1.3.17

¿Si continúan las políticas de austeridad, hay un futuro para Italia en la eurozona? Es una locura. No debemos aceptar más desempleo ni la destrucción de nuestro Estado del bienestar en beneficio de un euro intocable

"El acto fundacional de la Red Modern Monetary Theory (MMT), celebrado en el Círculo de Bellas Artes de Madrid el pasado 25 de enero, ofreció la oportunidad de conocer a algunos de los mayores exponentes de esta forma innovadora de estudiar los sistemas de moneda fiduciaria y, al mismo tiempo, presentó a algunos líderes políticos internacionales que podrían ser los primeros en introducir las nociones de soberanía monetaria y trabajo garantizado en los debates políticos y parlamentarios dentro de los países de la zona euro. 

Un ejemplo de estos nuevos dirigentes es Alfredo D’Attorre (Melfi, Italia, 1973), representante del partido Sinistra Italiana.  (...) 

 D’Attorre representa una línea de pensamiento europeísta que subraya la contradicción en la que incurre el euro: seguir en él supone empobrecer a los ciudadanos y cebar a la más extrema de las derechas; salir del euro representa una esperanza con una serie de riesgos que se minimizarían con una coordinación entre distintos países. (...)

¿Si continúan las políticas de austeridad, hay un futuro para Italia en la eurozona?

Es una locura. Esta denominada austeridad expansiva ha servido para meter a Italia en la peor crisis que se ha conocido: hemos perdido nueve puntos porcentuales de PIB; el desempleo está, todavía, en el 12%; y hemos perdido una cuarta parte de nuestra producción industrial. 

El efecto de la aplicación de estas políticas de austeridad dentro de la eurozona es insostenible para la sociedad italiana: es preciso poner en el centro de la agenda los intereses de la población y del trabajo en un proceso constituyente y democrático.

Cuando Syriza ganó las elecciones, retaron a la troika y perdieron. Pero Grecia es una economía pequeña. Italia, por el contrario, es la tercera economía de la eurozona…

Somos una economía bastante fuerte, aun con el daño sufrido por la austeridad. La segunda potencia manufacturera de Europa y la tercera economía del euro. Además, contamos con un superávit por cuenta corriente y con un superávit primario. 

De hecho, si los gobiernos de Francia e Italia se pusieran de acuerdo a la hora de presionar a favor de los intereses de la mayoría de sus ciudadanos, en coherencia con la naturaleza democrática de sus respectivas constituciones, el escenario cambiaría. Y, naturalmente, España podría sumarse a este acuerdo si Podemos ganase más apoyos electorales.

¿Cuál es el escenario más probable que barajan? Negociación en igualdad de condiciones, salida del euro… 

Mi posición es que no es posible una reforma de los Tratados europeos… Bajo las actuales circunstancias esto es una utopía. Por supuesto, una salida unilateral del euro por parte de un solo país contiene algunos riesgos. 

Lo que propongo es una estrategia conjunta en Europa de “resistencia constitucional”, que anteponga los intereses de la ciudadanía. Entonces, Alemania tendría que responder.

 Lo que no debemos aceptar bajo ningún concepto es más desempleo y la destrucción de nuestro Estado del bienestar en beneficio de un euro supuestamente intocable. La austeridad no es fruto casual, ni de las circunstancias: la austeridad es la otra cara del euro tal y cómo este ha sido construido.

¿Euro y neoliberalismo son inseparables?

Por supuesto. Y me parece poco realista esa izquierda que pretende ejercer una posición de “sí al euro, pero no a la austeridad”. Porque en el marco actual del euro no se pueden aplicar políticas de gasto expansivo, la austeridad es una condición estructural del euro.

Entiendo que quieran proteger el factor trabajo, pero todo esto último suena a proteccionismo

Si defender el trabajo es ser proteccionista, entonces somos proteccionistas. E iremos más lejos: hay que superar el dogma de la supuesta independencia de la banca central: el Estado debe recuperar el control de la moneda y de la política monetaria. 

El derecho al trabajo no es una competencia del mercado, sino del Estado. Necesitamos una economía mixta en la que la presencia del sector público sea equiparable a la de las mejores épocas de la historia reciente de Italia.  (...)

¿Cómo se puede conseguir hoy el pleno empleo?

Mediante una intervención estatal directa consistente en planes de trabajo garantizado en los que colaboren las distintas administraciones públicas del país. (...)"               (Entrevista a Alfredo D'Torre, diputado de Sinistra Italia, CTXT, 14/02/17)


  Como alternativa a la salida del euro y para conseguir la soberanía financiera:  europeseta electrónica de circulación interna

Existe una descripción con mucho humor, de economía-ficción, sobre los beneficiosos efectos que se producirían si en Italia, el gobierno impusiera una moneda digital (allá por el 2020), para salir de la quiebra económica y política a la que la permanencia en el euro habría llevado al país. El objetivo se conseguiría rápidamente.

Los únicos perjudicados, los especuladores de la deuda. Ver: J. D. Alt: Europa, 2020: una ucronía iluminadora’. http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=5467  )


Los artículos de Juan José R. Calaza (Juan José Santamaría y Juan Güell) muestran con gran claridad las ventajas de una europeseta electrónica de circulación interna: 
 

Para entender la europeseta electrónica. Qué es y, sobre todo, qué no es. Enlace: http://www.farodevigo.es/opinion/2012/12/02/entender-europeseta-electronica/720458.html


Para salir de la crisis sin salir del euro: España debe emitir europesetas (electrónicas). Enlace: http://www.farodevigo.es/opinion/2011/11/27/salir-crisis-salir-euro-espana-debe-emitir-europesetas-electronicas/601154.html  

Las europesetas electrónicas, complementarias al euro, estimularán el crédito sin efectos colaterales perversos. Enlace:  http://www.rebelion.org/noticia.php?id=165815

Juan Torres insiste en que es necesario emitir una moneda complementaria al euro. Sus artículos:



Más información en: 'Si Grecia, España, o Andalucía emitiesen una moneda digital, respaldada por la energía solar instalada en sus tejados, alcanzarían la soberanía financiera. La de dar créditos a familias y empresas':    http://comentariosdebombero.blogspot.com.es/2014/06/si-una-autonomia-o-una-gran-ciudad.html