3.3.17

La adopción de una moneda nacional es una condición indispensable para que Grecia pueda salvarse de la catástrofe a la que se está acercando

"Los rumores sobre la transición hacia una moneda nacional en Grecia están en máximos. (...)

Algunos hablan del dracma pero entienden moneda doble, que es en realidad una propuesta del alemán Schöble. Dicha propuesta, es decir la introducción de una moneda doble implica que Grecia seguirá bajo ocupación y bajo un régimen de excepción dentro de la UE. 

Todo mientras se condona una parte de la deuda, es la posición el partido del Amanecer Dorado (extrema derecha) que tiene la esperanza que los alemanes permitan la sustitución del gobierno de SYRIZA por un nuevo gobierno de Amanecer Dorado.

Otros hablan de vuelta al viejo dracma bajo un régimen de constantes devaluaciones para que el precio de la mano de obra en Grecia caiga cerca del cero, en nombre de la « competitividad » y del « desarrollo » (propuesta de Lapavitsas). (...)

Otros proponen la adopción de un nuevo dracma con el objetivo de devolver una parte de la deuda pública y nacionalizar las enormes pérdidas de los bancos sistémicos (propuesta de Lafazanis). Por supuesto, ninguno de los autores de esta última propuesta nos ilumina sobre cuánta más austeridad y cuántos más impuestos soportará el hogar griego, aunque se trate de devolver solo un 10 % de la deuda. 

Nadie nos explica por qué razon se tienen que “nacionalizar” (y cargar sobre la espalda del pueblo) las enormes pérdidas de bancos usureros y quebrados. ¿Sirven de algo estos bancos a la economía griega y a su pueblo? (...)

El segundo referéndum estará montado de tal modo para que gane el NO con un alto porcentaje y el día siguiente introducirán un sistema de moneda doble (paralela o «alternativa» o como sea que la llamen) que nombrarán «dracma».  (...)

Sea como fuere, lo que importa a la oligarquía dominante es mantener a toda costa la relación de dependencia y sometimiento de Grecia y el medio es la perpetuación de una deuda ilegal e impagable. Esta deuda se seguirá pagando bajo un régimen de excepción siempre dentro de la UE.  (...)

La adopción de una moneda nacional no es de por sí una solución a nuestros problemas. Es una condición indispensable, pero no es suficiente, para que el país pueda salvarse de la catástrofe a la que se está acercando.

 Sin embargo no se trata de adoptar un dracma cualquiera sino una moneda nueva y nacional, esto quiere decir una moneda exclusivamente emitida por el Estado. Una moneda que no esté atada a ninguna deuda, que sea el único medio de transacción de la economía interior y que funcione exclusivamente sobre la base de las prioridades y de las necesidades de la economía nacional.

 En otras palabras, la introducción de un dracma que conviva con el euro sería una catástrofe doble. 

Mientras no se haya denunciado y no se haya suprimido la deuda en su totalidad, mientras no se salga de la zona euro y de la UE, mientras sigan validas las leyes, los tratados y los actos del régimen de ocupación, mientras no se haya llevado ante la justicia por abuso de poder y tracción de la patria a todos los que firmaron la condena de este país y de su pueblo, mientras sus firmas no se declaren invalidas, lo único que se logrará con la adopción del dracma será la continuación de la misma política que hemos visto hasta ahora, bajo nuevas modalidades aún peores que las actúales."          (Dimitris Kazakis, economista y Secretario general del Partido de la Unidad del Pueblo Griego, Crónica Popular, 27/02/17)


  Como alternativa a la salida del euro y para conseguir la soberanía financiera:  europeseta electrónica de circulación interna

Existe una descripción con mucho humor, de economía-ficción, sobre los beneficiosos efectos que se producirían si en Italia, el gobierno impusiera una moneda digital (allá por el 2020), para salir de la quiebra económica y política a la que la permanencia en el euro habría llevado al país. El objetivo se conseguiría rápidamente.

Los únicos perjudicados, los especuladores de la deuda. Ver: J. D. Alt: Europa, 2020: una ucronía iluminadora’. http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=5467  )


Los artículos de Juan José R. Calaza (Juan José Santamaría y Juan Güell) muestran con gran claridad las ventajas de una europeseta electrónica de circulación interna: 
 

Para entender la europeseta electrónica. Qué es y, sobre todo, qué no es. Enlace: http://www.farodevigo.es/opinion/2012/12/02/entender-europeseta-electronica/720458.html


Para salir de la crisis sin salir del euro: España debe emitir europesetas (electrónicas). Enlace: http://www.farodevigo.es/opinion/2011/11/27/salir-crisis-salir-euro-espana-debe-emitir-europesetas-electronicas/601154.html  

Las europesetas electrónicas, complementarias al euro, estimularán el crédito sin efectos colaterales perversos. Enlace:  http://www.rebelion.org/noticia.php?id=165815

Juan Torres insiste en que es necesario emitir una moneda complementaria al euro. Sus artículos:



Más información en: 'Si Grecia, España, o Andalucía emitiesen una moneda digital, respaldada por la energía solar instalada en sus tejados, alcanzarían la soberanía financiera. La de dar créditos a familias y empresas':    http://comentariosdebombero.blogspot.com.es/2014/06/si-una-autonomia-o-una-gran-ciudad.html