7.2.17

Una pequeña empresa con una herramienta demográfica capaz de segmentar los mensajes a los electores individualmente pudo ser instrumental, no sólo en la victoria de Donald Trump en EEUU


Su misteriosa tecnología le permitió crear un perfil psicológico personalizado de los votantes para ajustar los mensajes de la campaña exactamente a sus intereses y gustos particulares, proporcionando así el margen clave para estas sensacionales victorias.

Por si fuera poco, tanto el perfil como los mensajes personalizados tendrían que ver con las redes sociales, en especial Facebook: sería el triunfo definitivo del tipo de campaña política del siglo XXI que tanto ayudó a las victorias de Barack Obama.

Para colmo, nefandos personajes como Stephen 'Steve' Bannon, el asesor áulico de Trump, o  el discreto millonario financiador de causas derechistas Robert Mercer y su hija Rebekah forman parte de la estructura de la empresa. Una mágica bala electoral imprevista basada en Big Data y ecos de conspiración; ¿qué más se puede pedir?

¿Pero tiene algo de verdad esta historia? ¿Son simples vendedores de humo o hay algo aún más turbio?

Lo cierto es que a pesar de la cobertura y de las asociaciones de ilustres (o infames) nombres poco se sabe de las verdaderas capacidades de  Cambridge Analytica y su participación en los resultados de las últimas elecciones estadounidenses. Aunque se sabe que trabajó para candidatos como Ted Cruz y Ben Carson antes de ser contratada por Trump, su participación en la campaña del Brexit ha sido puesta en duda y más todavía que fuera instrumental en el resultado.

No consta siquiera que disponga de un sofisticado método de segmentación del electorado basado en la psicometría. El investigador de origen polaco Michel Kosinski, creador de un sistema que permite averiguar multitud de rasgos de personalidad a través de los likes de Facebook, desmiente tajantemente haber trabajado allí o tener nada que ver con la empresa.

Esto no ha impedido a Cambridge Analytica proclamar a los cuatro vientos que su trabajo fue decisivo en la victoria de Trump. En  un comunicado de prensa el 9 de noviembre de 2016, la empresa felicitaba al hoy presidente: "Estamos encantados de que nuestra revolucionaria aproximación basada en datos haya sido una parte tan integral en la victoria del Presidente electo Donald Trump; ello demuestra el enorme impacto que puede tener una adecuada combinación de ciencia de datos de última generación, nuevas tecnologías y sofisticadas estrategias de comunicación".              (eldiario.es, 05/02/17)