17.3.17

El inspector del Banco de España sobre Bankia: "Nadie me discutía que estaba muerta"

"El inspector del Banco de España José Antonio Casaus, que advirtió en unos correos electrónicos a sus superiores que Bankia era insolvente antes de salir a bolsa, ha ratificado su análisis en su declaración como testigo en sede judicial. 

Ante las preguntas del juez Fernando Andreu, ha afirmado que no había un promotor proveniente de Caja Madrid y Bancaja que no estuviera quebrado. También ha declarado hoy el exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

El autor de los emails, que se incorporaron a la causa del caso Bankia y que advertían de la mala situación de la entidad antes de salir bolsa, ha ratificado en sede judicial sus apreciaciones durante la supervisión de las cuentas del banco. Delante del juez Andreu, que instruye el caso, ha asegurado que ninguno de sus supervisores "discutía el diagnóstico de que el grupo BFA-Bankia estaba muerto".

Durante las declaraciones de los imputados que estaban por encima de la escala jerárquica han apuntado que los emails, que fueron incorporados a la causa como prueba, se trataban de opiniones subjetivas. 

Casaus ha defendido que nadie en el Banco de España había cuestionado sus apreciaciones y era compartida por más inspectores dentro del supervisor destinados en Bankia. El inspector decidió escribir los correos para darle oficialidad, ha indicado.

Una de las afirmaciones más contundentes ha sido cuando se ha referido ha hechos concretos de las cuentas de la entidad. "No había ningún promotor procedentes de Caja Madrid o Bancaja que no estuviera quebrado", ha aclarado.
Durante más de dos horas y con un receso de por medio, el inspector, que según ha explicado el abogado de la Confederación Intersindical de Cajas (CIC), Andrés Herzog, ha sido "muy contundente", ha ratificado no sólo sus escritos sino también su anterior declaración del pasado septiembre.
Además, ha defendido que sus correos no son meras opiniones personales de futuro, sino que eran reflexiones pensadas, meditadas y consensuadas, y ha añadido que, pasado un tiempo, contrastó el contenido con los informes de seguimiento efectuados por su departamento.

Fruto de esta revisión, ha admitido algún pequeño error de concepto, algún término que no se ajustaba exactamente a la realidad, aunque nada relevante, y ha insistido en que tras hacer llegar sus conclusiones a sus superiores, no recibió respuesta, sólo silencio. (...)

El juez ha tenido que interrumpir unos minutos la declaración porque Casaus se ha derrumbado y ha empezado a llorar, han confirmado a Efe fuentes presentes en la sala.

Casaus asegura que en el primer informe de seguimiento de marzo de 2011 reflejó la advertencia, aunque no habló expresamente de inviabilidad, aunque en un segundo informe fechado a 30 de junio sí lo mencionó. No obstante, éste último documento, "por la carga de trabajo", no se remitió a los responsables del Banco de España hasta octubre, tres meses después de que Bankia hubiera salido a Bolsa.

Casaus defendió que las ideas que transmitió en sus correos eran más oficiales que los informes ya que éstos últimos no estaban firmados. "No eran ideas espontáneas, estaban muy pensadas", justificó.
Antes de la declaración de Casaus, lo ha hecho Miguel Ángel Fernández Ordóñez, gobernador del Banco de España entre 2006 y 2012, como imputado, que ha explicado que no recibió los correos.

 No obstante, añadió: "Hicieron bien en no reenviarme los correos electrónicos, no tenía por qué recibirlos". "Nadie me advirtió sobre la inviabilidad de Bankia y además (los correos) estaban equivocados", matizó. (...) "                    (El Economista, 16/03/17)