adoptar un plan global para ver cómo reciclar a todos los que van a ser eliminados del mercado de trabajo. Si este debate no se abre en el 2017, después será demasiado tarde”, afirma.

Aunque el FMI y Naciones Unidas pronosticaron un repunte de la economía mundial en el 2017, Savio cree que es una falla ver las cosas desde el punto macroeconómico y estima que habría que regresar a la microeconomía, abandonada por la globalización neoliberal.

“Si la economía crece mundialmente el 1,5 %, pero la brecha de ilegalidad interna aumenta o, en otras palabras, crece el numero de pobres y el de ricos (el famoso 1 % de la población), en terminos políticos esto significa un aumento de las razones de conflictos internos y del miedo”, agrega. (...)

Para completar el panorama, “el 2017 se inicia con una Europa sin Gran Bretaña, una Italia enferma y con las perspectivas de que en el 2017 surja una derecha más fuerte tras las elecciones en Alemania, Francia y Holanda. Además, la cosa se complica con Japón, Rusia, China y, ahora, Estados Unidos, agitando las banderas del nacionalismo”, resalta Savio.

Afirma que “el mundo perdió el norte”, pero admite que el 2017 será especialmente importante porque, “probablemente, pase a la historia como el principio de un nuevo ciclo”.             (Gloria Helena Rey, Other news, 18/01/17)