8.2.17

Carolina Punset: "Nunca he entendido la entrega al PP. Y encima, gratis”

 
 Carolina Punset
"La eurodiputada Carolina Punset (Washington, 1971) se ha convertido en la voz crítica de más peso contra Albert Rivera en Ciudadanos, que hasta ahora vivía en un apacible oasis interno. (...)

¿Cómo valora el funcionamiento de las primarias?

Las primarias me han parecido un juego de tronos en el sentido de que las personas que se han enfrentado a Albert no han tenido la oportunidad de darse a conocer a los afiliados del partido. No conocemos ni su proyecto ni su equipo. 

Dan una apariencia de democracia interna al partido que no es tal. Ni han existido las mismas oportunidades y los plazos necesarios para que se pueda combatir en igualdad de condiciones.

Según se desprende de sus palabras, parece que no hay debate ni democracia interna en C’s.

 Lo que hay es un oscurantismo total en organización, tanto de arriba hacia abajo como viceversa. Nunca ha habido manera de conseguir ningún dato. (...)

Y el remate a la incomunicación absoluta entre afiliados y cargos públicos, más allá de estar en una carpa repartiendo folletos en elecciones, ha sido el voto electrónico, que no garantiza lo más sagrado del voto, esto es, que sea secreto. 

Porque ese voto llega a la central del partido y eso condiciona de una manera clara el voto de los militantes y también de los que trabajan para el partido, que son muchos. Hay mucha gente que no se puede permitir no estar en listas en 2019, que no tiene la oportunidad de poder elegir.

¿Se ha sentido vigilada y perseguida por el partido?

La cosa llegó a un punto que cuando llegaba gente a pedirme una entrevista, automáticamente eran llamados por los cargos territoriales. No había persona que pasara por mi despacho a la que no le leyeran la cartilla.  (...)

Si cuestiona el funcionamiento interno, ¿por qué no se ha ido del partido, como le han pedido?

Porque el partido no es de estos cuatro, es de todos. Y el partido surgió para algo mucho más importante, para luchar por el derecho de igualdad de todos los españoles y eso está más en peligro que en ningún momento de nuestra historia. (...)

¿El partido ha traicionado, a su juicio, sus principios antinacionalistas?

 El problema viene porque se están sustituyendo las ideas y principios fundacionales del grupo de intelectuales que fundaron el partido para combatir el nacionalismo, fuese cual fuese, incluso el regionalismo no independentista.

 El partido no lo fundó Albert, sino un grupo de intelectuales; y luego vino Albert. En cambio, tanto en Andalucía como en Valencia, gente vinculada al Partido Andalucista y Unió Valenciana colonizan las estructuras del partido.

 Es una absoluta aberración. Va contra el ADN del partido porque basan la política en la identidad, en vez de la defensa de la ciudadanía, de ser libres e iguales con independencia de dónde hayamos nacido. (...)

Todo eso ha llevado a que se rebaje el tono del discurso y se olviden cuestiones esenciales hasta ahora para nosotros, como la inmersión lingüística o la independencia. Por eso el día de la Diada estamos comiendo una paella en vez de ser combativos. 

Por eso la familia de Lleida que ha tenido que abandonar su pueblo por pedir escolarización en castellano ya no tiene el amparo que debería tener por parte de C’s, porque sólo hay una minoría que se atreve a reclamarlo en Cataluña.

¿Ha sido un error, entonces, recibir a gente procedente de otros partidos?

Se ha crecido de manera descontrolada y desorganizada para cubrir hueco y hacer listas en las distintas campañas electorales, que han sido muchísimas. Y nos ha pillado con la creación del partido a nivel nacional. No se ha puesto ningún tipo de filtro, y eso ha permitido la llegada de todo tipo de oportunistas políticos que no conocen ni comparten nuestro ideario. 

Ahí están los regionalistas, que están obsesionados en cuestiones de identidad. Y además se ha abierto la puerta a cargos vinculados al PP. Eso no ocurrió en Cataluña, porque estaba implantado el partido, pero en el resto de España, como Galicia, Valencia y Madrid, están colonizados por excargos públicos del PP.  (...)

El espíritu fundacional de C’s partía de un ideario muy básico en el que no venía definido un programa económico, pero sí un espíritu muy claramente vinculado al centro izquierda. Otra cosa es el ideario que se ha construido en el último año.  (...)

¿Está ninguneando ahora el PP a Ciudadanos? ¿Es el pagafantas de la política española?

Yo en julio era partidaria de desbloquear la situación en España. No era partidaria de hacer 25 elecciones ni del ‘no es no’. Creo que la abstención era más que suficiente. Pero lo que nunca he entendido es el entreguismo del ‘sí sí’. Y encima gratis. Esto es lo que dije en la Ejecutiva antes de dimitir.

Pero Ciudadanos firmó un pacto de muchos puntos con el PP…

 Fue un pacto estúpido, porque es un pacto en el que no nos necesitaban. Ellos pensaron que nunca se pondrían de acuerdo con el PSOE. Craso error. Es lógico que al bipartidismo le conviene liquidar a los partidos nuevos. Es una falta de visión la que tuvieron tremenda.

 Pecaron de arrogancia y ahora lo están pagando. Él [Albert] eligió entre susto y muerte. Porque para no ir a unas nuevas elecciones con las encuestas internas en contra estaban dispuestos a lo que fuera. Pienso que eso les pudo. 

Que Ciudadanos recibiera 7,6 millones de euros en préstamos de la banca no siendo un partido dominante, ¿es normal?

Esto es un libre mercado. Es absolutamente normal. Yo no soy antiglobalización ni anticapitalista. Vivimos en una economía de mercado, pedimos dinero protestado y lo devolvemos. Lo que es un problema es que nos condonen la deuda por lo que somos, que eso le ha pasado a otros. Yo prefiero pedírselo antes a un banco que a un empresario.  (...)"                (Entrevista a Carolina Punset, Julio de la Fuente, CTXT, 03/02/17)