27.1.17

La tragedia es que a veces los malos hacen cosas que los buenos son incapaces de hacer. Le ocurrió a Alemania con Hitler... puede ocurrir hoy con Trump

"(...) Donald Trump y los 'malos'

"La política económica que promete va en la buena dirección. El problema es el diseño: si rebaja impuestos a los ricos y no opta por un mix de inversión en infraestructuras y estímulos para las clases medias, será menos efectiva. 

Y si las tentaciones proteccionistas se materializan, será crucial la respuesta de China: en caso de una escalada proteccionista, los riesgos geoeconómicos son enormes", avisa. "La tragedia es que a veces los malos hacen cosas que los buenos son incapaces de hacer. 

Le ocurrió a Alemania en los años treinta: el canciller Brüning no pudo sacar al país del marasmo, y fue Hitler quien lo hizo, con las consecuencias trágicas conocidas.

 Si a Trump le va bien, el riesgo es el efecto contagio a Holanda, Francia, quizás Italia. La probabilidad de que eso ocurra sigue siendo muy baja: el 10%. Pero ya vimos qué ocurrió con las leyes de la probabilidad en 2016".

'Brexit' y otros demonios

"El Brexit es parte del mismo fenómeno que ha llevado a Trump a la Casa Blanca: el mismo populismo de extrema derecha y autoritario que vemos en la Europa del Norte, el mismo populismo de izquierdas —o a saber, en casos como el italiano— que vemos en el Sur. 

Esa reacción se fragua en medio de un gran malestar económico, con la desigualdad al alza y el desencanto con la globalización. Y tiene mucho que ver con la crisis migratoria: esa sensación de la gente de que las cosas están fuera de control, y esa querencia por votar a partidos que dicen que van a arreglarlo de un plumazo".

Para Turner, "la campaña del Brexit fue exitosa porque entendió cuáles eran los miedos; la de los proeuropeos fue un desastre porque se limitó a vaticinar catástrofes, y encima no ha habido nada parecido a una catástrofe: los votantes están cada vez más convencidos de que las élites les han mentido". 

"Reino Unido perderá un 1,5% de su riqueza en cinco años; si las cosas van mal, un 3%. Eso depende del pacto que se alcance: el impacto va a ser negativo, y si el acuerdo final es muy duro puede ser incluso muy negativo para Londres, pero tampoco sería bueno para Europa". (...)"